El Conductor (Tailgate) intenta enseñar al espectador la importancia de disculparse a tiempo. Estamos situados ante una producción que no dudará en mostrarnos el retrato de la extrema inverosimilitud. Aunque cada decisión sea más incomprensible, la película irá de la misma manera sumando encanto. 

Lodewijk Crijns, su director, elabora una cinta donde el tiempo parece pasar a gran velocidad, en ningún momento la acción se detiene. Su propuesta de tan solo una hora y veinte minutos, evita que el espectador agache su cabeza para mirar el reloj. Por otro lado, su soberbio montaje generará dualidad. El Conductor (Tailgate) solo tendrá encanto para aquellas personas que busquen evadirse y abran la puerta a un producto diferente. 

Esta producción holandesa estará incluida en el catálogo de Movistar+ a partir del 24 de marzo



El Conductor (Tailgate)

Crítica de ‘El Conductor’ 

Ficha Técnica

Título: El conductor
Título original: Bumperkleef (Tailgate)

Reparto:
Jeroen Spitzenberger (Hans)
Anniek Pheifer (Diana)
Roosmarijn van der Hoek (Milou)
Liz Vergeer (Robine)
Willem de Wolf (Exterminador de plagas Ed)
Truus te Selle (Oma Trudy)
Hubert Fermin (Opa Joop)
Tim Linde (Ciclista Jos)

Año: 2019
Duración: 85 min.
País: Países Bajos (Holanda)
Director: Lodewijk Crijns
Guion: Lodewijk Crijns
Fotografía: Bert Pot
Música: Steve Willaert
Género: Terror. Thriller
Distribuidor: La Aventura Audiovisual

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El conductor’

Sinopsis

Hans tiene tanta seguridad en sí mismo que raya en la prepotencia. Un día, estando en la carretera con su familia, discute con otro conductor. El hombre, resentido por los malos modos de Hans, empieza a seguirlo, dispuesto a llegar a extremos inimaginables para aplicar un correctivo moral al protagonista. Poneos el cinturón, porque Bumperkleef es un thriller tenso y atravesado por repentinos frenazos de comicidad negra. (La Aventura Audiovisual)

Premios

  • Sitges Film Festival: Mejor película (Sección Panorama). 2020


Protagonista

Los primeros minutos de El Conductor (Tailgate) dejan bien clara la ruta que seguirá la película. Comenzamos con una situación límite donde la obra hace uso de su característico humor. En todo momento, los personajes toman decisiones incomprensibles, aquello que nadie haría en su sano juicio. Esto genera situaciones absurdas que más que provocar carcajadas, generan tensión e impotencia. Es imposible empatizar con el protagonista de la película. La toma de decisiones y la acción de los personajes hará que el protagonista se muestre como un auténtico imbécil. Estamos ante una persona temeraria, irresponsable y orgullosa que no parece valorar a aquellos quienes le rodean. 

No nos genera en ningún momento preocupación cuando se encuentra con el villano de la trama. En este caso, su primer contacto nace de una situación cotidiana que deriva en una primera conversación magistral donde se enriquece la figura del antagonista hasta volverse mucho más carismático que el actor principal.

El conductor
Fotos de La Aventura Audiovisual

Antagonista

El Conductor (Tailgate) despista al espectador presentándonos un villano mucho más empático que el protagonista. Aunque conocemos muy poco de su vida, el inicio de la cinta es una demostración de su frialdad y temperamento. Lo más curioso es que su agresividad parece nacer de una situación tan corriente como absurda. 

El antagonista es un conductor sobresaliente que castiga a aquellos que infringen las leyes y rompen su estado de calma. Es imposible no haber sentido en la carretera la ira que se despierta dentro de este personaje cuando el protagonista le hostiga sin escrúpulos con el único objetivo de intentar adelantarle en la carretera. Para aquellas personas que hayan sufrido una situación similar, este personaje es el héroe que de forma extrema lucha para frenar los malos comportamiento de los individuos. Antes de que todo estalle, sin ni siquiera temblar, sugiere al protagonista que le pida disculpas. Sus buenos modales y su apariencia hacen que la amenaza se sienta mucho más terrorífica. 

Bumperkleef
Fotos de La Aventura Audiovisual

Agitación

Si tuviera que destacar una única característica de esta película, sería su ritmo. El Conductor (Tailgate) no pausa la acción en ningún momento, las acciones suceden continuamente sin permitir que el espectador descanse un minuto. El tiempo es muy importante, al igual que la familia, tenemos la sensación de llegar tarde. 

La mayoría de los diálogos a lo largo de la cinta se construyen sin silencios (trayecto en coche). Este recurso junto al anterior sirven para aumentar nuestro nivel de agitación, provocando una sensación de incomodidad. No nos percatamos del nerviosismo que inconscientemente se ha apoderado de nosotros hasta que llegan los créditos. Solo cuando la pantalla funda a negro percibiremos la relajación que durante ochenta y cinco minutos estábamos buscando.  

El conductor
Fotos de La Aventura Audiovisual

Conclusión de ‘El Conductor’

El Conductor (Tailgate) es una película arriesgada donde el posicionamiento del público parece dividirse entre la figura del antagonista y el protagonista. La película se construye desde la perspectiva del padre de familia, pero el antagonista es el verdugo dispuesto a cortar con su mal comportamiento. 

Lodewijk Crijns apuesta por un humor ácido que al igual que el protagonista desconcierta. Es cierto que no provoca ninguna carcajada, pero añade una dosis más de incomodidad a un espectador, azotado por la inverosimilitud de lo que está viendo. 

En definitiva, El Conductor (Tailgate) es la personificación del terror absurdo nacido de lo cotidiano. No es para nada perfecta, se limita a ayudar al género aportando frescura con una historia bastante simple y efectiva.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí