El espíritu de Bridge Hollow (The curse of Bridge Hollow) es una comedia con ribetes fantásticos y juveniles, que se inspira en las inminente festividades de Halloween. La película está dirigida por Jeff Wadlow (Verdad o reto, Fantasy Island) y protagonizada, entre otros, por Marlon Wayans (Scary movie, G.I. Joe), Priah Ferguson (Stranger things, Lealtad) y Lauren Lapkus (La otra Missy, Jurassic World). Se trata de una producción de Netflix que se estrena mundialmente el 14 de octubre de 2022.



El espíritu de Bridge Hollow (The curse of Bridge Hollow)

Crítica de 'El espíritu de Bridge Hollow'

Ficha Técnica

Título: El Espíritu de Bridge Hollow
Título original: The Curse of Bridge Hollow

Reparto:
Priah Ferguson (Sydney)
Marlon Wayans (Sydney's father)
Lauren Lapkus (Mayor Tammy)
Dave Sheridan (Farmen Brown)
Kelly Rowland (Emily)
Holly J. Barrett (Jamie)
Gordon Tarpley (High Priest Mummy)
Abi Monterrey (Ramona)
Helen Slayton-Hughes (Victoria)

Año: 2022
Duración: 91 minutos
País: Estados Unidos
Director: Jeff Wadlow
Guion: Todd Berger, Robert Rugan, John R. Morey
Fotografía: Christopher Lennertz
Música: David Hennings, James McMillan
Género: Comedia. Terror
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'El espíritu de Bridge Hollow'

Sinopsis

Cuando un malvado espíritu ancestral hace que los adornos de Halloween cobren vida y siembren el caos, un padre (Marlon Wayans) y su hija adolescente (Priah Ferguson) se ven obligados a trabajar en equipo para salvar su ciudad. (Netflix España)

Dónde se puede ver la película en streaming



Un nuevo hogar

En El espíritu de Bridge Hollow (The curse of Bridge Hollow), como en muchas películas de género, todo empieza a torcerse con una mudanza a una nueva casa. Es el caso de la familia de Sidney (Priah Ferguson), que se traslada desde Brooklyn hasta la localidad de Bridge Hollow. Este lugar resulta ser un pueblecito, catalogado como el más seguro de EE.UU, donde Halloween se celebra de una manera entusiasta casi hasta la exaltación. Cosa que agrada a Sidney, gran aficionada a tal evento y en general a lo paranormal, pero que repele un poco a su padre (Marlon Wayans), un profesor de ciencias cuyo rigorismo profesional hace que choque con las aficiones de su hija.

Para deleite de Sidney llega a sus oidos, a través de una pandilla que comparte sus gustos por lo macabro, que su nuevo hogar fue la residencia de una practicante de lo oculto hace ya varias décadas. Y, por supuesto, hay rumores sobre que la casa está encantada. La curiosidad de Sidney hace el resto. Una pequeña metedura de pata liberará a un espíritu infernal que hace que los muñecos decorativos de Halloween cobren vida con aviesas intenciones.

Ahora dos caracteres tan distintos como Sidney y su padre tendrán que enfrentarse a esta amenaza del más allá antes de que un mal terrible asole Bridge Hollow, y de paso el mundo. Las semillas de la comedia de terror familiar están plantadas.

Todd Berger, John R. Morey
Copyright Netflix

Rumbo indeciso

Uno de los principales problemas de El espíritu de Bridge Hollow es su tendencia a condescender a los gustos de todos los rangos de edades, y por lo tanto a limar aristas. Cuando quiere tirar hacia el terror, lo hace de una forma demasiado naif; cuando lo hace hacia la comedia, el humor es tontorrón y algo simple. Es como si a la película le tiraran de las bridas todo el rato, con tal de abarcar todos los usuarios potenciales posibles.

Sin embargo, El espíritu de Bridge Hollow y su peripecia mejorarían con algo más de mala leche, con una pizca más de colmillo retorcido. Recordemos al Joe Dante de Gremlins (1984) o Pequeños guerreros (1998) o, por otro lado, al clásico de videoclub ochentero Una pandilla alucinante (1987). Películas de corazón juvenil, pero con un sentido de la narración menos ingenuo.

Es difícil que una película con zombies, payasos asesinos y una araña gigante (p.ej) resulte tan contenida, tan aséptica. Este afán de proponer situaciones terroríficas, pero al mismo tiempo resolverlas de una forma tan inocua hace que la película adolezca de carácter, de un rumbo fijo. Se puede entender que la producción está destinada al consumo familiar, y que se busque la presencia de la película en todos los algoritmos posibles, pero en base a ciertos aspectos de guion la sensación que queda es la de oportunidad desaprovechada.

Todd Berger, John R. Morey
Copyright Frank Masi/Netflix

Hay monstruos sueltos

El espíritu de Bridge Hollow (The curse of Bridge Hollow) transcurre durante toda una noche, evidentemente la de Halloween, y la parte más imaginativa corresponde a los adornos que cobran vida. Desde los clásicos zombies (que al tener los ojos iluminados igual son un improbable homenaje a Demons de Lamberto Bava), payasos con sierras eléctricas, o jugadores de fútbol americano que en realidad son esqueletos. Los efectos especiales que sostienen toda esta fauna de pesadilla, no son ni demasiado imaginativos, ni demasiado vistosos. Entran dentro de una competencia rutinaria, sin adentrarse en la cutrez, pero sin caer muy lejos de ella.

La sensación que da El espíritu de Bridge Hollow es la de parque temático, vemos demasiado las costuras de los monstruos y aunque el resultado es a ratos efectivo, no hay nada en ese sentido que se pueda destacar. La lógica en la que estos antagonistas se van presentando sigue los patrones de un videojuego. Aparecen al final de derterminadas misiones que aparecen en la trama, como enemigos de "fase".

La banda sonora es más bien genérica, y cabría destacar al menos el buen gusto de incluir la canción Hit the road, Jack de Ray Charles. El conjunto técnico, por lo tanto, no es una característica destacable, toda vez que el guion se basa en la relación padre-hija y en un humor acorde, con lo que los monstruos no tienen tanto papel en la función. O al menos no hay un esfuerzo porque apabullen o impresionen.

El espíritu de Bridge Hollow
Copyright Netflix

Elenco y guion de El espíritu de Bridge Hollow

En cuanto a las actuaciones, Marlon Wayans, aunque se ha movido en diversos ámbitos, frecuenta esencialmente el género de la comedia, por lo cual debería encontrarse a gusto en la película. En efecto, gran parte de la faceta humorística recae sobre sus hombros, aunque de forma desigual. Su papel de padre escéptico, defensor de la ciencia, y algo aguafiestas acaba resultando repetitivo, flirteando con lo cargante. Lo que no quita que algunos chistes nos puedan hacer gracia, o que una de las mejores escenas de "acción" sea suya.

La protagonista de la función, no obstante, es Priah Ferguson. Éste es su primer papel como protagonista de algo, toda vez que su participación en Stranger things está subiendo en peso en las dos últimas temporadas (recordemos que interpreta a Erica, la temperamental hermana de Lucas). Su personaje es característicamente adolescente, y viene dado por representar a una joven aficionada a lo oculto y a lo fantasmal. Su papel es simpático, pero no deja de ser una suma de tópicos. Volviendo a la faceta cómica, cabe mencionar a Lauren Lapkus, interpretando a la alcaldesa de Bridge Hollow de una forma tan histriónica como suele ser común en ella.

La película progresa en su indefinición en tanto en cuanto no se sabe muy bien si es una película asentada en la relación paterno-filial, o va a tirar hacia el cine de pandillas de amigos algo frikis. Al final esta segunda opción queda un poco subsumida, y los amigos que va haciendo Sydney, no tiene mucho peso en la historia. Por otra parte, podemos interpretar el guion como una defensa de la fansía, de inusual en nuestra vida, en lugar de una visión más cartesiana y racional. En realidad la mayor, y quizá única, pretrensión es entretener agradablemente.

El espíritu de Bridge Hollow
Copyright Netflix

Conclusiones de El espíritu de Bridge Hollow 

El espíritu de Bridge Hollow (The curse of Bridge Hollow) es un producto dirigido pura y llanamente al entretenimiento familiar, acomodado y sin complicaciones. Acorde, además, con el imaginario de Halloween. Aunque se puede considerar una comedia de terror, ni aterroriza, ni hace reír demasiado. No obstante, está tan calculadamente hecha para ser un entretenimiento breve y ligero, que no se puede negar que cumpla su objetivo. Por lo tanto, no es una película rutilante, pero a su modo sí que es efectiva.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
5 / 10
50 %
Artículo anterior"She Hulk Abogada Hulka": Una reflexión sobre el review bombing
Artículo siguienteEstrenos del 21 de octubre de 2022
Mariano González Chércoles
La vida es mucho más llevadera con películas, libros y discos. A veces ejerzo de plumilla/bloguero y es todavía mejor. Muchos pájaros de celuloide en la cabeza.
el-espiritu-de-bridge-hollow-pelicula-critica-estreno-netflixEl espíritu de Bridge Hollow (The curse of Bridge Hollow) es un producto dirigido pura y llanamente al entretenimiento familiar, acomodado y sin complicaciones. Acorde, además, con el imaginario de Halloween. Aunque se puede considerar una comedia de terror, ni aterroriza, ni hace reír demasiado. No obstante, está tan calculadamente hecha para ser un entretenimiento breve y ligero, que no se puede negar que cumpla su objetivo. Por lo tanto, no es una película rutilante, pero a su modo sí que es efectiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí