Luis Navas Ten dirige y escribe El largo viaje, cortometraje que nada entre el cine negro y el quinqui, haciendo un homenaje al cine madrileño de principios de los años 80. Producido en 2020, se encuentra en plena fase de distribución, estando ya en certámenes como Cortos con Ñ. Por otra parte, el elenco actoral ha estado formado por Antonio Mayo, Alejandro Flores, Elena Seguí, Álvaro Panadero y Javier Martínez. También,  destacar que es el primer cortometraje del realizador.



El largo viaje

Crítica de ‘El largo viaje’

Ficha Técnica 

Título: El largo viaje
Título original: El largo viaje

Reparto:
Antonio Mayo (Alberto)
Alejandro Flores (Marcos)
Elena Seguí (Petra)
Álvaro Panadero (Flavio)
Javier Martínez (Don José Luis)

Año: 2020
Duración: 23 min
País: España
Dirección: Luis Navas Ten
Guion: Luis Navas Ten
Música: Jesús Plaza Sánchez
Fotografía: Aitor Pérez López
Género: Drama
Distribucción: YAQ Distribución

IMDb

Tráiler de ‘El largo viaje’

Sinopsis de ‘El largo viaje’

El largo viaje nos muestra cine negro en los márgenes de la industria cinematográfica madrileña de principios de los años 80. (YAQ DISTRIBUCIÓN).



El largo viaje
Foto de YAQ Distribución

Entre drogas y remordimientos

El cine quinqui es uno de los géneros que el cine español ha conseguido hacer suyo, dado que no son pocos los títulos que se desarrollan en este estilo. Por lo cual, Luis Navas Ten lo recupera en El largo viaje con una historia que parte de una problemática sobre la cultura de los ambientes duros y con la droga de por medio. Sin embargo, lejos de estancarse ahí y convertirse en solo un homenaje a este género, experimenta con el guion para trasladarse a una historia que habla del perdón, la redención y la necesidad de cerrar cuentas pendientes. De esta forma, Navas Ten consigue ofrecer un relato que no busca mostrar solo una realidad dura, sino también ese luto interior y personal, que se refleja en un debacle y círculo vicioso. Los personajes van encadenándose en torno al protagonista, que es quién realmente experimenta ese viaje trascendental.

Gracias a ello, se permite observar pinceladas de la naturaleza humana interesantes. Incluso, a pesar de ser incómodos, para una parte del público, es necesario también conocer las motivaciones y las pérdidas que surgen en un contexto así. No obstante, la trama podría percibirse como simplificada, dado que hay algunos momentos en los que se puede notar que podría haber, perfectamente, mayor detención y profundidad. Por ende, el formato cortometraje limita ciertos matices, que se pierdan, dejando la experiencia como prometedora, pero también fragmentada. En consecuencia, el guion tiene una personalidad propia y hay secuencias realmente plausibles, pero hubieran brillado más si algunas justificaciones hubieran obtenido mayor importancia, para completar el laberinto narrativo. Por dicha razón, el cine negro con el que se mezcla tampoco destaca tanto como pudiera.

Luis Navas Ten
Foto de YAQ Distribución

Las memorias de la pérdida

A través de un reparto minimalista, El largo viaje obtiene a su maestro de ceremonias interpretativo en Antonio Mayo, principal protagonista del cortometraje. Para comenzar, el actor crea esa ambivalencia entre el mundo del cine y los bajos fondos. Para ello, no duda en mostrar esa decadencia que arrastra a su personaje, dejando escenas en las que se entrega totalmente a la emoción. Únicamente, hay momentos en los que no fluye la sinergia como debiera con el resto de actores. Después, Elena Seguí está correcta, aunque podría haber dado todavía más en escena. Al contrario que Alejandro Flores, el cual sabe exprimir su personaje y pese a su corta duración, hay una buena ejecución sentimental. Por último, Álvaro Panadero y Javier Martínez completan el trabajo interpretativo con carácter, en especial el segundo.

A nivel técnico el cortometraje sabe mantener una buena construcción estética, en torno a la identidad propia del proyecto. Por lo cual, llama la atención las tonalidades más anarajandas, unidas a unos azules que contrastan perfectamente con esa calidez inicial y muestran ese desasosiego. Luego, la calidad de la imagen es notable, con unos encuadres muy bien realizados y alejándose de un esquema estándar de lo convencional. Aun así, hay alguna parte donde las figuras podrían gozar de más armonía. A pesar de ello, el montaje ha sabido sacar partido a es esfuerzo audiovisual, aunque no sabe encumbrar el ritmo, donde hay escenas en las que falta mayor dinamismo. Igualmente, la edición de sonido flaquea en varias secuencias, lo que resta impacto en el espectador. Para terminar, los efectos visuales y el maquillaje, junto a la peluquería, realizan una labor exquisita.

El largo viaje
Foto de YAQ Distribución

Conclusión

El largo viaje es un cortometraje que bebe del cine quinqui y del cine negro, pero con una historia que en la que se analiza el perdón, la pérdida, la culpabilidad y la redención. Por lo cual, el guion obtiene momentos de lucidez, donde se echa en falta mayor detenimiento. En consecuencia, hay una sensación de necesidad de ahondar más en los conflictos. A pesar de ello, se comprende la génesis principal y, posterior resolución, del conflicto.

Después, a nivel interpretativo hay un buen ejercicio actoral, destacando Antonio Mayo y Alejandro Flores, con un contexto emocional que les aporta. Por otro lado, técnicamente, hay un trabajo plausible en su fotografía, pero hay ciertos detalles que se podrían matizar. Lo mismo sucede con el montaje y la edición de sonido, donde, además, hay que pulir puntos que pueden restar en el impacto al espectador. Una odisea hacia la liberación, sin olvidar el pasado oscuro que les acompaña.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí