El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca, es un documental dirigido por Rubén Rojo Aura. Este documental nos muestra el último álbum que grabó Chavela Vargas, al igual que el último concierto que dio en Madrid, antes de dejar este mundo raro. Ambas cosas  las hizo la dama del poncho rojo, en homenaje a su admirado y querido poeta, Federico García Lorca.  La última voluntad de Chavela, fue la de rendir homenaje a ese poeta español al que tanto amaba, y regresar a la Residencia de Estudiantes, por última vez. La Chamana, llevó a cabo este disco titulado “La luna grande: Homenaje a Federico García Lorca”, para ser interpretado expresamente en dicho concierto. Es una recopilación hermosa de textos de Lorca,  acompañados con las melodías de las canciones de Chavela Vargas.

Este documental está protagonizado por Chavela Vargas, Laura García Lorca, Lila Downs, María Cortina, Martirio,  Miguel Poveda y Sara Baras, entre otros. Fue una producción Mexico-España, que fue estrenada el 11 de marzo de 2015. Se puede encontrar este documental, dentro del catálogo de la plataforma Filmin.



El ruiseñor y la noche

Crítica de ‘El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca’

Ficha Técnica

Título: El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca
Título original: El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca

Año: 2015
Duración: 73 min
País: México
Dirección: Rubén Rojo Aura
Guion: Rubén Rojo, Jaime Panqueva y César Tejada
Música: León Bertone
Fotografía: Iván Vilchis
Género: Documental
Distribución: Filmin

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca’

Donde se puede comprar la película

El ruiseñor y la noche. Chavela Vargas canta a Lorca [DVD]
  • Documental (Actor)
  • Rubén Rojo Aura (Director)
  • Audience Rating: Pendiente de calificación por edades

Sinopsis de ‘El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca’

Chavela Vargas y Federico García Lorca, dos creadores anacrónicos, son los protagonistas. La poesía y la música son el lugar de sus encuentros. Chavela Vargas cuenta que cuando habitó en la Residencia de Estudiantes de Madrid, en el mismo cuarto en el que Federico García Lorca vivió décadas atrás, solía recibir la visita de un pájaro amarillo que contenía el alma del poeta español. La cantante nonagenaria, emblema hispanoamericano, en su último año de vida cumple su último deseo: hacerle un homenaje al poeta alegórico de Granada y finalmente, reunirse con su amigo en las filas de la muerte. El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca es un documental que narra la transición de Chavela de la vida a la muerte, su unión con Federico, disolviendo la frontera entre estos dos mundos y entre la realidad y los sueños.. (FILMIN).

Donde se puede ver la película



El ruiseñor y la noche
Foto de Filmin

La muerte

Lo más fascinante de El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca es como indaga en estas dos figuras artísticas tan únicas, como son las de Federico García Lorca y la de Chavela Vargas. Como ella dijo una vez, no podía expresar o describir lo que Federico había significado para ella, porque es algo que simplemente se debe sentir.  Esto es exactamente lo que busca Rubén Rojo Aura, plasmar el arte y sensibilidad de estos dos seres que tuvieron vidas tan distintas, pero que a su vez eran almas tan parecidas.

La muerte es un elemento que está muy presente, tanto en la obra de Federico como en la de Chavela. No desde la perspectiva común del miedo hacia ella, sino como un paso hacia un nuevo capítulo.  Ellos han conocido y explorado lo que comúnmente se denomina como “la muerte en vida”, esa muerte que es precedida  por la pena.

Una pena, que tiene como compañera a la eterna soledad del poeta. Ambos padecieron esta desdicha en sus vidas, los dos fueron juzgados y rechazados desde bien pequeños, por ser diferentes al resto. Es la propia Chavela y la gente más cercana a ella, la que intentan dilucidar de alguna manera, esta conexión mística entre estas dos personalidades. De porque Chavela  tuvo tan presente a Lorca, incluso en sus últimos días; algo que por mucho que se intente esclarecer, no muestra certezas sino emociones muy profundas.  Se cuenta durante el documental, que Chavela todas las veces que visitaba Madrid, pedía alojarse en la Residencia de Estudiantes, en particular, en la habitación de Federico.  Muchas veces comentaba, que el alma de Federico se le había presentado en forma de ruiseñor o desvelándola en la madrugada, tocando el piano de la entrada.

Chavela Vargas canta a Lorca
Foto de Filmin

El regreso a la vida

Gran parte del metraje de El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca contiene los testimonios de la gente más allegada de Chavela, aunque también de Lorca. En el caso de Chavela, tenemos testimonios de sus amigas más próximas, al igual que los músicos que la acompañaron y la enfermera que cuido de ella, en su última  época. La familia de Federico también participa en este documental. Vemos los testimonios de Laura García Lorca, que es la sobrina del fallecido poeta granadino. También la familia Lorca desde su fundación, ha colaborado en el  proceso de producción de este documental; en parte, porque quién mejor que Chavela, para recitar los versos de Federico García Lorca.

Es tan fascinante este documental por ese motivo, porque desde gente muy cercana, llegamos a conocer en mayor profundidad a estos dos seres, de los que tanto se ha hablado y escrito, pero siguen siendo un misterio para muchos. El adentrarse de lleno en el corazón y el padecer de ellos, nos hace comprender de mejor forma, porque llevaron la vida que llevaron y porque hablaban de ciertos temas, en sus disciplinas artísticas.

En este aspecto, se llega a la conclusión de que eran personas que percibían su realidad, de una manera distinta al resto de los seres humanos. Ese misticismo tan marcado en su obra, que no diferenciaba entre la vida y el ensueño, es uno de los motivos por los que estas dos personalidades, tuvieron una conexión emocional tan afín. Sin ni tan siquiera haberse conocido, los dos llegan a estar hermanados en otra vida, donde la muerte es la vida y la vida la muerte.

Chavela Vargas canta a Lorca
Foto de Filmin

Un último adiós

Cuando quiso despedirse, Chavela eligió hacerlo de la única manera que supo hacerlo en toda su vida, cantando. Chavela cantó por última vez a todo aquello que quiso y tan feliz y desdichada la hizo ser, a lo largo de sus noventa y tres años de vida. Alguien dijo una vez de Federico García Lorca, que de no haber muerto asesinado, hubiera muerto de tanto amar. Es bonito pensar, después de visionar El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca, que Chavela quiso para ella ese mismo final. Esa actitud un tanto inconsciente que ambos llevaron en sus vidas, en las que no se privaron de amar pese a toda la tristeza, que pudiera traer consigo.

En su último concierto de 2012 en Madrid, Chavela estuvo arropada por artistas de renombre como Miguel Poveda o la cantante Martirio. A su vez, podemos divisar entre los asistentes a ese histórico concierto, al gran Pedro Almodovar; aquel que en su día dijo la célebre cita sobre Chavela de “Desde Jesucristo, nadie ha abierto los brazos como ella”.

Un punto importante a destacar, que tiene que ver más con la producción del documental, es la hermosa animación llevada a cabo por Carlos Azcuaga. La parte más bella de este documental, se produce con los poemas ilustrados de Lorca, interpretados por Chavela. De hecho, algunos están llevados a cabo, a partir de dibujos del propio Lorca. Por ejemplo cuando escuchamos el famoso Zorongo Gitano interpretado por La Argentinita, vemos como un dibujo reconocido de Lorca empieza a cobrar vida.

El ruiseñor y la noche
Foto de Filmin

Conclusión

En el momento en que esta crítica vaya a publicarse, se celebrara el aniversario del asesinato de Federico García Lorca. No hay manera más preciosa de honrar la figura de Federico, que a través de otra figura tan gigantesca como la de Chavela Vargas. El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca es un documental que no se divisa, se siente. Para todos los fans de la obra lorquiana o la obra musical de Chavela, este documental es de visionado obligatorio. Sin embargo, este documental va más allá de la vida de estos dos seres, es como un bello canto al arte y a las pasiones divinas.  Un hermoso tributo, para mantener en el recuerdo al ruiseñor y a la chamana.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí