Michael Ende fue el encargado de crear el universo detrás de La historia interminable. Sin embargo, no fue hasta 1984 cuando Wolfgang Petersen realizó la versión cinematográfica de la misma. Fue un éxito de taquilla impresionante, que obtuvo, gracias a su popularidad, dos secuelas más, aunque no gozaron del mismo éxito. El film se alzó con varios premios, entre los que destacan el Premio Saturn a mejor actor juvenil para Noah Hathaway. Fue estrenada originalmente el 6 de diciembre de 1984 en España.



La historia interminable

Crítica de ‘La historia interminable’

Ficha Técnica

Título: La historia interminable
Título original: Die unendliche Geschichte

Reparto:
Barret Oliver (Bastian)
Noah Hathaway (Atreyu)
Tami Stronach (La Emperatriz)
Gerald McRaney (Padre de Bastian)
Thomas Hill (Carl Conrad Coreander)

Año: 1984
Duración: 94 min
País: Alemania
Dirección: Wolfgang Petersen
Guion: Wolfgang Petersen y Herman Weigel
Música: Klaus Doldinger
Fotografía: Jost Vacano
Género: Fantasía
Distribución: Warner Bros. Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘La historia interminable’

Donde se puede comprar la película

La Historia Interminable [Blu-ray]
  • Barret Oliver, Gerald McRaney, Alan Oppenheimer (Actors)
  • Wolfgang Petersen (Director) - Bernd Eichinger (Producer)

Sinopsis de ‘La historia interminable’

El pequeño Bastian es a menudo menospreciado por sus compañeros de clase. Una tarde entra en una tienda de libros antiguos, donde conoce a su dueño, un amable anciano que le presta un libro mágico. Bastian al hojear ese libro tan extraño no puede resistirse y se esconde en el oscuro desván de su colegio para leerlo. De esta forma entra de repente en un viaje fantástico lleno de aventuras y se ve sorprendido al descubrir que él mismo se convierte en el héroe de una historia que parece no tener fin. (Filmin)

Donde se puede ver la película



La historia interminable
Foto de Warner Bros. Pictures

La mezcla de realidad y lo idÍlico

Una de las películas que ha marcado el cine de fantasía es La historia interminable. La adaptación cinematográfica de Wolfgang Petersen, bajo un guion de Petersen junto a Herman Weigel, supuso un antes y un después para toda una generación, que aún perdura. Desde el principio se puede percibir cierta ingenuidad madura. Se hablan sobre temas reflexivos como el bullying, la pérdida, la valentía, el dolor y el amor, adaptándose para todos los públicos. Aun así, aunque se aleja de una visión excesivamente edulcorada, en algunos momentos cae en el sentimentalismo infantil. Por lo cual, es una muestra de cómo el público infantil es capaz de procesar narrativas más complejas sin necesidad de dar un retrato simple, pero también hay ese contraste que simplifica excesivamente la problemática.

Por otro lado, la forma en la que se entremezclan la historia principal y el segundo relato en paralelo es una acierto. Al igual que se hiciese en la novela original, se traza una línea de acción que no juega en paralelo, sino que sucede al mismo tiempo. De esta manera, lo que a primera vista podría tratarse de un metarrelato, acaba convirtiéndose en parte de la historia principal y viceversa. Luego, se intensifica el factor del género de aventuras y fantasía con personajes muy pintorescos, que triunfan ante una concepción que los mantiene en todo momento activos. Gracias a ello, los mundos que se presentan tienen significado propio, creando una metáfora tanto visual como narrativa de la necesidad de soñar. No se puede negar que el espectador cae en toda esa vorágine de magia. No obstante, hay ciertas pinceladas moralizadoras que habría estado bien pulirlas.

The NeverEnding Story
Foto de Warner Bros. Pictures

Jóvenes promesas

Como ocurre tanto en los personajes, como en la obra original, La historia interminable no cuenta con un solo héroe principal, sino que se desdobla hasta en dos protagonistas. Aun así, el que lleva la voz cantante es Barret Oliver, en especial, porque recae sobre él casi todo el peso dramático de la cinta. Además, Oliver tiene una frescura que se disfruta sobre la pantalla, que le acompaña ese la luz natural de su niñez. También hay que destacar el buen uso que hace de la expresión no verbal, ofreciendo al espectador la vorágine de sensaciones que vive su personaje y sin tener que mediar palabra en todas ellas. Luego, sabe cómo relacionarse con el resto de aspectos artísticos, tanto con el espacio como con el resto de intérpretes, siendo un pilar actoral a la altura.

Después, el otro gran protagonista es Noah Hathaway, el cual da vida a Atreyu, principal héroe del relato en paralelo que se produce. Comienza con una actuación más enfocada en su desempeño físico y una buena ejecución de la acción. Luego, termina por explotar una vena más emotiva y hace que se equilibre la energía que se produce entre el reparto. Asimismo, demuestra tener una gran potencia en escena, lo mismo que un carisma que comparte con Oliver. Por otra parte, Tami Stronach apenas hace alguna aparición en escena, pero su dulzura y fragilidad inundan sus secuencias, lo que hace que sea la guinda perfecta para redondear el trabajo actoral. Por último, destacar al reparto coral que forma parte de la película. Cada uno de ellos se convierten en una pieza fundamental y se forma una sinergia muy natural que se disfruta en su conjunto. 

Die unendliche Geschichte
Foto de Warner Bros. Pictures

El mundo del cuento

Lo que hace tan especial a La historia interminable es su creatividad visual, algo que fue todo un boom durante su estreno. Hay que recalcar que la época en la que se realizó la película todavía no se vivía en una época invadida por el CGI. Por lo cual, crear todo ese universo de magia y fantasía fue un desafío, que cumplió notablemente. Aunque hay partes en las que a día de hoy se pueden ver las costuras, cumplen con la suficiente verosimilitud para seguir siendo atractivo visualmente. Junto a ello, hay una dirección artística excelente, donde se cuidan todos los detalles y crea un imaginario visual espléndido. Además, la selección de colores para cada parte del film es una decisión oportuna y que todavía da mayor fuerza a la artesanía de la imagen.

Por otra parte, la banda sonora y los efectos de sonido en este film obtienen una importancia bastante importante, envuelven en una vorágine de fantasía al público. También hay que remarcar que la composición musical ofrece una mayor ligereza al relato. Además, el tema principal es pegadizo y todo un clásico, para el placer del espectador. Después, el montaje del film se produce con un ritmo vertiginoso, pero sin ir más rápido de lo que debiese. Por tanto, mantiene ese dinamismo, a la par que da lugar a los momentos más emotivos del film y se detiene sobre ellos. Sin embargo, se subraya la simplificación desarrollada en el guion, lo que hace que algunas secuencias se resuelvan de una forma excesivamente fácil. Por lo cual, el conglomerado creativo obtiene un resultado magnífico, pero peca en partes del desarrollo narrativo de la propia historia.

La historia interminable
Foto de Warner Bros. Pictures

Conclusión

La historia interminable es una película que se convierte en toda una fantasía. Desde el principio se percibe esa mezcla de realidad y ficción, de madurez e imaginación, con una explotación de temas de gran interés, aunque cae en la simplificación excesiva en algunos puntos. Luego, Barret Oliver y Noah Hathaway demuestran el gran talento que tenían ya a tan corta edad, manejando a la perfección el peso dramático de la cinta. Por otro lado, uno de los mejores aspectos de la película es la creatividad artística que se percibe en la creación de los espacios, en la composición musical, en los personajes… Es de ensueño. Por ende, es lógico que siga siendo un clásico del cine. El descubrimiento de la importancia de imaginar y sumergirse en mundos llenos de vida y magia.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí