El secuestro de Stella (2019), o como a mí me gusta llamarla No hay mal que por bien no venga, es un plausible thriller de secuestros, de nacionalidad alemana, dirigido por el también alemán Thomas Sieben. Con solo tres actores en escena, dos de ellos en estado de gracia, y con el presupuesto del reintegro de un cupón de la ONCE, esta cinta nos regala 89 escasos minutos de tensión e intensidad constantes. El secuestro de Stella, se estrenó el 29 de Junio de 2019 durante el Filmfest en Munich, para ser distribuida a nivel mundial por la plataforma Netflix el 12 de Julio de 2019.

El film, es un atípico remake de la excelente producción británica La desaparición de Alice Creed (2009), con una Gemma Arterton, recién salida del horno de Bond, James Bond, Quantum of Solace (2008). Y digo atípico, por no utilizar quizás otra expresión, ya que aspectos básicos y fundamentales de la trama original han sido eliminados y reemplazados por otros de diferente calado, que prefiero obviar, para no quitar el mínimo interés de la cinta.



Crítica de ‘El secuestro de Stella’

El secuestro de Stella

Ficha Técnica de ‘El secuestro de Stella’

Título: El secuestro de Stella
Título original: Kidnapping Stella

Reparto:
Jella Haase (Stella)
Clemens Schick (Vic)
Max von der Groeben (Tom)

Año: 2019
Duración: 89 min.
País: Alemania
Director: Thomas Sieben
Guion: Thomas Sieben
Fotografía: Sten Mende
Música: Michael Kamm
Género: Thriller
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El secuestro de Stella’ en inglés

Sinopsis de ‘El secuestro de Stella’

Dos exconvictos, el bueno (Max Von der Groeben) y el malo (Clemens Schick), deciden raptar en plena calle a Stella (Jella Haase), la hija de un hombre rico, no la hija rica de un hombre rico, con el objeto de chantajear al padre y pedir un rescate por ella que los haga salir de la miseria.



Planificación del secuestro

Este punto es importante, ¿por qué?, porque son los 5-7 minutos iniciales de la cinta donde vemos cómo y de qué manera planean todo el secuestro.

Y están magistralmente realizados: robo de la furgoneta, cambio de matrículas, compra en el Leroy Merlin o Bricomart de turno, de todo lo necesario para la fiesta, insonorización del cochambroso apartamento así como del vehículo robado para el secuestro, etc. Y el secuestro: corto, rápido, certero, visto y no visto (incluido máscaras).

El secuestro

Un asqueroso apartamento, con más mierda que la bombilla de una cuadra y menos luz que una farola de escayola (previamente, las ventanas han sido selladas por los raptores con tableros de madera). Dos exconvictos ejerciendo de secuestradores y una chica atada a una cama y amordazada, en una lúgubre habitación, que va a empezar a vivir situaciones de degradación personal. Las primeras: el cambio de ropa y hacer sus necesidades.

El secuestro de Stella
Max von der Groeben y Jella Haase en El secuestro de Stella (2019). Copyright Netflix.

Todo muy profesional; las fotos con el periódico del día, los pendrives preparados para ser enviados desde otro lugar, múltiples móviles de usar y tirar para la no localización y una aterrada secuestrada que les facilita el mail y el teléfono del padre millonario.

El rescate

Secuestrador bueno/secuestrador malo. No sé si esta dicotomía está bien usada, pero mientras el primero parece inseguro, nervioso, apocado, aun siendo él, el que encontró a la chica perfecta para el secuestro, el segundo (mayor), es el que dirige la batuta y marca las pautas del juego. Ante el primero, surgen las dudas de hasta dónde estaría dispuesto a llegar, pero por desgracia, ante el segundo, no.

El malo, vuelve del intento de chantaje al padre millonario, pero con una respuesta negativa, lo que le lleva a tomar y grabar una drástica decisión, que prefiero omitir. Tras la nueva grabación, el malo vuelve a intentarlo con el padre la chica y se va del apartamento, quedan el bueno y la secuestrada, y un misterio que deberán resolver visionando la película.

Los secuestradores

Max Van der Groeben y Clemens Schick, ambos obviamente alemanes, el bueno y el malo. Pues lo siento queridos, pero el malo se come al bueno y mal que me sabe. Max, el bueno, también doblador y locutor de radio, joven, pero con una amplia trayectoria profesional, ya que empezó con doce años en esta bendita profesión.

El secuestro de Stella
El secuestro de Stella. Copyright Netflix.

No es que lo haga mal en El secuestro de Stella, que no lo hace, pero queda un peldaño por debajo tanto del secuestrador malo, como de la secuestrada. Tenía ocasión para lucirse y no lo ha hecho, quizás demasiada cara de bueno (aun con máscara), quizás demasiado joven, o, quizás una competencia demasiado fuerte, en las otras dos patas del trípode. Clemens, el malo, excelentemente excelente. Lo avalan sus más de 60 películas, algunas tan conocidas como Enemigo a las puertas (2001), Casino Royale (2006), o la segunda parte de Largo Winch (2011).

Mucho entrenamiento televisivo es natural que destaque en pantalla; frío como el acero, duro, en un continuo duelo psicológico con su compañero, incluso más que con la secuestrada, sin escrúpulos y sin sentimientos. Podemos caer incluso en el error, de que sea un malo que no nos caiga excesivamente mal. Cuidado.

La secuestrada

Bella, pero no durmiente, la amiga Jella Haase, también alemana y conocida en su país por una especie de trilogía cinematográfica sobre una comedia teatral F*ck usted, Goethe (2014-2017), de bastante éxito. También mucho entrenamiento televisivo y desde muy joven, incluso en La Berlinale del 2016, fue honrada como estrella fugaz alemana.

La chica está fantástica en El secuestro de Stella. Si no lo digo reviento. Se defiende como una jabata, física y psicológicamente. No se arruga en las escenas duras ni se enternece en las que no lo son y creo sinceramente que ese era el objetivo.

Thomas Sieben
Jella Haase en El secuestro de Stella (2019). Copyright Netflix.

Atada como la niña del exorcista y amordazada como el querido Hannibal, con ese mono rojo, que hasta lo puede poner de moda tras la película, ejecuta su papel a la perfección. Me ha gustado bastante y como siempre os digo, queridos, actriz a seguir.

El artífice del secuestro

Thomas Sieben, director y guionista alemán, con una ópera prima en su haber alabada por la crítica y con algún que otro premio Distanz (2009), especie de psicodrama y una segunda obra con igual recepción, un romance dramático, Staudamm (2013). Pues poco tengo que decir, amigos. No he tenido la suerte o el disgusto de ver ninguna de las dos obras citadas, así que me quedo con El secuestro de Stella.

El comienzo de la cinta hasta el secuestro, que creo son 5-7 minutos son magistrales, la cámara rueda con la fuerza de un ciclón, que evidentemente no puede durar 89 minutos. El resto, como el comienzo (no me malinterpreten), es rígido, áspero, duro, como rodado con inquina para producir justo el efecto contrario. La dirección de actores es excelente; son tres tour de force a cada cual más engañoso, pero que permiten guiar casi sin palabras el desarrollo de la obra.

Thomas Sieben
Póster original de El secuestro de Stella.

Ojo también al maldito apartamento, que está íntegramente construido en estudio. Magnífico para el ambiente claustrofóbico y brutal que se respira en la cinta. Las tres relaciones son altamente tormentosas, por diferente motivos que deberán averiguar, pero sobre todo, la existente entre los dos secuestradores es de alto voltaje, aunque quizás, ni nos estemos dando cuenta. Director a seguir.

Conclusión

No pretendo ser pesado, para los amigos Netflixnianos y los amigos de los amigos Netflixnianos, blanco y en botella. Deben ver El secuestro de Stella. No va a cambiar el género, ni creo que nadie lo pretendiese con ello, pero aporta un agradable soplo de frescura y espontaneidad.

Hoy no hay spoiler, espero que no me pase como con I Am Mother (2019). No lo creo mínimamente necesario, aunque bien es verdad que ante el final de la película, cada cual puede pensar realmente lo que quiera (pienso que el 99% pensará lo que yo, pero…).

No piensen en ningún momento que la trama es tan básica como os la he explicado. Os faltan multitud de elementos que he omitido queriendo, piezas que unen un puzzle con quizás demasiados elementos sueltos, relaciones que no son lo que parecen, amistades que matan, venganza, sexo y su resultado, relaciones paterno filiales dudosas y un sinfín de preguntas que irán resolviendo durante su visionado.

Dos cosas: la primera (1 dedo significa 1 cosa, dos dedos otra, ya me entenderán) y la segunda, me he arrepentido. escribiré spoiler.

Para terminar, volver de nuevo a felicitar a Netflix, por la compra de El secuestro de Stella para su distribución en la plataforma, de cintas que elevan significativamente el nivel medio la misma.

» Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo «

Spoiler

Spoiler

Y esta es solo mi opinión: niño bueno con amigos problemáticos que sale con niña pija de padre rico, por lo cual entiendo que este no quiere saber nada de la hija. Tras cuatro meses en la cárcel, y sin saber nada de su presunta novia, la elegida para el secuestro no es al azar, es su novia, pero por venganza. Lo que ignora es que está embarazada de 4 meses y además el niño es suyo.

Lo que también parece ignorar es que su compañero de celda está dispuesto a todo para que el plan salga adelante, incluso la muerte o las amputaciones. El malo cobra los millones del padre por el secuestro y tras un tiroteo entre ambos secuestradores. Mueren los dos.

Stella se encuentra embarazada y con un montón de millones de euros del rescate del padre, con el que la relación se intuye que es de mala a peor, al menos por el rechazo del padre al pago del primer rescate y por los comentarios que le hizo al secuestrador bueno, el padre del futuro bebé.

¿Qué hace Stella?

a- Vuelve a casa por Navidad y le devuelve al padre los millones. Le dice que está embarazada del expresidiario que la ha secuestrado. Todos se sientan a la mesa, son felices y comen perdices.

b- Se va con los millones del padre a tener el bebé y darle un futuro sin problemas.

  • Elijan la que más les guste. Todo es posible, queridos.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí