El vendedor de tabaco está basada en la novela de Robert Seethaler. La adaptación sigue el camino de un joven que entabla amistad con Sigmund Freud durante las turbulentas etapas sociopolíticas en Austria. Estreno en salas de cine españolas el 7 de Junio.



poster vendedor de tabaco

Crítica de El vendedor de tabaco

Ficha Técnica

Título: El vendedor de tabaco
Título original: Der Trafikant

Reparto:
Simon Morzé (Franz Huchel)
Bruno Ganz (Profesor Sigmund Freud)
Johannes Krisch (Otto Trsnjek)
Emma Drogunova (Anezka)

Año: 2018
Duración: 114 min.
País: Austria
Director: Nikolaus Leytner
Guion: Nikolaus Leytner, Klaus Richter, Robert Seethaler (novela)
Fotografía: Hermann Dunzendorfer
Música: Matthias Weber
Género: Drama
Distribuidor: VerCine

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de El vendedor de tabaco

Donde comprar la novela

Sinopsis

Basada en la novela de Robert Seethaler, ´El Vendedor de Tabaco´ cuenta la historia de Franz, un joven que llega a Viena para trabajar en un estanco donde conoce a uno de sus clientes más especiales, Sigmund Freud. Poco a poco, forjan una particular amistad en la que el joven escucha los sabios consejos del famoso psicoanalista. Ante la inminente ocupación de las tropas nazis, el estanco empieza a sufrir las consecuencias de admitir a judíos entre sus clientes más habituales. (VerCine)

Premios

  • Austrian Film Award: 4 nominaciones incluyendo mejor actor y actriz de reparto, mejor banda sonora y mejor diseño de vestuario.


Periodo de crecimiento

El vendedor de tabaco se centra en el viaje de desarrollo y autodescubrimiento de Franz. El chico, desde que abandona su hogar, tiene que ir enfrentándose a las dificultades de la vida y aprender de sus experiencias en una nueva ciudad, indagando en todos los ámbitos inexplorados. En este periodo se ve reflejado, a la vez que acompaña El profesor al muchacho, las ideas y pensamientos del psicoanalista sobre los diversos temas humanos. Valentía, deseo, placer, amor, sueños… Su psicología se funde con las cuestiones y respuestas que el joven se plantea y busca sin descanso.

El vendedor de tabaco

La sociedad y la guerra

El vendedor de tabaco se sitúa, sobre todo al final de la cinta, en la fase del ascenso alemán en el territorio austríaco. Los sentimientos generados por las consecuencias del régimen afectan a todos los personajes, y el espectador ve cómo las presiones políticas, las desigualdades y las injusticias cobran vida en cada sendero. Se palpa la impotencia, el sufrimiento y la tristeza, además del odio impregnado en los vecinos y seguidores del Reich.

El vendedor de tabaco

Un retrato simple

Pero la historia podría haber sido mucho más sustancial. Si bien el elenco realiza un buen trabajo, ni siquiera el gran Bruno Gantz consigue brillar como Freud. El guión se vuelve simple y no destaca en ningún momento. La eterna figura del profesor se desaprovecha enormemente. Exceptuando momentos bastante emotivos, sus dos horas de duración se tornan un tanto insípidas porque las relaciones no están muy profundizadas y ciertas escenas no guardan significado dentro de la historia. El ritmo también es lento y el final ambiguo, sin una conclusión que cierre la película.

Reportaje de El vendedor de tabaco en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí