En la Oscuridad (2003), o como a mí me gusta llamarla “Without batteries” es una excelente película de género (suspense-terror) de nacionalidad estadounidense dirigida por Jonathan Liebesman.

Número uno en la taquilla USA en su momento, recaudó unos nada desdeñables (para películas de ciertos géneros) casi treinta y tres millones de dólares.

Su original vuelta de tuerca al tema de nuestro ratoncito Pérez, por favor no huyan, fue bien valorado por un público poco exigente que asistió a un buen film, corto (setenta y cinco minutos o dos anuncios de Telecinco), directo y al grano que cumplió con creces con las expectativas creadas.

Interpretado en sus roles principales por el fallecido Chaney Kley (maldita lacra) y la estupenda Emma Caulfield.

Aviso para mis queridos navegantes, estamos ante una muy correcta cinta de suspense más que de terror diría yo, bien dirigida e interpretada, con un guion bastante original y unos muy decentes efectos visuales.

Con todos los elementos del género, muchos sustos, leyendas pasadas, protagonistas al límite y muy poca sangre por no decir ninguna, estamos ante una película que puede ser apta para casi todos los gustos y edades ya que una historia bien contada nos gusta a cualquiera, y más en los tiempos que corren.



En la oscuridad

Crítica de En la Oscuridad 

Ficha Técnica

Título: En la oscuridad
Título original: Darkness Falls

Reparto:
Chaney Kley ( Kyle)
Emma Caulfield (Caitlin)
Lee Cormie (Michael)
Grant Piro (Larry)
Kestie Morassi (Enfermera Lauren)
Sullivan Stapleton (Matt)
Steve Mouzakis (Dr. Murphy)
Peter Curtin (Dr. Travis)

Año: 2003
Duración: 75 min.
País: Estados Unidos
Director: Jonathan Liebesman
Guion: John Fasano, Joe Harris, James Vanderbilt
Fotografía: Dan Lausten
Música: Brian Tyler
Género: Terror. Thriller
Distribuidor: Columbia TriStar Films de Espana S.A.

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Donde comprar la película

En La Oscuridad [DVD]
  • Sony Pictures Home Entertaiment (10/08/2003)
  • Tiempo de ejecución: 82 minutos
  • Chaney Kley, Emma Caufield
  • Castellano, Árabe, Croata, Checo, Holandés, Inglés, Griego, Hindi, Húngaro, Islandés, Polaco, Ruso, Serbio, Eslavo, Turco

Sinopsis

En la Oscuridad se centra en una leyenda acaecida en el pueblo de “Darkness Falls“, título original de la misma, hace mas de ciento cincuenta años.

Es el comienzo de la película, está perfectamente explicada y prefiero que la escuchen de boca del narrador cuando visionen la película.

Kyle ( Chaney Kley ), un adolescente que pierde su último diente de leche es culpado del asesinato de su madre y recluido en un hospital mental.

Después de doce años, su mejor amiga y novieta Caitlin (Emma Caulfield) acude a Kyle en busca de ayuda para su hermano pequeño el cual se niega absolutamente a dormir en la oscuridad y está siendo cobaya del hospital en sus múltiples tratamientos para según ellos curar al niño.

El pobre Kyle, con más medicación que un octogenario, decide acudir al rescate con una mochila con más linternas que la iluminación del Bernabéu, siempre pensando que al hermano de Caitlin no le pasa ni más ni menos que lo que le pasó a él y le sigue pasando en la actualidad.

Como es habitual, al volver el loco asesino al pueblo, aparecen los capullos de rutina; el supuesto noviete actual de Caitlin con menos futuro que un vampiro mellado, los cerveceros de turno y la ineficaz policía como no puede faltar en ninguna cinta que se precie.

Kyle es detenido, aún me pregunto porqué, y en la cárcel va a empezar el carrusel de nuestra protagonista que todavía no he nombrado, el loco se convierte en el único cuerdo, los cuerdos van desapareciendo como termitas, y nuestros protagonistas se dirigen como último recurso al antiguo Faro del pueblo y hasta aquí amigos puedo leer……………….

Premios

  • Nominada Teen Choice Awards. 2003


Actores/Director

Kyle (Chaney Kley), actor nacido en Virginia y desgraciadamente fallecido en el año 2007 y lo dejamos aquí, el que desee más información sobre el tema solo tiene que pulsar un par de teclas.

Conocido por algunas series de televisión, debutó en el cine con la amiga Reese en “Una rubia muy legal” (2001) y después llegaría su oportunidad con la cinta comentada, la cual estimo con todo el respeto que aprovechó bastante bien, a pesar de que según los datos de los cuales dispongo, aquí paró su carrera en la pantalla grande, al menos en cuanto a producciones más o menos comerciales.

Perfecto en su papel de loco de las linternas, pilas y bombillas y perfecto en su lucha cuasi eterna con su amiga voladora del alma. No hay nada más que decir salvo que descanse en paz.

En la Oscuridad

Caitlin (Emma Caulfield), preciosa actriz nacida en San Diego, experta en vampiros, no en vano trabajó en la serie “Buffy” durante seis años y debutó en el cine con la película de la que hablamos. Solo le recuerdo un trabajo posterior, al menos algo conocido para la gran pantalla y es el film “Timer” (2009), comedia fantástica seleccionada para el Festival de Sitges (2009).

Recibió muy buenas críticas por su papel de hermana desesperada y paciente enamorada en el film del que hablamos e incluso fue nominada a mejor actriz novel en festivales de género.

Excelente en la película en las dos facetas comentadas, al menos ni cree ni deja de creer, no como el resto de imbéciles. Pienso sinceramente que se ha desaprovechado a una buena actriz para el mundo del salón oscuro, pero no entiendo su corta y casi desconocida carrera en una chica joven que prometía bastante.

El director (Jonathan Liebesman), de origen sudafricano, con esta su opera prima se colocó como dije anteriormente número uno en la taquilla USA y bien que lo aprovechó ya que realizó “La masacre de Texas, el principio” (2006) con el patrocinio del inefable Bay y posteriormente pegó el pelotazo comercial que no de calidad con la para mí insípida y pesada “Invasión a la Tierra” (2011), con la que recaudó más de doscientos millones de dólares en el mercado mundial y eso señores hay que respetarlo.

Muy correcta dirección pero también avalada por un muy buen guion que podía haber convertido esta auténtica joyita de llamémosle como queráis en un capítulo de “Barrio Sésamo“.

Nota para mis queridos lectores

Puede que echéis de menos en esta crítica el apartado de chapa y desguace de la cinta, pero después de mucho meditarlo he tomado la seria decisión de no volver a escribirlo a partir de ahora.

Y os lo explico, creo que quizás con tanta información y tanto condimento, podría influir en la decisión de los lectores a la hora de visionar la cinta, ya que la mayoría de las veces os la servía en bandeja de plata, pero como mi objetivo no es tener más lectores que me lean, valga la redundancia, sino más lectores que vean la película recomendada, os lo voy a poner un poquito más difícil.

En la Oscuridad

Puede que desde este momento me extienda un poco más o no en la conclusión, dependerá de la cinta y su dificultad, porque el que crea que esto es fácil, le insto a intentarlo con todas sus fuerzas.

Y un segundo punto que me gustaría indicaros; hay datos, eminentemente técnicos (recaudaciones, premios, filmografía de actores, and so on………) que evidentemente no me los sé de memoria o estaría en “Pasapalabra“, los busco por varias fuentes, los contrasto y muchas veces, la mayoría, no coinciden unos con otros. Hago mi elección según mi criterio y por eso pido perdón si alguna vez, que habrán sido más de una, he escrito datos incorrectos, pero como esto no tiene solución y seguirá ocurriendo, extiendo ese perdón para las futuras y esperemos que muchas críticas que me queden por hacer.

Y os dejo, no os aburro más y pasamos a la bendita conclusión.

Conclusión

Hoy no hay spoiler ni falta que hace, En la Oscuridad es tan corta, clara y concisa que no deja lugar a ninguna duda. Eso sí, es fundamental no perderse ni un segundo del comienzo de la película donde se narra de forma absolutamente nítida la leyenda de Matilda Dixon.

No he querido citar la frase “El hada de los dientes” ya sea buena o mala, y ya tenga motivos para ello o no, porque no quiero que nadie confunda la película con una ñoñería adolescente y deje de verla, principalmente porque no lo es.

En la Oscuridad

Buen guion, buena dirección, buenos actores (menos uno….pero vaya) y decentes efectos visuales en setenta y cinco minutos.

Escenas magnificas como la del amago de resonancia del hermano de Caitlin, la feroz escabechina en la cárcel o comisaría donde no queda títere con cabeza y un plausible final en el antiguo Faro del pueblo.

A partir de ahora, si a su hijo/a se le cae el último diente de leche, por favor no le regalen caramelos, sino una buena linterna y a poder ser con pilas alcalinas.

“Enhorabuena y bienvenidos al Espectáculo”

CALIFICACIÓN: 6,5/10

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]
Miguel Ángel Santos Isidoro

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here