Probablemente se trate de uno de los cineastas más talentosos y jóvenes del momento. Con toda seguridad no tardará en ser reconocido como se merece. En tránsito, es el tercer cortometraje de Javier Caireta, basado en una historia real, pero oculta mucho más fondo de lo que a priori el espectador pudiera creer. Procedemos a su disección: bisturí, por favor.



En tránsito

Crítica del cortometraje ‘En tránsito’

Ficha Técnica 

Título: En tránsito
Título original: En tránsito

Reparto:
José Millán (Álex)
Jesús Mateos (Enterrador)
Lidia Palazuelos (Madre)
Miguel Uribe (Padre)

Año: 2018
Duración: 18 min
País: España
Dirección: Javier Caireta
Guion: Jesús Mateos
Música: Luis Mir Flizzola
Fotografía: Isaac Baeza
Género: Drama
Producción: Caireta Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler del cortometraje ‘En tránsito’

Sinopsis de ‘En tránsito’

Tras tener un grave accidente, Àlex, un chico de 17 años, tendrá que replantearse su vida de arriba a abajo. Un sueño que tiene el joven durante 3 días de coma cambiará su vida y la de quienes le rodean. (CAIRETA FILMS).



En tránsito
Foto de Caireta Films

Accidente hacia el limbo

En su primer tramo, Caireta decide apostar por una peculiar combinación de fragmentos de infancia de su protagonista, Álex (José Milán), un joven que ya desde su infancia muestra un adelantado interés por la pintura.

Con el fin de favorecer que el espectador empatice rápidamente con él, a través de un montaje ágil, Caireta opta por pasar a un panorama bastante obscuro en el que la comunicación intrafamiliar en el hogar, se ha perdido. Fruto como en muchos casos, de la rebeldía adolescente y de otros procederes en los que no se profundiza; quizás este sea uno de sus grandes defectos.

Como buen aficionado al skate que es, Caireta nos muestra el catalizador que llevará a Álex, de forma muy original: sitúa la cámara por debajo de la tabla de la tabla de skate, en un plano totalmente modernista, que dejaría estupefacto a Dziga Vértov si pudiera levantar la cabeza de su tumba.

¿Y después? La negrura del páramo límbico al que se ve arrastrado Álex, donde el trabajo de posproducción, también de la mano de Caireta, muestra ese gusto tan peculiar por los ambientes góticos que parecen sacados de la literatura de Edgar Allan Poe, o de Óscar Wilde.

Una suerte de mezcla de animación, con imagen real, que consigue un acabado muy original y peculiar, a pesar de algún matiz mejorable en algún momento. Lo cual demuestra el buen hacer de un cineasta que no solo sabe con qué planos narrar una historia, sino el acabado que desea ver en el apartado visual y sonoro.

Foto de Caireta Films

Un joven artesano del siglo XXI

Después de esta breve obertura inicial, el cortometraje En tránsito se introduce en lo que de verdad estábamos esperando: en lo sobrenatural. Y aunque, Caireta, no niega que es un digno heredero de la escuela Bayona, o de Spielberg, e incluso, David Victori; homenajeándolo incosncientemente con un plano de apertura rotativa como este hizo en su primer largometraje, ‘El Pacto’ (2018). Es innegable que consigue apartarse de la sombra de sus  referentes para crear un universo propio.

Aquí se nos muestra un ente en este plano no tangible, con un enorme gabán que lo hace fácilmente reconocible, no es otro que Jesús Mateos, coprotagonista y autor del guión del proyecto. Aquí comienza un enfrentamiento dialéctico en el que la inconsciencia de la juventud se enfrentará a la serenidad de la ultratumba.

Y es una pena que el cortometraje opte más por la vía emotiva que por intentar profundizar un poco más en los antecedentes que llevaron a su protagonista al punto de no retorno en el que se encuentra: el tránsito. Aún con estas deficiencias, y con un intérprete protagónico algo forzado,  cumple su cometido. Su coprotagonista, conoce la esencia de su personaje, y por ende, está mucho mejor.

Caireta lo compensa en el apartado visual, regalándonos esas perlas iridiscentes que atraviesan este tétrico páramo, dignas del mejor Lynch de ‘Twin Peaks II’ (2017). El trabajo fotográfico de Isaac Baeza, ayuda enormemente al conjunto, destacando esos tonos ceniza, que recuerda al trabajo de Javier Aguirresarobe en ‘La carretera’, de John Hillcoat (2009).

En tránsito
Foto de Caireta Films

Conclusión

El cortometraje En tránsito, es un notable trabajo, en donde Caireta demuestra saber manejar las emociones, pero en donde, quizás, su principal fallo se halle en la poca consistencia de sus personajes y del por qué de sus acciones y motivaciones. Sin embargo, demuestra ser un narrador audiovisual nato en la puesta en escena, en el ritmo pausado y que se cuece a fuego lento, así como en el acabado del diseño de producción del resultado final. En definitiva, más que un cineasta, un artesano de una posible nueva ola de realizadores con mucho que decir al respecto en lo que al cine de género se refiere, y que él será, con toda seguridad, uno de los que encabezará a esa generación. Sigan de cerca su trabajo, porque va a dar muchísimo de qué hablar.

Guerreros

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí