Ezekiel Montes realiza su primer largometraje bajo el nombre de Hombre muerto no sabe vivir. Este thriller cargado de dinamita y acción, expone la corrupción y el valor de la lealtad en un ambiente hostil en Andalucía. Después de su estreno en el Festival de Málaga de 2021, participando en la Sección Oficial, llega a los cines españoles. Así, desde este 2 de julio de 2021 se puede disfrutar de la película en la gran pantalla.

Ezekiel Montes
Foto de Ezekiel Montes (Festival de Málaga 2021)

Entrevista a Ezekiel Montes

Iván Sabau / Cinemagavia: En los últimos años, hemos visto películas como “La caja 507” y “El niño” o la serie “La Reina del Sur” sobre corrupción y drogas en Andalucía. ¿Cómo es tu acercamiento a ese mundo en la película?

Ezekiel Montes: En primer lugar, de todos esos proyectos que nombras, éste es el único hecho por un andaluz. La gran diferencia es que en esos proyectos los andaluces, los narcos, son los malos y el protagonista es alguien que viene de fuera.

Yo me pongo del lado de la barriada gitana y de esa gente que está prejuzgada por la sociedad y trato de entenderlos. 

Mi idea era hablar sobre códigos como la lealtad y el honor y sobre lo que somos capaces de aguantar cuando la situación es complicada. Eso solo se puede contar desde lo que conoces. 

A Jesús (Castro) le dije que volviera a su infancia en Vejer para comprender a su personaje. Elena Martínez también ha vivido cerca de un barrio complicado en Málaga y Dechent en Sevilla. 

Hemos vivido todos ahí y eso le da a la película una verdad que echo en falta en otros proyectos.

Hombre muerto no sabe vivir
Foto de “Hombre muerto no sabe vivir” (Filmax)

Ficción realista

Iván Sabau / Cinemagavia: Esa búsqueda de verdad, te ha llevado a contar incluso con actores no profesionales que son vecinos de la barriada de La Palmilla. ¿No es una presión añadida, teniendo en cuenta que es tu primer largo?

Ezekiel Montes: Lo es, pero también es cierto que han llegado al rodaje muy preparados. Algunos han estado más de dos años de castings, haciendo ensayos, en el set y haciendo pruebas de rodaje conmigo. No funciona como esa falsa creencia que dice: lo encontraron por la calle y lo pusieron a actuar, qué suerte ha tenido. Han pasado más de mil personas por Mónica Sánchez, la directora de casting. Y tras ser elegidos, hemos estado casi dos meses probando con ellos. No solo yo como director sino también el reparto.

Esos personajes me han ayudado a romper estereotipos. Por ejemplo, el clan de Los Charros es considerado como uno de los más peligrosos, pero también acogen a todas esas personas del barrio que no quieren en los hospitales y los cuidan, los alimentan, les dan metadona e intentan sacarlos adelante.

Ezekiel Montes
Foto de “Hombre muerto no sabe vivir” (Filmax)

La financiación de ‘Hombre muerto no sabe vivir’

Iván Sabau / Cinemagavia: Hemos leído que ha costado conseguir financiación para la película y que te han cerrado muchas puertas. ¿Cómo ha sido ese proceso?

Ezekiel Montes: Si ves la película, entiendes el porqué de esas dificultades. Yo tenía claro que quería producirla pero para eso, es necesario tener el apoyo de distribuidoras, plataformas y televisiones.

Es una película muy incómoda y directa, que no esconde nada. Es normal que las televisiones públicas no se hayan metido en el proyecto porque no es para su “target”. Están acostumbradas a suavizar las cosas pero tiene que haber sitio para otras voces y otro tipo de cine.

Todo esto hizo que meterse en el proyecto fuese arriesgado. Hizo falta mucha fuerza y rebeldía para sacarlo adelante. Tuvimos la suerte de que Filmax leyó el guión en el festival de Berlín de hace tres años y decidieron subirse al barco los primeros.

El esfuerzo de producción ha sido muy alto. No solo en lo económico. 

Ha sido una película muy física y dura de rodar para los actores, con muchos exteriores por la noche, en invierno. Pero nos mirábamos y podíamos sentir que todos estábamos a una. Como una gran familia. No es fácil conseguir esa unidad en un rodaje.

Hombre muerto no sabe vivir
Foto de Ezekiel Montes (Festival de Málaga 2021)

Las facetas de Ezekiel Montes

Iván Sabau / Cinemagavia: Tu película es una película de personajes complejos, con muchos matices… ¿Cómo ha sido ese trabajo con el elenco?

Ezekiel Montes: Una de mis virtudes es no ser un gilipollas. Sé reconocer el talento y escuchar a los actores. Si alguno proponía algo, lo escuchaba y lo debatíamos. Si ayudaba a la película, adelante. Los actores agradecían ver esa libertad en favor de su trabajo cuando, desgraciadamente, en muchas ocasiones lo único que se les permite es ceñirse al guión y punto.

Iván Sabau / Cinemagavia: Supongo que esa flexibilidad te la ha aportado el hecho de haber escrito, dirigido, producido y haberte encargado tú mismo de la fotografía. Quiero decir, que no tenías que negociar los cambios con otros departamentos.

Ezekiel Montes: Exacto. Y pienso seguir trabajando de esta manera toda mi vida. Tengo productoras que me han pedido unirse en mi próximo proyecto pero si algo he aprendido, al hacer un proyecto tan arriesgado, es que nadie va a venir a salvarte. Tengo que respetar y ser fiel a lo que creo. Esa fidelidad te impide llevar la película por otros sitios. Hacerla más grande o tener más presupuesto. Esta es una película muy independiente y eso me da otras cosas que para mí son más importantes. Todo lo malo que le pase a la película es culpa mía.

Iván Sabau / Cinemagavia: Y todo lo bueno también.

Ezekiel Montes: No, todo lo bueno es gracias a los actores y yo estoy encantado de que sea así. Cada vez que leo una crítica poniendo en valor el trabajo de los actores en la película soy feliz.

Ezekiel Montes
Foto del equipo de “Hombre muerto no sabe vivir” (Filmax)

La empatía en los personajes

Iván Sabau / Cinemagavia: Es que esta es una historia de personajes. Decías antes que no hay ninguno que sea bueno pero para mí los personajes de Dechent, Tous y Novo, la vieja guardia, tienen un lado humano con el que podemos empatizar.

Ezekiel Montes: Es cierto. Quizá el único personaje “bueno” de la película es el que interpreta Elena (Martínez) pero es verdad que los personajes que mencionas, a pesar de ser mafiosos y cabrones, tienen un lado más amable. Ese lado más humano se ha construido desde la consecuencia de sus actos.  No he usado recursos fáciles y simples como: voy a ponerle acariciando un perrito o dándole una galleta a un niño.

Las personas nunca piensan que lo que hacen está mal. Hitler, en su lógica interna, pensaba que lo que hacía estaba bien. Por eso es tan importante intentar comprender la lógica de los personajes, incluso la de los malvados. Obviamente, hay una responsabilidad individual en los actos de cada uno pero cuando tú has crecido en determinadas circunstancias, tus actos se ven condicionados de alguna manera.

Hombre muerto no sabe vivir
Foto de “Hombre muerto no sabe vivir” (Filmax)

La complejidad cinematográfica

Iván Sabau / Cinemagavia: Supongo que esa complejidad habrá sido lo más difícil del trabajo de los actores en la película.

Ezekiel Montes: Han ido construyendo sus personajes y no es fácil porque el rodaje no es lineal. Dechent preguntaba: ¿Ahora qué está pasando y qué va a pasar después? ¿Cuál es el nivel de tocamiento de huevos de mi personaje en esta escena? A medida que avanza la película su mirada va cambiando, convirtiéndose en la de un animal. Antonio (Dechent) es un tipo muy inteligente. Escribí la película para él. De hecho, si me hubiera dicho que no, seguramente no la hubiera rodado.

Con Elena pasa lo mismo. Su personaje tiene una gran evolución en el plano emocional. Esos cambios no son fáciles de gestionar y más teniendo en cuenta que las escenas no se ruedan en orden.

En el guión los personajes estaban bien definidos y eso ha ayudado a los actores. También he tenido charlas individuales con todos ellos. Todo lo que le sucede a los personajes es consecuencia de algo anterior. Los acontecimientos van definiendo a los personajes.

Ezekiel Montes
Foto de “Hombre muerto no sabe vivir” (Filmax)

La violencia como vehículo

Iván Sabau / Cinemagavia: Personajes que están rodeados de violencia.

Ezekiel Montes: La violencia en la película es sustantiva. Es decir, no busco recrearme en ella. Está justificada por los hechos o las motivaciones de los personajes.

Algunos me dicen que la película es muy Tarantino pero la violencia de Tarantino es adjetiva, no sustantiva. Y esto no es una crítica porque lo admiro mucho. Yo estoy más en la línea de Scorsese. En sus películas hay violencia y no la esconde pero no se recrea en esas escenas como hace Quentin.

La película tiene escenas duras pero son consecuencias directas de los actos de sus personajes. Todos sufren las consecuencias de esa violencia. Tuve algunas dudas pero al final decidí que esta historia tenía que contarse así, de manera cruda y sin contemplaciones.

Puedes leer la crítica de Hombre muerto no sabe vivir, película de Ezekiel Montes, pulsando aquí.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí