El pasado 12 de mayo llegó al Teatro Lara la nueva producción de los creadores de "Una corona para Claudia": Fan. Esta pieza teatral expone los fenómenos culturales desde una perspectiva muy fresca y original. Escrita por Juan Jesús Di Manuel, cuenta con la dirección de Eva Ramos y Laura Ledesma. Además, Di Manuel y Ledemas también protagonizan este espectáculo, junto a Jaime Ribas. Se puede disfrutar todos los jueves a las 19:30 horas en la Sala Lola Membrives del Teatro Lara de Madrid.



Fan

Crítica de 'Fan'

Ficha Técnica

Título: Fan
Título original: Fan

Reparto:
Jaime Riba
Laura Ledesma
Juan Jesús Di Manuel

Duración: 70 min. apróx.
Dirección: Eva Ramos y Laura Ledesma
Dramaturgia: Juan Jesús Di Manuel
Co-autoría: Laura Ledesma, Jaime Riba y Eva Ramos
Escenografía: Tela Catola
Iluminación:
Alicia Pedraza
Diseño de sonido:
Corona Producciones
Técnico de iluminación y sonido: Alicia Pedraza
Diseño gráfico:
Jaime Riba
Fotografía:
Lachula
Producción: La Corona Producciones

Sinopsis de 'Fan'

Fan se ambienta en Madrid. Noche. Noche lluviosa, para ser exactos, de esas que te calan los tacones. Podría ser una noche cualquiera en la que Canadá vuelve a casa de trabajar, se ducha y se acuesta, pero, por suerte o por desgracia, no lo es.

En su portal encuentra a Mónica, una chica que llora desconsoladamente bajo la lluvia. Canadá podría pasar de largo y obviar el hecho de que Mónica parece muy afectada por algo. Podría, pero no lo hace. Se para y le pregunta qué le pasa. Mónica contesta y, sin saber muy bien cómo, acaban en el ático de Canadá. Lo que sucede a continuación podríamos contártelo. Podríamos, pero no tendría ninguna gracia porque queremos que tú también subas a casa de Canadá. (LA CORONA PRODUCCIONES). 



Fan
Foto de La Corona Producciones

El fenómeno

Juan Jesús Di Manuel se adentra en los fenómenos mediáticos con Fan, una obra teatral que aborda de una manera muy original el fanatismo que se genera alrededor de ciertos productos culturales. La historia comienza con el encuentro entre Canadá, un artista underground, y Mónica, una joven que llora desesperadamente cerca de su portal. Este encuentro fortuito da rienda suelta a multitud de situaciones totalmente alocadas, que provocan las risas de los asistentes. Sin embargo, Di Manuel no se queda en la anécdota, sino que detrás de cada gracieta hay una reflexión en torno a cómo funciona el mundo de la exposición pública y la percepción que surge de ella. Por lo cual, no se dedica a moralizar la industria artística, sino que también ahonda en cómo el público ha abusado desde su posición de consumidor.

La gran virtud de este texto es que lejos de quedarse en esa crítica con una base sólida, lo lleva a una vuelta de tuerca más, dejando boquiabiertos a los espectadores. Ahí es donde se ve una construcción narrativa exquisita, dado que cuando parecía que la trama no podía revolverse más, le da un giro totalmente arrebatador. Por lo que, indudablemente, hace que se eleve el resultado global. De esta manera, se debate sobre los tejemanejes del mundo del espectáculo, pero también de habla de aquellos artistas de batallas que, perfectamente, podrían encontrarse en la situación de Canadá. Cargada de referencias actuales, se aleja de clichés y sabe conjugar la simbología que se presenta en la sala para conectar con los espectadores pero sin perder su esencia en ningún momento. Un grato descubrimiento.

Teatro Lara
Foto de La Chula

Encerradas

Jaime Riba, Laura Ledesma y Juan Jesús Di Manuel son los encargados de dar vida a Fan. En primer lugar, Juan Jesús Di Manuel saca partido a su personaje desde el principio, lo que le permite sentirse cómodo en escena y darle una verosimilitud certera. Además, se une ese efecto humorístico que maneja a la perfección, lo que hace que se perciba un trabajo actoral lleno de naturalidad y llevándolo al extremo pero sin exagerar. Gracias a ello, los asistentes se introducen sin problema dentro del hogar pintoresco y estrafalario de Canadá al hacerlo con una cercanía espléndida. También hay que subrayar su manejo eficiente ante el humor, cuidando la expresividad facial y el movimiento, lo que le da la posibilidad de mantener vivo su personaje en todo momento. Una interpretación muy bien ejecutada.

Por otro lado, Laura Ledesma comienza desde una óptima totalmente hilarante, pero manteniendo ese aire desconsolado, haciendo reír al público. Así poco a poco va descubriendo las verdaderas intenciones de su personaje, mostrándolo en su cuerpo y en su expresión no verbal, incluso en el cambio de tono en la voz. Cada una de estas decisiones hacen que Ledesma dé una fuerza a su personaje que no es fácil de conseguir, dado que su peso fluctúa en la trama según el momento de la obra. Por lo tanto, dice mucho de su buen hacer como actriz al destacar al mismo nivel que sus compañeros. Por último, Jaime Riba demuestra un perfil distinto a lo que se ha podido ver en otros trabajos, demostrando una excelente versatilidad y un compromiso férreo con su personaje. Se deja la piel en varias de sus escenas, valorándose muy positivamente su desempeño físico.

Teatro Lara
Foto de La Chula

Cuentas saldadas

La Sala Lola Membrives acoge Fan en el Teatro Lara. El conocido espacio teatral se convierte en el ático de Canadá, que se expande espacialmente con un uso inteligente de los fuera de escena y de las opciones que permite la sala. De esta manera, se logra dar un dinamismo certero, al no acaparar toda la acción en una sola localización. Por lo que, se divide la obra en diferentes estructuras, aprovechando los elementos que hay sobre el escenario. La interacción entre los actores se produce de una manera muy orgánica, lo que indica una dirección actoral muy bien definida. Con lo cual, el ritmo de la pieza teatral no para, encontrándose en constante actividad. Gracias a ello, el espectador se encuentra totalmente inmerso dentro de la obra, evitando que pueda distraerse o no conecte con lo que está sucediendo en el escenario.

Otro punto a destacar es la construcción de la escenografía, que no escatima en detalles y transporta al público directamente al ático de Canadá. No abusa ni sobrecarga los elementos en escena, lo que permite que sea una elaboración limpia y fructífera. No es fácil conseguir realizarlo de tal manera y evitar una propuesta más minimalista. El vestuario, en el caso de Canadá y Mónica, está trabajado y se plantea para que se den más datos de la personalidad de sus personajes. Un detalle lo que se deja sobre las butacas, previo a empezar la obra, son pequeñas ideas que acaban por resultar agradables para el público. Para terminar, se agradece el desempeño del técnico de sala, dado que al producirse multitud de situaciones y acciones, es importante que se lleven a cabo como está planeado y así sucede. Una pieza teatral muy potente.

Fan
Foto de La Corona Producciones

Conclusión

Fan navega entre los fenómenos mediáticos para realizar una dramedia que se conjuga en diferentes giros de guion realizados brillantemente. Gracias a ese planteamiento diferente, la obra respira originalidad, frescura y genuidad. Aun así, referencia un producto cultura de gran alcance, pero haciéndolo suyo. Un análisis de la situación del show business muy acertado. Asimismo, aplaudir la labor del elenco, con un resultado espléndido y un cuidado de la expresividad no verbal que los acerca totalmente a los espectadores. A nivel técnico, hay varios aspectos que sorprenden favorablemente, como la construcción de la escenografía, que no escatima en detalles. El precio de la fama traducido en una comedia desternillante, que irradia singularidad y un sello de identidad propio.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior"Finlandia": El tercer género
Artículo siguiente"The Minister": una ficción política llega desde Islandia a Filmin
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
Navega entre los fenómenos mediáticos para realizar una dramedia que se conjuga en diferentes giros de guion realizados brillantemente. Gracias a ese planteamiento diferente, la obra respira originalidad, frescura y genuidad. Se aplaude la labor del elenco, con un resultado espléndido y un cuidado de la expresividad no verbal que los acerca totalmente a los espectadores. Hay varios aspectos que sorprenden favorablemente, como la construcción de la escenografía, que no escatima en detalles. El precio de la fama traducido en una comedia desternillante, que irradia singularidad y un sello de identidad propio.fan-critica-teatro

1 COMENTARIO

  1. Me ha encantado la obra. Muy buenos actores. La recomiendo al 100X100. Muy orgullosa de ver estos actores!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí