Las Furias (The Furies) es un film de terror australiano escrito y dirigido por Tony D’Aquino. Unas mujeres son secuestradas y perseguidas en un bosque por unos psicópatas enmascarados, en una especie de juego macabro. La película pasó por las maratones salvajes que se organizaron en la sección Midnight X-Treme del Festival de Sitges 2019, compartiendo cartel con alguna joya reciente del género como Bliss (Joe Begos, 2019).

La colección de scream queens escogida para la ocasión la forman Airlie Dodds, Linda Ngo, Taylor Ferguson, Ebony Vagulans, Danielle Horvat, Jessica Baker, Kaitlyn Boyé y Harriet Davies. La película no se ha estrenado comercialmente en salas de cine españolas y nos ha llegado a través de la plataforma VOD de Movistar+ el día 1 de junio de 2020.



Las Furias (The Furies)

Crítica de ‘Las Furias (The Furies)’

Ficha Técnica

Título: Las Furias (The Furies)
Título original: The Furies

Reparto:
Airlie Dodds (Kayla)
Linda Ngo (Rose)
Taylor Ferguson (Sheena)
Ebony Vagulans (Maddie)
Danielle Horvat (Jess)
Tom O’Sullivan (Derek)
Jessica Baker (Jackie)
Kaitlyn Boyé (Alice)
Harriet Davies (Sally)
Steve Morris (RotFace & PigFace)
Ben Toyer (SkinCrow)
Leon Stripp (BabyFace, Owly & Killer #1)
Dean Gould (Killer #2)

Año: 2019
Duración: 82 min.
País: Australia
Director: Tony D’Aquino
Guion: Tony D’Aquino
Fotografía: Garry Richards
Música: Kirsten Lampl, Kenneth Lampl
Género: Terror
Produtora: Head Gear Films / Kreo Films FZ / Metrol Technology / Odin’s Eye Entertainment / The Film Distillery

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Las Furias (The Furies)’

Sinopsis

Una mujer es secuestrada y se encuentra a sí misma como una participante involuntaria en un juego mortal donde las mujeres son cazadas por hombres enmascarados.



Referencias a la mitología y a la literatura infantil

En la mitología griega existen Las Erinias, que en la mitología romana se conocen como Las Furias (The Furies) que dan nombre al título de esta película. Son consideradas divinidades del inframundo que persiguen y castigan a los criminales, siendo una de las tres furias conocidas, Tisífone, la vengadora de los delitos de sangre. Así que cogiendo (por los pelos) esta referencia mitológica, el director australiano Tony D’Aquino, nos ofrece en su debut en el largometraje, un survival donde las mujeres se vengarán de aquellos que las persiguen para matarlas.

La otra clara referencia que tiene la película para su construcción, es el cuento de hadas La Bella y la Bestia. No tanto en su argumento como en verbalizar la animalidad salvaje inherente a la condición humana. Para ello, en el macabro juego central de la película, las chicas son despojadas de su nombre y rebautizadas como Bella seguido por un número cardinal. Los cazadores son denominados Bestia con su correspondiente número cardinal.

Las Furias (The Furies)

Una cacería sangrienta 

¿Y en qué consiste el juego de Las Furias (The Furies)? Es una caza humana. Las Bestias son hombres enmascarados de aspecto brutal y terrorífico, no hablan y solo emiten gruñidos. Las máscaras parecen estar hechas con cuero o incluso piel humana, como la de nuestro amigo Leatherface. Cada uno porta un arma afilada para poder descuartizar a sus víctimas. La función de las Bellas será huir de ellos. Están en mitad de un bosque, junto a una mina abandonada, del que no parece haber posibilidad de escape.

Se introduce un elemento novedoso en esa cacería. Cada Bestia tiene asignada a una Bella para protegerla del resto, así que es un juego por parejas. Si una Bella muere, a su correspondiente Bestia le explota literalmente la cabeza. Y eso es todo, amigos. Estamos ante un slasher de manual con inclinación festiva por el gore. Asistiremos a una sucesión malsana de desmembramientos varios y muertes sanguinolentas (algunas bastante originales), ofreciendo un menú solo apetitoso para los amantes del género.

Las Furias (The Furies)

Un desenlace que desentona 

Las Furias (The Furies) aguanta muy bien el tipo durante su primera mitad. Es un divertimento cruel y hemoglobínico de los que se disfrutan más con un buen bol de palomitas durante alguna maratón festivalera. Sin embargo, en la parte central escasean las ideas novedosas y el argumento colapsa. Los personajes son demasiado insustanciales para que nos importen sus muertes y, además, se introducen elementos dramáticos que desentonan con una historia que debería haber apostado más por el humor negro.

Su desenlace resulta tan precipitado como poco clarificador. Aparece como una escena postiza que con otro enfoque podía haber servido para revitalizar la trama mucho antes y proponer algunas reflexiones interesantes sobre el consumo de la violencia. Pero a Tony D’Aquino eso le importa bien poco, él ha venido aquí para jugar.

Airlie Dodds, Linda Ngo

Conclusión de ‘Las Furias (The Furies)’

Las Furias (The Furies) es un film de terror australiano escrito y dirigido por el debutante Tony D’Aquino. Bebiendo del cine de explotación de los años 70, plantea una cacería humana donde unas mujeres son perseguidas con hombres enmascarados que quieren asesinarlas. Entre el survival y el slasher, sin querer profundizar psicológicamente en los personajes, nos ofrece un festín de sangre y mutilaciones salvajes que harán las delicias de los amantes del gore más festivo.

Existe en la historia un componente de emancipación feminista que pretende darle una vuelta de tuerca al género (lo primero que vemos es un graffiti con «Fuck Patriarcado»), aunque en realidad no es algo nuevo en las películas de venganzas. Es divertida y tiene ritmo, aunque las interpretaciones del elenco femenino son bastante mediocres. Se deja ver con facilidad, pese a tener un desenlace demasiado precipitado que no termina por encajar bien las piezas. Las Furias (The Furies) es un entretenimiento palomitero sólo apto para amantes del terror más sangriento.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí