Ghost Walk es un drama coreano con elementos fantásticos, escrito y dirigido por Yu Eun-jeong. Es una ópera prima que obtuvo el Premio del Público en el Festival de Busan. Nos cuenta la historia de una mujer solitaria que, al descubrir que es un fantasma, querrá buscar las respuestas para entender cómo ha llegado a esa situación.

Está protagonizada por Han Hae-in, Gam So-hyun, Hong Seung-Yi y Jeon So-nee. La película se ha estrenado en España a través del Festival INDIEDOCorea en la plataforma VOD de Filmin, el día 11 de junio de 2020.



Ghost Walk

Crítica de ‘Ghost Walk’

Ficha Técnica

Título: Ghost Walk
Título original: Bamui Muni Yeollinda

Reparto:
Han Hae-in
Gam So-hyun

Año: 2018
Duración: 90 min.
País: Corea del Sur
Director: Yu Eun-jeong
Guion: Yu Eun-jeong
Fotografía: Lee Ju-hwan
Música: Kwun Hyun-Jeong
Género: Drama. Fantástico
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Ghost Walk en versión original con subtítulos en inglés

Entrevista a Yu Eun-jeong

Sinopsis

Premio del Público en el Festival de Busan, un a “Ghost Story” de espíritu asiático que supone el debut de una de las grandes promesas de su cine, la joven Yu Eun-jeong.

Hye-jeong trabaja en una fábrica en las afueras de la ciudad. Lo que más desea es poder vivir sola y en paz. Una noche, sin embargo, descubre que se ha convertido en un fantasma. Como fantasma, retrocede en el tiempo, día a día, y trata de mantenerse fuera de peligro. Mientras lo hace, vislumbra las penas y desgracias de sus vecinos y se da cuenta de que sus muertes están estrechamente relacionadas. (Filmin)



Un cuento sobrenatural y existencialista

En los últimos tiempos han aparecido varias películas de fantasmas que se alejan del género puro para adentrarse en el tono reflexivo y existencialista. De ese modo, la película coreana Ghost Walk entronca a la perfección con el discurso meditativo de A Ghost Story (David Lowery, 2017) o I Am a Ghost (H.P. Mendoza, 2012). Por otra parte, hay que reseñar que la convivencia con los espíritus en la mayoría de países asiáticos, es mucho más fluida y menos escéptica de la que tenemos en occidente. Los muertos forman parte de la memoria colectiva de los países y, también, nos definen como las personas que somos.

En Ghost Walk se redobla la apuesta. Cuando la protagonista del relato descubre que se ha convertido en un fantasma, es decir, que ha muerto sin recordar cómo, intentará averiguar que le ha sucedido. Para ello, será capaz de ir retrocediendo en el tiempo, día tras día, hasta encontrar el origen de todo y descubrir que otras muertes están relacionadas con la suya.

La directora debutante, Yu Eun-jeong, sorprende con una obra que combina lo sobrenatural y los viajes en el tiempo, con una reflexión intimista sobre la condición humana y la necesidad de aprovechar nuestra existencia.

Ghost Walk
Foto de Filmin

El fantasma como metáfora de la invisibilidad social

Ghost Walk es una película independiente y de bajo presupuesto. Sabe sacar partido de unas imágenes de gran belleza plástica que resultan evocadoras y nostálgicas. Con un ritmo calmado y contemplativo, la película discurre hacia atrás en el tiempo para comprender el presente y, de esa forma, poder reinventarlo. Está ambientada durante la Fiesta de Chuseok (Festival de la Cosecha) celebrada en Corea durante el Equinoccio de otoño. Es una fiesta tradicional para pasar en familia y ponerse en contacto con los ancestros.

La protagonista de Ghost Walk es una mujer solitaria que solo quiere vivir tranquila y sin apenas contacto con nadie, ni siquiera su familia. Es como si quisiese ser invisible para esconderse de los problemas. Sin embargo, al convertirse en fantasma, sentirá la necesidad de ser visible, de ser escuchada, de ser amada.

Es una película que habla del individualismo y del aislamiento social al que nos conducen las nuevas formas de entender la vida (no digamos ahora con todo lo derivado de la nueva normalidad tras la pandemia de la COVID-19). Ghost Walk habla de la soledad, de esa caminata espectral en la que se convierte nuestra vida cuando la despojamos de todo afecto y contacto social para minimizar el sufrimiento. Algo que también nos aleja de las emociones más puras y humanas.

Ghost Walk
Foto de Filmin

Conclusión de ‘Ghost Walk’

Ghost Walk es la ópera prima de la directora coreana Yu Eun-jeong, que obtuvo el Premio del Público en el Festival de Busan. Es un interesante drama existencialista que utiliza lo sobrenatural para reflexionar sobre la soledad y las emociones humanas. Está filmada desde el punto de vista de una mujer convertida en fantasma que viaja atrás en el tiempo para descubrir el origen de unos crímenes relacionados con su propia muerte. Su paseo por el mundo como un espectro, le hará reconectarse con su vida anterior, así como con la necesidad de sentir afecto y de ser visible para los demás.

Es un film de bajo presupuesto, pero que contiene imágenes de gran belleza. Su ritmo calmado y contemplativo es ideal para expresar sus razonamientos sobre la soledad y el aislamiento social. La directora hace gala de un estilo sencillo y repleto de sensibilidad que se arriesga con una narración compleja y no lineal. Un contraste que convierte su ópera prima en una obra reseñable y a tener en cuenta. Ghost Walk es un relato de fantasmas que nos habla de la existencia humana.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí