Guillem Albà es uno de los artistas con una trayectoria ascendente en el panorama teatral español. Con una formación completa, donde ha trabajado con clientes como Carlo Colombaioni, Eric de Bont o Leo Bassi, entre otros, fundó en 2006 su propia compañía. A partir de ahí, ha realizado distintas producciones como "Sketchofrenia", "Flirt" o "Marabunta". Asimismo, se ha alzado con galardones como el Premio del Público de FiraTàrrega, Premio del Público de La Mostra d'Igualada. Desde este 23 de noviembre, se encuentra representando, por primera vez, CALMA! en Madrid. El teatro elegido ha sido Teatro del Barrio, donde se puede disfrutar de este espectáculo hasta el 27 de noviembre. También cabe destacar que se encuentra inmerso en distintos proyectos, incluyendo el que presentó recientemente en el festival de Temporada Alta, con "Ma solitud".

En Cinemagavia hemos tenido el placer de entrevistar a Guillem Albà por su estancia en Madrid con Calma!. En primer lugar, nos cuenta qué nos vamos a encontrar en este espectáculo. Después, hablamos sobre las prisas de la sociedad y si hemos sido creados como seres productores. A continuación, nos responde si piensa que el público va a verse reflejado. También reivindica el clown como herramienta para abordar temáticas más allá del entretenimiento. Sobre el mundo de la tecnología, reflexiona con nosotros sobre la evolución social del fenómeno. Por otro lado, nos desgrana cómo se le ocurrió este proyecto y qué parte ha sido la más difícil técnicamente. Por último, nos indica si hay diferencias en la recepción en distintos países, qué podemos aprender de nosotros mismos y cuáles son sus próximos proyectos.

Guillem Albà
Foto de Guillem Albà (David Ruano)

Entrevista a Guillem Albà

Diego Da Costa / Cinemagavia: Has llegado a Madrid el 23 de noviembre con CALMA!, ¿qué nos vamos a encontrar en este espectáculo?

Guillem Albà: Muchas cosas. Es un espectáculo que se basa en la forma. Me propuse unos cuantos retos y uno era no hablar, no utilizar la palabra. Quería contar muchas cosas, pero sin palabras. Entonces, para conseguir esto, lo hago a través de diferentes técnicas: el gesto, la música, los títeres... Depende de lo que quiera contar, porque hay cosas que con un títere puedes hacerlo y con un humano no. Si quiero hacer una escena en la que le arranca la cabeza, un títere te deja llevarlo a este extremo visualmente. Es un viaje en el que buscaba la risa, la sonrisa, como el punto medio entre poder viajar de la risa a la poética, a emocionarte.

También está esta línea que me interesa mucho que es ni risa ni emoción, ir por el medio, que dependa de la función, dependa de cómo está el público, si se va hacia la risa o se va hacia la emoción. Entonces, todo esto lo hice para contar todo este tema de las prisas, de las prisas que llevamos en el día a día, de correr de un sitio para otro, llegar tarde, de tener que trabajar y trabajar más, de tener que producir más, no poder decir que no y que te sientas mal cuando paras, que dices: “No estoy haciendo nada, me siento mal”. Reflexionar de todo esto.

Calma!
Foto de "Calma!" (David Ruano)

Pararse en el tiempo

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿La obra es un oasis en esta sociedad que cada vez pide más y más a las personas, esta obra permite pararse un poco en el tiempo?

Guillem Albà: De hecho, esto que dices es lo bonito del teatro. La gente para su día a día para venir a un sitio, si lo consiguen, eso espero, que no miren el móvil durante una hora y desconecten y compartan un momento con todo la gente, es muy bonito y necesario. Esto es tan antiguo en el teatro, que ahora mismo es muy revolucionario, que lo sigamos haciendo. El teatro en general es como parar el tiempo y yo en este espectáculo me recreo más en esto, en esta reflexión. También por lo que tiene el clown, que todo es presente y que aún juega mucho más en el presente, como no hay cuarta pared y juego con el público, está pasando aquí. La gente es consciente de que todo el rato lo estoy haciendo para ellos.

Diego Da Costa / Cinemagavia: Hablamos de las prisas de la sociedad, ¿crees que el ser adulto se ha convertido en un proceso en el que es inevitable tener esa necesidad de producir por cómo nos han criado?

Guillem Albà: Claro, como nos han criado y como la sociedad, el capitalismo, y cosas muchísimas grandes, que son muchas más largas para hablar. El tener que trabajar, que producir, que correr... Ya no solo por el hecho de ser adulto, sino por el tipo de sociedad que estamos.

Guillem Albà
Foto de "Calma!" (David Ruano)

El clown y su diversidad de mensajes

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿La gente se va a ver reflejada en la obra, a pesar de esa parte de crítica social?

Guillem Albà: Sí, de hecho, yo me lo tomo como dar un masaje. Es bonito ver a la gente como entra y como sale, que salen con unas caras mucho más relajadas, sonriendo. También porque durante el espectáculo viajan, ríen, se emocionan. Después, al salir, dicen: “Ostia, ha tocado temas, ¿eh? Ahora nos da para hablar”. Me ha pasado más de una vez que gente que ha venido a la función, me escribe por redes y me dice: “Cuando hemos ido para cenar, hemos empezado a hablar con los amigos y hemos pasado toda la noche hablando de esto”. Y esto es muy bonito, porque durante el espectáculo han viajado, han reído y después poco a poco han dicho que había temas, había cositas. Les da para una charla y esto siempre es interesante.

Diego Da Costa / Cinemagavia: El clown, como tú dices, permite expandir ese mundo de creatividad, ¿es una forma de mostrar que el clown no es solamente un espectáculo visual, sino que puede tocar temas de gran complejidad?

Guillem Albà: Claro, sí, a mi me gusta también reivindicar la risa solo por la risa y algún espectáculo que tengo es así también. De hecho, también es muy necesario. Sí que parece que muchas veces que con la risa solo puedes hacer risas y ya está, ¿no? Y no, puedes reflexionar, puedes criticar y, de hecho, precisamente con la risa puedes llegar a sitios o decir verdades que entran mucho mejor, o como te decía, que no se nota que lo has dejado ahí, pero ya lo has tirado.

Calma!
Foto de "Calma!" (David Ruano)

El futuro de la tecnología

Diego Da Costa / Cinemagavia: Abordas el mundo de la tecnología, que nos acerca también, a través de poder hablar mediante el móvil y al mismo tiempo nos deshumanizamos al tenerlo tan presente. Al darnos cuenta como sociedad, ¿crees que va a haber una época en la que el móvil se deje a parte o es algo que va a fomentar ese aislamiento?

Guillem Albà: Mira qué me gusta ser utópico, pero no sé si lo vamos a solucionar (Risas). Realmente, esta prisa que decimos, constante, este producir más, yo no sé si se va a arreglar, la verdad. En el espectáculo lo cuento, de alguna manera, esta prisa solamente la paramos cuando nos fuerzan a parar, cuando tienes un enfermedad, cuando muere alguien cercano... Es cuando todo se para y dices: “Un momento, ¿qué estábamos haciendo?” y te acuerdas de que todo esto era efímero.

O cuando hay una pandemia, paramos forzadamente, ¿y ahora qué está pasando? Estamos volviendo a correr otra vez. La gente está: “Hasta el mes que viene no nos podemos ver, porque tengo mucho trabajo”. No hemos aprendido ni con esto. Creo que lo único que podemos ir haciendo poco a poco, con pequeñas cosas del día a día, este ratito que voy andando hasta el trabajo, no miraré el móvil. Poco a poco podemos conseguir más, es necesario realmente, porque el móvil es una droga demasiada heavy.

Guillem Albà
Foto de "Calma!" (David Ruano)

Los orígenes del espectáculo

Diego Da Costa / Cinemagavia: Volviendo a los orígenes de la obra, ¿en qué momento llegó esta idea a tu mente, en la que decidiste abordar estas prisas?

Guillem Albà: Lo estrené en el 2019, el espectáculo, que fuimos a Latinoamérica a estrenarlo, justo antes de la pandemia. Siempre cuando buscas temas que te interesan para hablar, piensas en el tema o en el formato y decía: “Mira, quiero hacer un solo, con poco material, ir a lo mínimo, sin palabras”.

Y este tema, no sé por qué, me empezó a resonar, como está la prisa, cómo vamos corriendo... Empecé a leer libros, que hablan de esto, fue interesante también hablarlo con amigos... De golpe, es como un tema que te apasiona y yo me veía también como corriendo, haciendo demasiadas cosas, enganchado mucho al móvil también. Vas cogiendo todo esto y lo vas transformando en espectáculo.

Calma!
Foto de "Calma!" (David Ruano)

Dificultad artística

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Cuál ha sido la parte más complicada a nivel artística?

Guillem Albà: La parte de que ensayas y buscas y estuvimos un año buscando, creando, parando, volviendo a crear, y una escena la pruebas de cinco maneras diferentes y acabes cogiendo la otra que no era ninguna de las cinca opciones. Después, la parte de ponerle delante del público y creo que es la parte de uno de los retos que me puse, que era la de actuar más tranquilo en el escenario.

Buscando esta calma, porque siempre en los espectáculos he utilizado mucha energía, mucho más loco. Era como... si pierdo el miedo un poco a no hacer tanto, porque ves con los años que al principio cuando actuabas, hacías mucho más de lo que hacía falta y ves que era por miedo. Con menos energía, haciendo menos movimientos puedes llegar, incluso más, y puedes hacer reír más.

Supongo que fue encontrar esta energía que yo me he imaginado de estar tranquilo en el escenario, de hacer una reacción en vez de seis. Esto es lo que vas encontrando con los bolos, actuando, actuando, actuando y lo vas encontrando. Estoy contento de esta calma que voy encontrando, que era un reto en el escenario.

Guillem Albà
Foto de "Calma!" (David Ruano)

La calma en distintas partes del mundo

Diego Da Costa / Cinemagavia: Has actuado en varias partes del mundo, ¿ves diferencia de calma entre una ciudad europea que en ciudad americana, por ejemplo?

Guillem Albà: La verdad, CALMA!, que la estrenamos en Latinoamérica, la hemos hecho por aquí, fuimos a Polonia, por ejemplo, a un festival, el espectáculo les gustó igual, o sea que es curioso como culturas diferentes entienden perfectamente que es la prisa y que es estar enganchado al móvil. Esto es curioso o preocupante, pero sí que responden diferente en todas partes. Si vas a un sitio o a otro, a lo mejor ríen más, menos, cosas pequeñitas, pero hay tantas cosas que nos unen, que es brutal.

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Qué nos queda por aprender de nosotros mismos con respecto a estas prisas?

Guillem Albà: No sé si sé la respuesta. Creo que es encontrar dentro lo complicado que es, porque tenemos que pagar un piso, pagar la luz, pagar el coche, trabajar, trabajar y trabajar, es muy fácil decirlo y muy difícil hacerlo, encontrar si estamos viviendo realmente como queramos, dentro de lo que podamos. Realmente si hacemos lo que queramos, porque en cuanto esto se termine, o si podemos ver que viene un final, decir: “Bueno, he hecho lo que he querido y he sido feliz”. Para mí, es encontrar esto. Pueden ser pequeñas cositas, no es de golpe dejarlo todo e irte al monte, si alguien lo quiere hacer, brutal, pero, por lo menos, en las cosas del día, de aprovechar lo humano, las charlas, de quedar, de disfrutar... De irte a bañar al mar, de tomar un helado, cosas pequeñitas.

Calma!
Foto de "Calma!" (David Ruano)

Trayectoria artística

Diego Da Costa / Cinemagavia: Estuviste la semana pasado en el taller de “Formas de hacer reír”, has estado con otros profesionales de este género, ¿hay tantas formas de hacer reír como personas en el mundo?

Guillem Albà: Sí, seguro, y también hay maneras de reír. Habrá alguien que le hará más gracia una cosa o más gracia otra, tú te reirás de algo más fuerte, otro de algo más naif. Sí que hay cosas muy universales de la risa, la risa es muy matemática, hay una partitura como en la música, puedes decir: “Pam, pam, pam”, estas notas aquí, pongo la música y esto es un acorde, y esto hace reír. Esto existe. Si quieres investigar más, puedes ir al límites, buscar, pero hay una cosa que es global en la risa.

Diego Da Costa / Cinemagavia: Si tuvieras que definir tu trayectoria artística, ¿cómo lo definirías?

Guillem Albà: Yo hago espectáculos propios, que es lo que siempre he querido hacer, tener mi propia compañía, decidir qué quieres contar y como lo quieres contar y viajar actuando, que es lo que me gusta, ir por el mundo, sea Madrid, sea Suecia, sea China, y actuar. Esto es lo que me gusta más, hacer la creación de los espectáculos, buscar como contarlo y actuar. A partir de aquí, pues, bueno, he ido haciendo más cosas como dirigir a otras cosas que no son mías, de teatro, de circo o de grupos de música. Todo esto, ya lo hago por curiosidad, igual que cuando hago radio, de vez en cuando algo de televisión, no deja de estar todo en el mismo saco, que siempre es contar, decir algo a la gente. Esto ya son extras, lo que hago son espectáculos y actuar.

Guillem Albà
Foto de "Calma!" (David Ruano)

Próximos proyectos

Diego Da Costa / Cinemagavia: Para terminar, te podemos ver desde el 23 de noviembre en Teatro del Barrio con CALMA!, ¿hay más proyectos a la vista?

Guillem Albà: De hecho, el pasado sábado, justo antes de venir a Madrid, estrené un espectáculo nuevo, en el Festival de Temporada Alta, en Girona, en Cataluña. CALMA! lo hago desde el 2019, no había venido aún a Madrid, yo sigo girando, llevo como cuatro espectáculos de gira propios. CALMA! es uno, solo que a Madrid no habíamos venido. En Cataluña ya tengo otro, que estrené el pasado sábado, por lo tanto, empezaré la gira de este espectáculo que se llama “Ma solitud”, a ver si un día llega a Madrid. A parte, sigo colaborando con la radio, voy a sacar un libro en marzo y pensando cosas. Siempre me apetece crear cosas nuevas.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM