Producciones Inconstantes estrenó el pasado 20 de octubre Hasta que la muerte nos separe, una obra escrita y dirigida por Emilio del Valle, en la Sala Cuarta Pared La pieza relata la separación de una pareja, la cual tras soñar que vivirían toda su vida juntos, verán que esa unión se producirá pero por otro motivo. Protagonizada por Cristina Gallego y Jorge Muñoz, se representó dentro del marco del Festival Surge Madrid 2022.



Estreno de Hasta que la muerte nos separe

Crítica de 'Hasta que la muerte nos separe'

Ficha Técnica

Título: Hasta que la muerte nos separe
Título original: Hasta que la muerte nos separe

Reparto:
Cristina Gallego
Jorge Muñoz
Nacho Vera, Capitán Bazofia

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Emilio del Valle
Dramaturgia: Emilio del Valle
Asistente de dirección: Estefanía Ramírez
Diseño de iluminación:
José Manuel Guerra
Diseño de escenografía y atrezzo:
Florencia Nin
Vestuario:
Ana Rodrigo
Creación audiovisual y diseño gráfico:
Jorge Muñoz
Música original:
Nacho Vera (Capitán Bazofia)
Fotografía:
María Alperi
Producción ejecutiva:
A Fuego Lento – Gestión y Creación
Producción: Producciones Inconstantes

Sinopsis de 'Hasta que la muerte nos separe'

Hasta que la muerte nos separe nos presenta a Una pareja se acaba de separar después de una larga convivencia en la que ambos han soñado acabar sus vidas junto al otro. Tienen un niño, que no aparecerá nunca en escena, y que, sin embargo, es un tercer personaje crucial que justifica lo injustificable, en nombre del cual se actúa y se toman decisiones que jamás le consultan, porque es pequeño, y ya se sabe, los pequeños siempre ocupan el tercer lugar.

Las razones por las que se separan son difícilmente descifrables, y es probable que según avance la trama el espectador saque sus conclusiones en función de su propia experiencia, del género, de su fe religiosa o su falta de fe, su economía... La cuestión es que ha de ser el interés de cada personaje por alcanzar un cierto grado de certidumbre el que atrape al espectador en este dilema: ¿ quién tiene razón? (PRODUCCIONES INCONSTANTES). 



Hasta que la muerte nos separe
Foto de Virginia Rota

Cómo son las parejas

El amor es uno de los grandes temas del mundo de la cultura, debatiéndose en las diferentes formas y estructuras de expresarlo. En esta ocasión, Emilio del Valle analiza el comienzo de un proyecto en común que va evolucionando por distintas etapas, desde lo idílico del futuro hasta el destino fatal de muchas de ellas. Uno de sus fuertes es la veracidad con la que afronta los hechos, escenificado episodios que podrían extraerse perfectamente de la vida misma. Además, se adereza con una comedia bien elegida, con una dosis ligera de ironía y sarcasmo. Asimismo se valora que no desee presentar personajes maniqueos, sino que exponga distintos matices que logren dar sinceridad y humanidad a cada una de las situaciones que suceden. Gracias a ese análisis exento de florituras, el público conecta con lo que sucede en Hasta que la muerte nos separe.

Las personalidades de los personajes llevan en sí una cotidianidad que arrasa, contrastando con la imagen de personaje y persona, algo a lo que se hace mención en varias ocasiones en la pieza teatral. Sin embargo, dentro de esa cercanía, no se pierde ese efecto teatral en el que la narración logra más matices que consiguen efectuar un dramatismo perfecto ante lo que sucede. Únicamente, podría darse la situación de sentirse que es una historia que ya ha sido tratada de esta manera en varias ocasiones, repitiéndose algunos patrones que resultan algo ya manidos. Por ende, en aspectos como el concepto de fidelidad, la paternidad, la separación, no obtienen un punto de vista más fresco. A pesar de ello, obtiene un resultado más que plausible, permitiendo hacer reflexionar sobre los distintos estados y decisiones que pueden erosionar a una pareja.

Surge Madrid 2022
Foto de María Alperi

El carisma por bandera

Uno de los mayores fuertes de Hasta que la muerte nos separe es su elenco actoral, formado por Cristina Gallego y Jorge Muñoz. En primer lugar, Cristina Gallego demuestra tener una amplia experiencia profesional, dado que desde el primer momento se encuentra cómoda ante la escena. El brillo que se desprende de su interpretación se conjuga a la perfección con esa acidez que destaca en su personaje, disfrutándose esa personalidad arrolladora que encumbra su actuación en este espectáculo teatral. También se agradece el cuidado de la palabra, la manera en la que sabe dar pequeños detalles a la voz, que combina con una expresividad sutil, pero efectiva. Por lo cual, se puede decir sin problemas que cautiva a los asistentes, tanto por su naturalidad como por el cuidado de fijarse donde colocar pinceladas de mayor emoción.

Jorge Muñoz se convierte en su partenaire escénico, mostrando ya desde el primer minuto su canallismo dinámico, una seducción muy fluida, que le aporta ese aire vacilón que encaja con la personalidad que le otorga a su personaje. Sin embargo, su mayor evolución se presenta en los momentos más tensos, que exigen una mayor complejidad dramática. Sin perder la verdad con la que lo afronta, se puede ver ese sentimiento de derrota, de dolor interno, de cómo se va fracturando, lo que contrasta con su posición en el conflicto. Gracias a su manera de ponerse en la piel de su personaje, no se pierden las aristas que le permitan no caer en convertirse en un villano más, sino en una persona que toma decisiones equívocas y dolorosas. Gallego y Muñoz forman una dupla exquisita.

Surge Madrid 2022
Foto de Nia Ramírez

El sofá y el sino

Una historia como la que se cuenta en Hasta que la muerte nos separe no se puede afrontar desde la pirotecnia teatral, con grandes escenografías y multitud de elementos en escena, sino que se espera una concepción más tradicional, menos efectista y más minimalista. Sin embargo, Emilio del Valle ha sabido mantener esa sobriedad en la estética y en el aspecto visual de la obra, combinándolo con elementos que le permitan romper con lo estándar. Por ello, se agradece la presencia de Nacho Vera, Capitán Bazofia, en escena, aunque puede haber algunos momentos en los que no se entienda que se ejecute su labor desde la escena. Aun así, es más positivo lo que aporta al conjunto artístico. Después, el uso de los audiovisuales certifica la tendencia a la división de episodios, algo que cada vez significa menos atrevimiento y riesgo, dado que se ve últimamente demasiado en distintas obras.

A pesar de ello, lo audiovisual no estorba y completa la puesta en escena de una manera más dinámica y atractiva. Únicamente, podría haberse aprovechado todavía más. Por otra parte, el ritmo de la pieza es distendido, se resuelve sin necesidad de pegar acelerones y con una tranquilidad que gusta a la audiencia. Así se promulga una sensación de paseo agradable, lo que termina de afianzar esa intención de hacer sentir a los asistentes en el hogar de esta pareja. Una vez se termina, se deja un final que refleja la energía que han deseado plasmar sobre las tablas. Un retrato costumbrista sobre una pareja, sobre el amor y sus consecuencias, para bien o para mal, que no renueva el género, pero tampoco cae en lo reiterativo o excesivo. Una propuesta satisfactoria.

Hasta que la muerte nos separe
Foto de Nia Ramírez

Conclusión

Hasta que la muerte nos separe relata las relaciones de pareja a través del costumbrismo, siendo su mayor baza la humanidad y la sinceridad con la que plantea sus personajes. Además, se adereza con una muestra de reflexión de las consecuencias de la erosión de los cambios vitales. Únicamente, no se plantea una renovación del género a gran escala, pero deja una sensación más que agradable. Además, cuenta con dos actores estupendos, que logran transmitir toda esa proximidad al mismo tiempo que regalan pinceladas de pura verdad. La puesta en escena cumple con lo que se espera, junto con algún elemento que le da mayor vida, como es la actuación en vivo de Nacho Vera, Capitán Bazofia. Crónica de un matrimonio anunciado, que destaca por deshacerse de florituras y llevar la cercanía como bandera.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7 / 10
70 %
Artículo anterior"Bob o Nunca nadie: La questione del consenso" se estrena el 19 y 20 de noviembre en Sala Tarambana
Artículo siguiente"Resurección": D’on no n’hi ha, no en raja
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
hasta-que-la-muerte-nos-separe-critica-teatroRelata las relaciones de pareja a través del costumbrismo, siendo su mayor baza la humanidad y la sinceridad con la que plantea sus personajes. Además, se adereza con una muestra de reflexión de las consecuencias de la erosión de los cambios vitales. Cuenta con dos actores estupendos, que logran transmitir toda esa proximidad al mismo tiempo que regalan pinceladas de pura verdad. La puesta en escena cumple con lo que se espera, junto con algún elemento que le da mayor vida. Crónica de un matrimonio anunciado, que destaca por deshacerse de florituras y llevar la cercanía como bandera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí