El pasado 4 de septiembre se estrenó Hemingway Enviado especial en Teatro del Barrio. Así, Mario Hernández regresaba al conocido teatro, después del éxito que obtuvo con "El pecado moral de Madame Campoamor". Este monólogo está basado en las crónicas que realizó Hemingway durante su estancia en Madrid durante la Guerra Civil española. Para ello, cuenta con Jose Fernández como principal y único protagonista. Además, este proyecto comenzó en enero con una lectura dramatizada, que obtuvo una recepción positiva. Producida por Hernández & Fernández, se podrá disfrutar todos los domingos de septiembre a las 20:30 horas en el Teatro del Barrio.



Hemingway. Enviado especial

Crítica de 'Hemingway Enviado especial'

Ficha Técnica

Título: Hemingway Enviado especial
Título original: Hemingway Enviado especial

Reparto:
Jose Fernández (Ernest Hemingway)

Duración: 65 min. apróx.
Dirección: Mario Hernández
Dramaturgia: Mario Hernández (a partir de textos de Ernest Hemingway)
Dirección de Producción: Hernández & Fernández
Ayudante de Dirección:
Sara Mata
Iluminación:
Álvaro Guisado Garavito
Escenografía:
Paula Castellano
Diseño de sonido:
Hernández & Fernández
Vestuario:
Paula Castellano
Comunicación y prensa:
Gran Vía Comunicación
Con la colaboración de:
Carlos de Austria, José Luis Bustillo, Jorge Corrales, Fernando Huesca, Sara Mata, Elena Rey, Sara G. Romero y José Luis Verguizas
Fotografías: Julia Armengol y Óscar Peña
Agradecimientos: Ámbito Cultural & Lo etéreo
Producción: Hernández & Fernández

Entrevista a Jose Fernández, protagonista de 'Hemingway Enviado especial'

Sinopsis de 'Hemingway Enviado especial'

Hemingway Enviado especial nos lleva a la madrugada del 2 de julio de 1961. Un hombre sostiene en sus manos su escopeta favorita. En menos de una hora, se disparará con ella, poniendo fin a una vida llena de venturas, viajes, éxitos, libros mundialmente conocidos, películas en Hollywood, el Premio Nobel de Literatura… En estos últimos minutos, sin embargo, la mente de este hombre está en otro lugar, en otra época: Madrid en 1937, en plena guerra civil, cuando sus artículos, escritos mientras las bombas caían sobre su habitación del Hotel Florida, contaban al mundo cómo se libraba, y se perdía, la última guerra romántica.

Pero tras este aparente compromiso político con la libertad y la justicia, se esconde un hombre ávido de recuperar la fama perdida en la última década, un escritor capaz de servirse de todo el sensacionalismo de la tragedia para ocupar titulares, un juerguista empedernido que se divierte tanto en las trincheras como en la noche madrileña, ajeno a la muerte y el horror que le rodean. Estos últimos minutos, este hombre recordará cómo sucumbió a la leyenda. Cómo, en su querida España, Hemingway mató a Ernest. (TEATRO DEL BARRIO). 



Hemingway. Enviado especial
Foto de Julia Armengol

Las crónicas del escritor

Mario Hernández aborda su nueva aventura teatral histórica con Hemingway Enviado especial, donde narra distintos episodios de la vida del famoso escritor. Además, toma de base las famosas crónicas que escribió el estadounidense sobre la Guerra Civil española. Después de seguir parte de la carrera de Hernández, hay que destacar la gran inteligencia y la maestría con la que maneja datos, referencias y una marca influencia cultural. Es una delicia como en una obra de aproximadamente 70 minutos, desglosa no sólo los sucesos ocurridos, sino la personalidad de la figura representada y toda la espectacularidad de los distintos personajes que aparecen en escena. El espectador queda obnubilado y totalmente cautivado por la excelencia que emana de la dramaturgia. Por lo cual, podría convertirse en uno de los mejores estrenos de esta temporada 2022-2023.

A lo largo de los diferentes episodios que se narran, se va conociendo la realidad de aquel tiempo. La emoción se apodera del público en varias ocasiones, mientras que en otros momentos hay una carcajada generalizada. Gracias a la verdad que desprende el guion, se hace un camino con su protagonista que permite empatizar y sobre todo imaginar cómo fue aquel tiempo. Además, Hernández no omite las sombras, las muertes, pero lo adereza de una manera que hace que ambas facciones, vida y muerte, convivan entre sí y sean un combo muy especial. La capacidad creativa se ve desde el primer momento, como se entremezclan las anécdotas más personales con las más universales. Así, se puede hablar de Errol Flynn y al mismo tiempo de los chóferes y darles su momento y explotarlo al máximo. Un excelente ejemplo de cómo gestionar la información, lo dramático y la escritura.

Teatro del Barrio
Foto de Hernández & Fernández

Chapó a Jose Fernández

Si ya de por sí puede parecer todo un reto transformarse en el mismísimo Ernest Hemingway, ya enfrentarse a ello solo ante el escenario se merece un respeto. Jose Fernández es el encargado de protagonizar Hemingway Enviado especial, donde se mete en la piel del famoso icono. Desde el principio se puede ver cómo su naturaleza conquista el espacio escénico, desde una gestualidad medida, una escucha perfecta, su conocimiento del espacio y la manera de entablar la conversación con el texto. Así, hace que los espectadores caigan rendidos ante un trabajo dramático espectacular, donde sólo se puede aplaudir por lo que regala a los asistentes. El compromiso con lo que se ve sobre las tablas queda patente, en ningún momento se le observa fuera de lo que está haciendo, o mejor dicho, lo que está viviendo.

En esos momentos Fernández es Hemingway, la actitud y lo que se percibe desde el patio de butacas es que se está ante el autor, reviviendo junto a él cada una de las partes de la vida que desea compartir. Por ende, hay que mencionar también el carisma que deja salir en todo momento, sin perder los momentos de fragilidad y en los que se observa una sencillez que le da unas aristas imprescindibles. Como detalle, hay que señalar la recreación del Hotel Florida, uno de los momentos culmen de la obra, por la energía y dinamismo que desprende y la impresionante manera en la que Fernández la ejecuta. Este proyecto no sería viable sin Fernández, por lo menos, tras asistir a una de sus funciones, es el alma del espectáculo, sin florituras, sin adornos, es pura autenticidad.

Jose Fernández
Foto de Hernández & Fernández

Transportarse al pasado

Si hay un texto lleno de perspicacia, alma y verdad, junto a una interpretación impoluta, la puesta en escena de Hemingway Enviado especial no podía quedarse atrás. Al igual que otros aspectos dramáticos de la pieza, no se alimenta de una saturación de elementos en su propuesta, sino que emerge lo sutil del minimalismo escénico. Sin embargo, se abraza a efectos más determinantes como el uso de proyecciones, la música, que ofrecen una ejecución más compleja, pero también más vistosa. Por tanto, artísticamente, encaja una línea muy bien diseñada, con una justificación narrativa que evoluciona favorablemente y también la manera de mantener viva la escena. Por ejemplo, la influencia cinematográfica de Hernández hace acto de presencia, siendo un auténtico colofón. Gracias a ello, los estímulos audiovisuales llegan en momentos oportunos, siendo un perfecto vehículo para lucidez de los acontecimientos que se están desarrollando en la pieza.

La música envuelve al público en ese viaje en el tiempo, siendo una elección muy apropiada, que encaja a la perfección con el estilo del espectáculo. Únicamente, hay algunos cortes que pueden ser algo abruptos y se podrían hacer de una manera más fluida. Aun así, el conjunto musical es más que notable. Después, el ritmo es vertiginoso, no se pueden despegar los ojos de lo que sucede sobre el escenario. Por ende, hay que valorar muy positivamente el trabajo de la dirección, que ha sabido construir un montaje atractivo, que se disfruta al máximo. Con lo cual, los asistentes no se limitan a conocer detalles históricos o más acerca de esta figura, sino que lo viven junto a él, se introducen absolutamente, lo que muestra que no es una obra más.

Hemingway. Enviado especial
Foto de Julia Armengol

Conclusión

Hemingway Enviado especial es autenticidad, perspicacia, capta al espectador desde el primer momento. La dramaturgia goza de alta calidad, ofreciendo detalles desde lo personal hasta lo universal, equilibrando cada matiz y perspectiva del relato y el icono que lo protagoniza. Junto a ello, una extraordinaria interpretación de Jose Fernández, el cual impresiona y cautiva a los asistentes de principio a fin. Asimismo, la puesta en escena propone una experiencia sutil en su composición, pero efectiva en el uso del audiovisual. Gracias a ello, da con la tecla en todo momento y propone una experiencia vivencial al público. Un viaje hacia el pasado fascinante, que se revive junto a su protagonista, siendo uno de los mejores estrenos de la temporada 2022-2023.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
9 / 10
90 %
Artículo anterior"Edén", de Estefanía Cortés, seleccionada en la Seminci 2022
Artículo siguiente"Malinche, The Musical", el ambicioso musical de Nacho Cano, se estrena el 15 de septiembre en IFEMA Madrid
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
hemingway-enviado-especial-critica-teatroEs autenticidad, perspicacia, capta al espectador desde el primer momento. La dramaturgia goza de alta calidad, ofreciendo detalles desde lo personal hasta lo universal, equilibrando cada matiz y perspectiva del relato y el icono que lo protagoniza. Junto a ello, una extraordinaria interpretación de Jose Fernández. La puesta en escena propone una experiencia sutil en su composición, pero efectiva en el uso del audiovisual. Un viaje hacia el pasado fascinante, que se revive junto a su protagonista, siendo uno de los mejores estrenos de la temporada 2022-2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí