Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark) está escrita y dirigida por el danés de origen iraquí Ulaa Salim. Es un thriller dramático que plantea un futuro próximo donde la sociedad de Dinamarca se ha radicalizado y está gobernada por la extrema derecha. Estuvo a competición en el Festival de Rotterdam.

Está protagonizada por Zaki Youssef, Imad Abul-Foul, Rasmus Bjerg, Olaf Johannessen, Morten Holst, Elliott Crosset Hove, Mohammed Ismail Mohammed y Özlem Saglanmak. La película no se ha estrenado en salas de cine en España, pero pudo verse online en el Atlantida Film Festival 2019, donde obtuvo el Premio del Público. Se incorpora al catálogo de Filmin desde el día 1 de Mayo de 2020.



Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark)

Crítica de Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark)

Ficha Técnica

Título: Hijos de la ultraderecha
Título original: Danmarks sønner / Sons of Denmark

Reparto:
Zaki Youssef (Ali)
Imad Abul-Foul (Hassan)
Rasmus Bjerg (Martin Nordahl)
Olaf Johannessen (Jon)
Morten Holst (Tobias)
Elliott Crosset Hove
Mohammed Ismail (Zakaria)
Özlem Saglanmak (Mariam)

Año: 2019
Duración: 120 min.
País: Dinamarca
Director: Ulaa Salim
Guion: Ulaa Salim
Fotografía: Eddie Klint
Música: Lewand Othman
Género: Drama. Thriller
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Hijos de la ultraderecha’

Sinopsis

El feroz y controvertido debut de Ulaa Salim profundiza en el fanatismo terrorista en Dinamarca a través de un policía atrapado entre el islam y el nacionalismo de ultraderecha. Un thriller ambicioso, provocativo y con un acento marcadamente político, que muestra Copenhague como una ciudad inmersa en el caos, donde los nacionalistas de extrema derecha se enfrentan a los fundamentalistas islámicos en una guerra cultural que alimenta a ambos bandos.

Tras el aniversario de un ataque de bomba en Copenhague, la extrema derecha predomina, la radicalización se ha intensificado y la tensión étnica ha crecido. Dos jóvenes que no ven con buenos ojos cómo va Dinamarca, deciden actuar. (Filmin)

Premios

  • Festival de Rotterdam: Selección oficial largometrajes a concurso. 2019

 



Un debut controvertido que no deja indiferente

El debut tras las cámaras del director danés, de origen iraquí, Ulaa Salim, no podía ser más potente y controvertido. Sin duda, Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark), thriller político y distópico, no dejará indiferente a nadie. Nos plantea un auténtico descenso a las cloacas del extremismo religioso y del fanatismo ideológico. Un reflejo del mundo que estamos construyendo, en confrontación constante.

Por un lado, nos mostrará la radicalización islámica de un joven hasta convertirse en un terrorista yihadista. Por otro, la peligrosa proliferación en Europa, de grupos de extrema derecha que terminan colándose en las instituciones públicas a través de su brazo político. Un intenso y polémico debate que la película pone sobre la mesa, con un discurso ambiguo en el que algunos podrían entender que se está justificando el terrorismo islámico.

Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark)
Fotos de Filmin

La radicalización ideológica de la sociedad

Pero más allá del planteamiento moral que tenga Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark), en la película se habla de cosas que están pasando a nuestro alrededor y que nos atañen a todos. En los últimos años, se están transformando las sociedades y sus gentes, al igual que la forma de entender el mundo y la manera en que interactuamos entre nosotros, muchas veces escondidos tras el anonimato de las redes sociales. Eso está dividiendo los países ideológicamente en dos, con posturas cada vez más radicales que hacen difícil un entendimiento entre ambas partes. No hace falta irse muy lejos para verlo.

Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark) nos muestra la inadaptación de los inmigrantes árabes de segunda generación en los países que años atrás acogieron a sus familias. Es un fenómeno curioso a estudiar, sucede en todas las sociedades y culturas. La radicalización de esa segunda generación está unida a la desafección emocional e identitaria, ya sea por el país de origen o por el país de acogida, según sea el caso.

Aunque la película a veces utiliza un tono esquemático y algo maníqueo, relata con bastante acierto y credibilidad, las dificultades por las que tiene que pasar alguien que sí ha logrado adaptarse. No siempre es fácil mantenerse firme en sus convicciones ante un entorno social donde la convivencia se complica y enturbia. En especial, por culpa del crecimiento de ese populismo racista y excluyente que no te deja formar parte del grupo como uno más.

Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark)
Fotos de Filmin

Del impacto a la reflexión

Por suerte, Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark) no se convierte en un aburrido panfleto político. Por encima de todo, es un thriller tenso y potente, de gran fuerza expresiva y con un trabajo visual basado en un montaje abrupto. Irremediablemente te arrastra hacia una vorágine de sentimientos encontrados, te obliga a cuestionarte puntos de vista. Además, a mitad de película, propone un inteligente cambio en el punto de vista que enriquece su narrativa (lo simboliza con un giro de cámara de 360º). Te guste más o menos la película, seguro que encuentras dos horas de proyección que te mantienen enganchado a la acción que sucede en pantalla.

Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark) ofrece una visión tremendista y pesimista sobre como se engendra la violencia. Nos habla de la espiral infinita del ojo por ojo. Vaticina un futuro desolador a través de un desenlace tan previsible como tramposo. Una película que maneja bien los códigos del thriller y que sabe aunar el poder magnético que poseen sus momentos de impacto inmediato, con el poso de las reflexiones y cuestiones a las que seguirás dándole vueltas tiempo después.

Danmarks sønner
Fotos de Filmin

Conclusión de ‘Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark)’

Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark) es un thriller dramático sobre el odio como génesis de la violencia. Una ópera prima de Ulaa Salim, controvertida y violenta, que abarca sin concesiones los efectos de la radicalización ideológica. Nos presenta un futuro próximo donde fabula con la posibilidad de que Dinamarca esté gobernada por la extrema derecha. A partir de ahí, formula un discurso polémico y algo manipulador, pero siempre interesante y ambicioso.

Tanto Zaki Youssef como Mohammed Ismail Mohammed, dan la profundidad psicológica necesaria a sus personajes para reflejar ese mundo interior lleno de dudas. En su debut, el director Ulaa Salim, logra un producto maduro, con un montaje dinámico y algunas buenas soluciones visuales.

Hijos de la ultraderecha (Sons of Denmark) es un thriller político y distópico, que tiene una visión bastante pesimista sobre la condición humana. Estamos condenados a repetir nuestros errores, generación tras generación. Somos como esos ratones de laboratorio encerrados en un laberinto sin salida. Inmersos en la espiral infinita del ojo por ojo, donde la violencia engendra más violencia.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí