El pasado 23 de marzo fue el estreno de Homenaje a Billy el Niño, escrita por Ruth Sánchez y Jessica Belda. Por un lado, la dirección está a cargo de Eva Redondo, mientras que el elenco actoral está formado por la propia Belda, Antonio Gómez y Jesús Barranco. Esta pieza teatral denuncia las torturas policiales silenciadas y el premio a una de las figuras más dolorosas de la historia española. Producida por Teatro del Barrio, se podrá ver en este teatro los lunes y jueves de mayo a las 19:30 y 22:15 horas, respectivamente.



Homenaje a Billy el Niño

Crítica de 'Homenaje a Billy el Niño'

Ficha Técnica

Título: Homenaje a Billy el Niño
Título original: Homenaje a Billy el Niño

Reparto:
Jesús Barranco
Antonio Gómez
Jessica Belda

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Eva Redondo
Dramaturgia: Ruth Sánchez y Jessica Belda
Escenografía y vestuario: Almudena Bautista
Iluminación:
César Linares
Espacio Sonoro:
Ojo Último
Audiovisual:
Mi Moto Alpina
Producción artística:
Ana Belén Santiago
Producción:
Lucía Rico
Comunicación:
Paloma Fidalgo
Fotografía:
Laura Ortega
Cartel:
Jacobo Gavira
Técnica:
Tony Sánchez
Producción: Teatro del Barrio

Tráiler de 'Homenaje a Billy el Niño'

Sinopsis de 'Homenaje a Billy el Niño'

Homenaje a Billy el Niño exhibe las huellas de nuestro pasado: en julio de 1977, Antonio González Pacheco, un policía más conocido como Billy el Niño, fue condecorado con la medalla de plata al mérito policial. Y el ministro que tuvo la iniciativa, Rodolfo Martín Villa, reconoció los servicios prestados por el agente a la patria franquista y a la Transición, y pareció incluso atisbar que aquella trayectoria profesional generaría beneficios a la joven democracia.

Los que no estuvieron ni en pintura en aquel homenaje fueron los hombres y mujeres a los que torturó Billy El Niño y, por eso, aquí se les da voz: para que recuerden su historia y ayuden a visibilizar toda la violencia con la que también se construyó la Transición. (TEATRO DEL BARRIO). 



Homenaje a Billy el Niño
Foto de Teatro del Barrio

Las muertes que fundamentan el progreso

El título de Billy el Niño en España adquiere una connotación negra que se aleja del famoso forajido estadounidense que se convirtió en leyenda. Sin embargo, Homenaje a Billy el Niño retoma el nombre de Antonio González Pacheco, miembro del Cuerpo General de Policía en la Brigada Político-Social durante el franquismo, para darle una vuelta de tuerca. Ruth Sánchez y Jessica Belda realizan una dramaturgia que se deshace de lo políticamente correcto, para denunciar de una manera contundente y directa los atentados contra la verdad y las vidas de muchas personas que dejó tras de sí este asesino. Por tanto, utiliza el contraste de su título para desmontar las pericias políticas a lo largo de los años, desmitificando la Transición, dejando una reflexión potente y que lucha por obtener la verdad. Con lo cual, no busca polémica, sino mostrar las evidencias silenciadas durante años.

Hacer teatro político es una labor muy complicada, pero, sin duda, Sánchez y Belda demuestran que en este tipo de género no hay concesiones, se debe ir hasta el final y arriesgar con todo lo que ello conlleva. Además, remueven los cimientos hacia todos los lados, derechas e izquierdas, lo que provoca el pensamiento crítico sobre los asistentes que pueden obtener del trabajo documental que hay detrás. Por ello, no es una obra que solo denuncie los abusos de poder, los asesinatos, la falta de verdad en los gobiernos, sino cómo esa lacra se ha convertido en “Marca España”. Así, incomoda al propio sistema, lo que hace que haya que aplaudir la valentía y la inteligencia con la que lo han desarrollado. Convierten los símbolos típicos de lo español en una nueva concepción, que encuentra su mayor apogeo en un final emotivo y que redondea su denuncia. Brillante.

Teatro del Barrio
Foto de Teatro del Barrio

La reivindicación de las víctimas

Antonio Gómez, Jesús Barranco y Jessica Belda son los encargados de poner en pie a través de su piel esta reivindicación de víctimas, victimarios y el pueblo oprimido. En primer lugar, Gómez se enfrenta a convertirse en Billy el Niño, con una arrogancia y una personalidad que identifica a González Pacheco. Desde las primeras escenas hasta las últimas se mimetiza de tal manera, que el espectador siente esa animadversión sobre lo que acontece, lo que demuestra el gran trabajo del actor. Asimismo, hay que aplaudir que no haya apostado por una exageración maniqueísmo, sino que haya esa coherencia verosímil en un personaje que expone esa personalidad. Por lo que, se fundamenta en una interpretación muy gráfica, que evoluciona sobre las tablas. La concentración y la ejecución de cada uno de sus movimientos impresiona y deja una sensación de absoluto talento.

Después, Jesús Barranco va transformándose a lo largo de Homenaje a Billy el Niño, con un atino en la caracterización de cada personaje que interpreta. Gracias a ello, se ve una versatilidad sobre el escenario que eleva el resultado de su trabajo. Así, fabrica un dinamismo que le da la oportunidad de explorar distintos estados, desde la pura brutalidad hasta el respeto por las víctimas y el dolor. Sucede lo mismo con Jessica Belda, exponiendo un abanico de posibilidades que le permiten ir más allá en su labor y hacer vibrar a los espectadores con los distintos prismas que se ven en sus personajes. Los dos emocionan, sobrecogen, provocan ira, indignación, combinándose con una sinergia muy bien trabajada entre ellos. Por lo que, la química entre los tres actores se hace patente en toda la obra, lo que indica un compromiso férreo con lo que realizan en la escena.

Teatro del Barrio
Foto de Teatro del Barrio

La simbología del torturador

El poder del texto y la profesionalidad de sus actores se unen a una puesta en escena compleja, llena de movimiento y viveza que terminan de encumbrar el conglomerado que es Homenaje a Billy el Niño. Para comenzar, el recibimiento con imágenes históricas, pone en contexto que no se trata únicamente de algo particular, sino que lo que se busca es analizar las consecuencias y el contexto de un episodio omitido. Para ello, construyen estructuras fundamentadas en la dramatización de los hechos, al mismo tiempo que dejan fluir el realismo mágico, como en la representación de “Marieta”. Por este motivo, impresiona a los asistentes ver cómo todos los elementos convergen con una estructura consolidada y una fuerza que abraza la acción. Además, no dejan de lado el imaginario de la cultura española, sino que lo estrujan y transforman, demostrando una sensibilidad espléndida.

El diseño de iluminación lleva por los distintos parajes, dando unos matices muy bien expuestos y señalando una construcción muy estética y eficaz en cuanto a su contenido. Al no mantenerse estática o en un esquema más sencillo, se revela un trabajo muy completo desde la parte técnica. Por ende, el reto es llevarlo a cabo sin encontrarse piedras en el camino y así es cómo se ha podido ver sobre las tablas. También se une el espacio sonoro, el cual no solo acompaña a lo visual, sino que da más datos e incorpora una línea que dicta una conjunción extraordinaria. La dirección de Eva Redondo es magnífica, un montaje nada fácil, que es sinónimo de calidad. Por último, mencionar que el detalle de los saludos finales es una maravilla, pone los pelos de punta.

Homenaje a Billy el Niño
Foto de Teatro del Barrio

Conclusión

Homenaje a Billy el Niño es una denuncia pública por los episodios silenciados de la historia negra de España. Una dramaturgia valiente, que remueve, hace vibrar y sobre todo alienta a un pensamiento crítico ante lo que muestra. Asimismo, demuestra que el teatro político no debe ser complaciente, sino ir a por todas y hasta el final en lo que desea abordar. Después, el elenco está estupendo, con una concentración y una energía compartida brillante, soberbio en su trabajo escénico. También hay que aplaudir una puesta en escena con varias aristas, demostrando una construcción nada sencilla. Así eleva el resultado final con una efectividad de alto nivel. Homenaje a las injusticias, a la verdad y a las heridas sangrantes a través de una obra potente, directa y firme, que no busca polemizar sino hacer reflexionar.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8,5 / 10
85 %
Artículo anteriorOCINE Granollers, primera sala de cine 100% inmersiva en España
Artículo siguiente"Villa y Marte" llega a Teatros del Canal del 14 de abril al 1 de mayo, un sainete musical sobre un futuro incierto y la crisis climática
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
homenaje-a-billy-el-nino-critica-teatroUna denuncia pública por los episodios silenciados de la historia negra de España. Una dramaturgia valiente, que remueve, hace vibrar y sobre todo alienta a un pensamiento crítico ante lo que muestra. El elenco está estupendo, con una concentración y una energía compartida brillante, soberbio en su trabajo escénico. También hay que aplaudir una puesta en escena con varias aristas, demostrando una construcción nada sencilla. Homenaje a las injusticias, a la verdad y a las heridas sangrantes a través de una obra potente, directa y firme, que no busca polemizar sino hacer reflexionar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí