Hope es un largometraje noruego de género dramático, escrito y dirigido por Maria Sødahl. La película se basa en hechos reales de la propia directora, plasmados tal y como recuerda haberlos vivido ella en su momento. Hope nos cuenta la historia de Anja, una mujer a la que le comunican la terrible noticia de tener un tumor cerebral. Ya desde el principio de la crítica me gustaría enfatizar, que Hope no es una película sobre el cáncer; como bien ha reseñado la directora del film. Hope ahonda en los devenires dentro de una pareja de mediana edad, que salen a relucir o se desenmascaran ante tal extrema situación.

Hope está  protagonizada por Andrea Bræin Hovig, Stellan Skarsgård, Elli Rhiannon Müller Osbourne o Johannes Joner, entre otros. La película ha sido escogida por Noruega, para representar al país en la próxima ceremonia de los Oscar. Del mismo modo, la película recibió dos nominaciones en los pasados Premios del Cine Europeo, a mejor director y mejor actriz principal. Hope se estrena este próximo 22 de Enero en las salas de cine de España.



Hope

Crítica de ‘Hope’

Ficha Técnica

Título: Hope
Título original: Håp

Reparto:
Stellan Skarsgard (Tomas)
Andrea Bræin Hovig (Anja)
Elli Rhiannon Müller Osbourne (Julie)
Eirik Hallert (Henrik)
Steinar Klouman Hallert (Simon)
Johannes Joner (Frans)
Gjertrud L. Jynge (Vera)
Alexander Mørk Eidem (Arthur)
Dina Enoksen Elvehaug (Ada)
Knut Magne Uv (Médico pulmonar)
Thomas Tetens Moe (Cirujano asistente)

Año: 2019
Duración: 126 min.
País: Noruega
Director: Maria Sødahl
Guion: Maria Sødahl
Fotografía: Manuel Alberto Claro
Música:
Género: Drama. Enfermedad
Distribuidor: Adso Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Hope’

Sinopsis

¿Qué sucede con el amor cuando a una mujer de mediana edad le pronostican tres meses de vida? Anja (43) y Tomas (59) viven en familia junto a sus hijos biológicos e hijastros, pero durante años, la pareja se ha distanciado. Cuando Anja recibe el diagnóstico de cáncer cerebral terminal el día antes de Navidad, su vida se rompe y pone a prueba el amor desatendido. (Adso Films)

Premios

  • Premios del Cine Europeo: Nominada a mejor dirección y actriz (Bræin Hovig). 2020


Caretas fuera

Como he dicho al principio de esta crítica, Hope trata más sobre cómo nos llegamos a mostrar ante los demás, ante situaciones límites como esta, que sobre la enfermedad que padece la protagonista. Es en cierto modo un descubrir compartido, que experimentan Anja (interpretada por Andrea Bræin Hovig) y Tomas (interpretado por Stellan Skarsgård). Una pareja que ha vivido por demasiado tiempo, sumida en una espiral de mentiras y engaños continuos; soportadas y normalizadas por ellos mismos, con tal de mantenerse en una zona de confort.

El comienzo de la cinta arranca con cierta lentitud, pero poco a poco va creciendo en ritmo narrativo. Comprendo y considero un acierto, que la película se tome su tiempo para asentar al espectador dentro de la historia, y que no tenga que digerir todo el dramatismo de golpe. Eso se ve compensado, por las grandes escenas que presenciamos entre los dos protagonistas. Hay terceros que llegan a tener cierta relevancia en la trama, pero en líneas generales, toda la cinta gira en torno a la pareja principal.

Stellan Skarsgår hace un papel formidable pero siempre quedándose en un segundo plano, ya que es la propia Andrea Bræin Hovig la que asume casi todo el nivel dramático del film. Andrea Bræin Hovig realiza una de las mejores interpretaciones de los últimos años; al punto, que considero que debería ser al menos nominada a mejor actriz en los Oscar. Un papel tremendamente difícil, que sabe manejar con naturalidad, pero al mismo tiempo mostrando las complejidades internas que atraviesa el personaje.

Hope
© Adso Films

Al descubierto

El nudo narrativo que presenta Hope, es donde hay más emociones encontradas y mayor conflicto de personajes. Es en ese momento donde el resto de cosas parecen no importar, cuando sobresalen las verdaderas personalidades de cada uno. Hay una catarsis sentimental entre ellos dos, que provoca que tanto los cimientos de su relación como los de su familia, se vean afectados.

Es la parte en donde se deja entrever con mayor notoriedad, los elementos narrativos con los que intenta jugar la directora en el film. Hace un retrato muy realista de una relación de pareja y como afecta en ellos el paso del tiempo y lo que van viviendo al lado del otro.

Tiene obviamente una estética muy escandinava, que incluso me atrevería a decir a  que la pareja protagonista, tiene muchas semejanzas con el cine de Bergman. Hay un gran trasfondo y complejidades que los agrandan en escena y que sumado a los grandes actores que son, hacen de ello uno de los alicientes más reseñables de la cinta. El ser humano es contradictorio por naturaleza y a veces eso no llega  a entender ciertos creadores; es decir, algo no es blanco o es negro en la ficción. Los personajes de Anja y Tomas son gente con la que puedes empatizar, precisamente por esa dicotomía constante en relación a sus personalidades.

Hope
© Adso Films

Reencontrarse

El desenlace de Hope hace honor al título que lleva el film, pero no de la manera que se espera el público. Porque esas idas y venidas sentimentales, acaban siendo el desencadenante para que puedan volver a reconocerse; es decir, dejar de ser dos extraños que comparten dormitorio. La parte final considero que está muy bien llevada y que nos brinda varias de las escenas más memorables de la película.

Llega a resultar como una elegía escandinava fascinante, de la que casi es imposible no sentirte atrapado por la atmosfera que trasmite. Es esperanzador pero sin llegar a serlo de forma previsible, sino que hay elementos de cine trascendental muy bien manejados. Por lo que la gente que vea el tráiler o el argumento de Hope, que no se espere ver un tipo de película melodramática clásica; ya que cuenta con un trasfondo narrativo, que la vuelve una producción muy especial.

Por último y evidentemente sin entrar en detalles, destacar el espectacular plano cenital con el que concluye el film. No encuentro otro modo más redondo de cerrar el arco entre estos dos personajes, que el que nos ofrece Maria Sødahl en esta ocasión; un plano lleno de sencillez y belleza, por ambas partes.

Stellan Skarsgard, Andrea Bræin Hovig
© Adso Films

Conclusión de ‘Hope’

Hope es un retrato honesto de las complejidades vitales y sentimentales de una pareja de mediana edad. Más allá de la enfermedad que padece la protagonista, la película construye un trasfondo narrativo convincente junto a dos interpretaciones magistrales. Andrea Bræin Hovig está de Oscar en este film, haciendo una de las interpretaciones más complejas y brillantes de este último año. Un largometraje que pese al drama y la dureza de su relato, consigue dejar un halo de esperanza en el espectador que la ve. En definitiva, Hope es el resultado de cuando dos personas se llegan a descubrir la una a la otra, más allá de su mundana existencia.

Reportaje de Hope en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí