Hotel Bombay es una película australiana dirigida por Anthony Maras (The Palace, 2011) que nos cuenta desde muy cerca los atentados de 2008 en Mumbai, concretamente en el Hotel Taj Mahal. Cuenta con un reparto estelar, entre los que se encuentran Armie Hammer (Call me by your name), Dev Patel (Lion), Jason Isaacs (Harry Potter) o Nazanin Boniadi (Ben- Hur). Estreno el 6 de septiembre.



Hotel Bombay

Crítica de ‘Hotel Bombay’

Ficha Técnica

Título: Hotel Bombay
Título original: Hotel Mumbai

Reparto:
Armie Hammer (David)
Dev Patel (Arjun)
Jason Isaacs (Vasili)
Nazanin Boniadi (Zahra)
Angus McLaren (Eddie)
Anupam Kher (Oberoi)
Natasha Liu Bordizzo (Bree)
Tilda Cobham-Hervey (Sally)
Suhail Nayyar (Abdullah)
Rodney Afif (Maitre D’)
Zenia Starr (Prahba)

Año: 2018
Duración: 125 min.
País: Australia
Director: Anthony Maras
Guion: John Collee, Anthony Maras
Fotografía: Nick Matthews
Música: Volker Bertelmann
Género: Thriller
Distribuidor: Vercine

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Hotel Bombay’

Sinopsis

Basada en hechos reales. Mumbai, 2008. Los huéspedes del hotel Taj Mahal Palace viven momentos de terror. Un grupo de terroristas paquistaníes invade el lugar y mantiene a las personas como rehenes durante 68 horas. Desesperados, un grupo de trabajadores y huéspedes intentan revertir la situación. (Vercine)



La verdadera historia

Al ser una producción Australiana – estadounidense e india, los puntos de vista podrían haber discernido de un nación a otra, sin embargo, Maras dirige esta cinta con valentía y una gran documentación; poniéndose en el lugar de todos los que vivieron la masacre. Hotel Bombay cuenta muy de cerca cómo un grupo terrorista ‘minoritario’ adepto al Islam, asedia la ciudad desde su corazón, con la intención de reducirla a cenizas para que no quede ni un solo ‘infiel’ en sus calles.

El caballo de Troya

Si bien una película de este calibre que se basa en una historia real puede ser duramente criticada, contrastándola con los hechos acaecidos; me resulta imposible pensar que a alguien no le llegue hasta lo más profundo el mensaje que Maras tiene para nosotros. Se muestra muy detalladamente en cada escena la devastación que sufre cada una de las personas cuando se dan cuenta de que puede llegar a ser su fin.

La historia comienza con los terroristas desembarcando en Mumbai a través de una lancha motora nada lograda. Una vez allí, se dividen para poder crear el caos en toda la ciudad, asediándola desde dentro con el conocimiento de la falta de seguridad que existía en la localidad India. El objetivo es claro: asesinar a toda persona que se cruce en su camino.

Hotel Mumbai
Copyright Arclight Films

Todo por Alá

Existe un claro detalle importante sobre la actuación de los jóvenes terroristas: la persona que se comunica con ellos a través de sus teléfonos, a quien no lograremos poner cara a pesar de ser el principal motivo de la masacre de Mumbai. En término de guion, funciona como un hilo conductor para unir la trama de los terroristas con la masacre; ya que es el nexo de unión durante toda la película y esto servirá para justificar sus actuaciones.

El argumento de los criminales ha sido tan repetido durante tantos años –incluso en la actualidad- que es un buen punto de partida para contar una historia, ya que siempre ha existido controversia en cuanto a los motivos de las matanzas terroristas.

Hotel Mumbai
Copyright Arclight Films

La violencia desmedida

Sin duda, la violencia es una de las protagonistas de Hotel Bombay, ya que se trata de que los protagonistas consigan llegar a su objetivo: asesinar a todo hombre, mujer o niño que encuentren en su camino. En este caso, como la propia violencia es la que hace que se desarrolle la acción, es uno de los ‘personajes principales’ dentro de este drama basado en hechos reales. La violencia conlleva más de la misma, pero quienes quieren utilizarla siempre tendrán bajo el brazo una ‘excusa’ o razonamiento para ejercerla aunque no sea correcto; éste es el caso de los terroristas de Hotel Bombay.

Existe una contraposición de la violencia sobre quienes la ejercen y quienes se defienden, aunque en todo momento el espectador tiene muy claro quiénes son los antagonistas a la vez protagonistas indiscutibles de la película.

Es necesario aclarar que es una película intensa, impactante y que probablemente no sea para todos los públicos, ya que contiene una ingente cantidad de imágenes sobre la matanza.

John Collee
Copyright Arclight Films

Reparto excepcional

El reparto es simplemente excepcional, aunque la historia real se desarrollase en tres puntos de la ciudad de Mumbai, Anthony Maras decidió sabiamente centrarse en el asedio principal del Hotel Taj Mahal. Este hotel no era un alojamiento cualquiera, sino el hotel más importante de la ciudad, en que se alojaban las personas más famosas y pudientes.

Entre los huéspedes del Taj Mahal se encuentran Armie Hammer, Dev Patel, Jason Isaacs y Nazanin Boniadi. El único personaje que no pertenece a la alta sociedad es Dev Patel, ya que es uno de los camareros que trabajan en el hotel y a quien honrará más su actuación; ya que brilla con luz propia dentro de la película. Existe una dualidad moral en el núcleo de los personajes que pertenecen al personal del hotel, ya que existe la posibilidad de huir con sus familias en lugar de quedarse para ayudar dentro del hotel a que todos permanezcan con vida.

Una de las historias más dramáticas sin duda es la de Hammer con Nazanin Boniadi, quienes se hospedan en el Taj Mahal con su bebé y su niñera. Boniadi interpreta a una mujer adinerada con muchísima influencia que pertenece a la comunidad del Islam, por lo que existe una clara contradicción de sus raíces islámicas con su vida actual.

John Collee
Copyright Arclight Films

Los aspectos formales

Anthony Maras se corona el rey de la dirección cruenta y dramática, es relevante comentar que Hotel Bombay no es una película fácil de ver; pero interesante de analizar, ya que la tensión que se respira durante los 120 minutos es uno de los puntos fuertes de la película.

Cierto es que en torno a la dirección, hubiera podido realzar más planos subjetivos dentro de la historia para captar una mayor atención y tensión. Esto es sólo una apreciación motivada por la propia agonía que sufre el espectador en cada una de las escenas de Hotel Bombay; que probablemente hubiera captado mejor la atención y se hubiera reforzado el sentimiento de angustia con una mayor cantidad de planos subjetivos de los personajes (incluidos los terroristas).

Conclusión

Hotel Bombay es una película que esperamos que trascienda porque además de ser mucho más que entretenida, cuenta una historia terrible de una forma muy personal, con una ingente cantidad de detalles y muchísima tensión.

Reportaje de Hotel Bombay en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí