Crítica de Invitación de Boda (Wajib) dirigida por Annemarie Jacir

Invitación de Boda (Wajib), dirigida por Annemarie Jacir, es una película minuciosamente escrita con una magnífica puesta en escena, a veces casi demasiado cuidadosa, excesivamente elaborada, muy al estilo de su maravillosa ópera prima ” La Sal de este Mar“, donde la directora aviva una situación similar sobre repatriados. En su cuarto largometraje, ha sido capaz de encontrar el equilibrio adecuado entre un tono dramático y otro cómico, con naturalidad, creando diálogos deliciosos y divertidos. Se nos presenta como una foto familiar inspiradora y compasiva con una gran cantidad de referencias políticas. Wajib fue nominada para los Oscar por Palestina a la Mejor Película Extranjera. Excelente interpretación de Mohammed Bakri y Saleh Bakri, padre e hijo también en la vida real. Estreno el 27 de Abril.



Invitación de boda

Crítica de Invitación de Boda (Wajib)

Título: Invitación de boda (Wajib)
Título original: Wajib

Reparto:
Mohammad Bakri (Abu Shadi)
Saleh Bakri (Shadi)
Tarik Kopty (Abu Murad)
Monera Shehadeh (Um Murad)
Lama Tatour (Maria)
Samia Shanan (Viuda)
Jalil Abu Hanna (Camarero)
Ossama Bawardi (Karam)
Ruba Blal (Mujer de Rami)
Shams Bawardi (Hija de Rami)
Blanche Mazzawi (Um Rami)
Amira Bawardi (Relative)
Sobhi Hosari (Salim)
Falah Zoabi (Marwan)
Henry Andrawes (Rami)

Año: 2017
Duración: 96 min.
País: Palestina
Director: Annemarie Jacir
Guion: Annemarie Jacir
Fotografía: Antoine Heberlé
Música:
Género: Drama. Familia
Distribuidor:  Festival Films

Tráiler

Sinopsis

Abu Shadi es un padre divorciado y profesor de unos 60 años que vive en Nazaret. Cuando su hija se case, dentro de un mes, vivirá solo. Shadi, su hijo, es arquitecto y vuelve de Roma tras llevar muchos años fuera para ayudar a su padre a entregar en mano todas las invitaciones, como establece la tradición palestina. Que pasen el día juntos en el coche hará brotar las tensiones existentes en su relación y supondrá un gran reto para sus frágiles y diferentes vidas. (Festival Films)

Premios

  • Locarno Film Festival 2017: Premio Especial a la Mejor Película; Premio ISPEC Cinema; Premio Jurado Joven “Environment is Quality of Life”.
  • BFI London Film Festival 2017: Mención Especial del Jurado.
  • Dubai International Film Festival 2017: Premio Muhr a la Mejor Película; Premio Mejores Actores para Mohammad Bakri y Saleh Bakri.
  • Festival Internacional de Cine de Mar de Plata 2017: Premio Astor a la Mejor Película en competición internacional; Mejor Actor (Mohammad Bakri); Premio de la crítica ACCA (Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina); Premio Signis a la Mejor Película.
  • MedFilm Festival in Rome 2017: Premio Especial del Jurado.
  • Kerala Intl Film Festival India 2017: Mejor Película.
  • Middle East Now Festival 2018: Premio del Público.


Situemos la acción

El Wajib es una costumbre local, típica del norte de palestina, que asigna a los hombres de la familia la tarea de llevar las invitaciones de boda casa por casa. Invitación de Boda (Wajib) sigue a Shadi (Saleh Bakri) cuando regresa a Nazaret para asistir a la boda de su hermana Amal (Maria Zreik). La tradición en Palestina dicta que debe acompañar a su padre (Mohammed Bakri ), maestro de escuela, para entregar personalmente las invitaciones de boda a una gran y extensa familia, amigos y cualquier otra persona considerada como especial para ser invitada.

Seguimos a un padre y su hijo que, cargados con una colección de invitaciones de boda de su hija y hermana, van de puerta en puerta visitando a amigos y conocidos en Nazaret. Durante las visitas, Annemarie Jacir captura retratos conmovedores y a veces divertidos. Entre visita y visita observamos a una Nazaret representada como una ciudad en la que se amontona basura en la calle, el tráfico hace imposible la conducción y, en donde pequeños agravios fácilmente se pueden transformar en graves conflictos abiertos.

Wajib

A pesar de las profundas diferencias, Shadi, que se muestra extremadamente crítico con lo que está sucediendo en la región, acuerda ayudar a su padre a entregar el Wajib, pasando un día particularmente emotivo con él. Ambos, de hecho, no están de acuerdo en muchas cosas, atribuyendo sus respectivas elecciones de vida a valores completamente diferentes que, al parecer, contribuyen a alejarlos cada vez más.

La tradición pone a dos hombres, uno al lado del otro, en un viaje polvoriento en el interior de un automóvil, recorriendo las calles de Nazaret. La película se mueve en el conocido género de la Road Movie.

Las diferencias entre padre e hijo

Invitación de Boda (Wajib) seduce y sorprende a la vez, dramatizando una realidad que la mayoría de los directores palestinos a menudo tratarían como un tema de suma gravedad. Sin embargo, aquí, los conflictos permanecen subyacentes. El padre, un maestro, trabaja con los israelíes. El hijo emigro a Italia. Y los dos tienen una forma diferente de reclamar y sentirse palestinos. Annemarie Jacir refleja sutilmente estas tensiones. Consigue dotar a la película de una profundidad humana, social y política. Pero sin perder nunca de vista la modesta y preciosa misión de sus personajes: invitar a la boda, a la reunión familiar.

La comparación y las continuas discusiones entre padre e hijo durante el viaje, constituye la parte más sustancial de la película aunque se realice de forma muy esquematizada. En los intercambios entre ambos, a menudo didácticos y muy significativos, fluyen todos los temas principales relacionados con la cuestión palestina, delineando a las dos figuras como dos imágenes macroscópicas opuestas de pensamiento y posicionamiento político y cultural.

Wajib

Abu Shadi quiere invitar a la boda a un amigo israelí al que su hijo ve como un infiltrado, solo interesado en espiar y trabajar contra los palestinos. Esto no hace más que agrandar las diferencias existentes entre ambos. El estilo de vida liberal y europeizado de Shadi le permite seguir el camino que él quiere, incapaz de apreciar los sacrificios hechos por su padre en el plano político en beneficio de la familia. Mientras que los valores tradicionales de Abu Shadi lo atrapan, creando una versión ficticia de su vida, bajo la presión de mantener las apariencias y dar una imagen que no es la suya.

Sutil equilibrio 

Annemarie Jacir logra combinar con gran habilidad dos aspectos de la historia: el retrato de una ciudad, que busca vivir con normalidad a pesar de los problemas con las autoridades de Israel, y las relaciones entre padre e hijo.

Invitación de Boda (Wajib) es una película centrada principalmente en los contrastes y en la búsqueda de un equilibrio. El contraste entre la tradición y la modernidad expresada en la relación Padre-Hijo, además se muestra la comparación entre ambos sobre la capacidad o no para perdonar. Abu Shadi todavía sigue enojado con su esposa, a la que considera culpable de haberse fugado con otro hombre a Estados Unidos y dejarlo solo para criar a unos niños pequeños, sin embargo Shadi justifica a su madre y entiende porque tuvo que marcharse del país.

Wajib

Además, Invitación de Boda (Wajib) es una película sobre las tensiones entre israelíes y palestinos. Toda la narración está inmersa por este desacuerdo, por la prevaricación de un pueblo contra otro. Shadi, en una de las escenas más intensas del filme, le echará en cara a su padre, su sumisión, su incapacidad de rebelarse, y de haber aceptado enseñar en una escuela palestina donde su superior es israelí.

La directora Annemarie Jacir, también responsable del guion, crea unos personajes complejos con unos diálogos que se sienten tangiblemente reales. Estos diálogos están impregnados de una buena dosis de humor que suaviza el drama subyacente, especialmente cuando visitan a familiares excéntricos donde son arrinconados en el interior de la casa con montones de comida y bebida. La fricción dentro de la familia es utilizada por Jacir para observar las frustraciones sentidas por los palestinos que viven en Jerusalén y la presencia continua del ejército israelí.

Punto y final

Annemarie Jacir proviene de una antigua e influyente familia cristiana de Belén, se crió en Arabia Saudí, estudió cine en la Universidad de Columbia en Nueva York, y vivió en el exilio jordano durante varios años.

La directora revela el alma de Nazaret mostrando apenas unas pocas fotos de la ciudad y su paisaje. La cámara se mantiene constantemente cerca de los personajes. La representación de la ciudad se refleja casi exclusivamente a través de las acciones y las palabras de los dos protagonistas, y de sus encuentros con personajes secundarios.

En el conflicto padre-hijo desarrollado en en la película, Jacir no toma partido. Examina con sumo cuidado los pros y contras del compromiso, la sumisión y el radicalismo sin juzgar. Ambos, Abu Shadi y Shadi, argumentan desde sus respectivas situaciones en la vida de una manera comprensible y convincente. Al final la película parece convertirse en una especie de parábola social cuidadosamente construida.

La historia en Invitación de Boda (Wajib) evoluciona a lo largo del metraje como una especia de Road Movie Urbana, donde aparece un nutrido y colorido grupo de personajes, en el que la propia ciudad de Nazaret forma parte de él, con sus problemas, contradicciones, reuniones sociales y vitalidad. Al mismo tiempo, mantiene un formato de drama familiar enriquecido con magníficos y sútiles diálogos, que saboreamos en cada encuentro entre padre e hijo.

CALIFICACIÓN: 8/10

Reportaje de Invitación de Boda (Wajib) en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 1 Average: 3]

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *