Amante por un día es un inquietante enfoque a las dificultades en las relaciones interpersonales. Con un estilo que sustenta el quehacer poético cinematográfico de Philippe Garrel, el filme se adentra en la convivencia cotidiana entre un hombre maduro y dos mujeres jóvenes: su novia y su hija. Filmada en blanco y negro se trata de una propuesta cinematográfica que aborda al amor fugaz como elemento significativo en la estabilidad o destrucción emocional de las personas. Estreno el 4 de Mayo.



Amante por un Día

Crítica de Amante por un Día

Ficha Técnica

Título: Amante por un día
Título original: L’amant d’un jour (Lover for a Day)

Reparto:
Eric Caravaca (Gilles)
Esther Garrel (Jeanne)
Louise Chevillotte (Ariane)
Paul Toucang (Matéo)
Félix Kysyl (Stéphane)
Michel Charrel (El dueño del bar)
Nicolas Bridet (Profesor)
Marie Sergeant (Yentel)
Justine Bachelet (El amigo en el restaurante)
Christian Bouillette (El Borracho)
Laetitia Spigarelli (Narradora)
Manon Chircen (Balarina)
Maïa Foucault (Bailarina)

Año: 2017
Duración: 76 min.
País: Francia
Director: Philippe Garrel
Guion: Jean-Claude Carrière, Caroline Deruas-Garrel, Philippe Garrel, Arlette Langmann
Fotografía: Renato Berta (B&W)
Música: Jean-Louis Aubert
Género: Drama
Distribuidor:  La Aventura Audiovisual

Tráiler

Donde comprar la película

Oferta
Amante por un día [DVD]
  • Cameo (09/05/2018)
  • Tiempo de ejecución: 76 minutos
  • Eric Caravaca, Esther Garrel, Louise Chevillotte, Paul Toucang, Félix Kysyl
  • Español, Francés

Sinopsis

Ariane mantiene una relación amorosa clandestina con su profesor Gillet. Viven juntos, aunque en el colegio mantienen la distancia. Jeanne, la hija de Gillet, pide hospedaje a su padre porque terminó la relación con su novio en malos términos y está devastada. Ella y Ariane tratarán de fomentar una amistad compartiendo sentimientos y, sobre todo, secretos. Todo dentro de un juego de pasión y devastación.



El director y su película

Philippe Garrel es un veterano director francés de cine que inició sus actividades en pleno apogeo de la nouvelle vague, aunque, con el paso del tiempo, trató de independizarse de esta corriente fílmica para crear nuevos enfoques cinematográficos dentro de un espiral evolutivo de la visión artística. No obstante, Garrel ha impregnado en su obra un estilo basado en el uso reiterativo de formas expresivas, consolidando algunas constantes que singularizan al conjunto de su obra.

Amante por un Día es un buen ejemplo del gusto de Garrel por complementar el lío amoroso con las crisis existenciales de los individuos, siendo su causa o consecuencia. Utiliza situaciones espontáneas que construyen el permanente conflicto interno de los tres protagonistas y que incide en su interrelación y estabilidad emocional.

Amante por un Día

En esta película se verá cómo los sentimientos impactan a las personas al punto de colocarlas en un estado de satisfacción mental, de confusión o de desesperación. El amor, la fidelidad y hasta el deseo sexual asumen el rol esencial de la existencia humana, sin que prime la visión de futuro porque sólo existe la preocupación de vivir el momento presente.

El filme posee un trasfondo psicológico en la manera de tratar las actitudes de los personajes. De este modo, la simple actividad de caminar por las calles de la ciudad tiene un alto significado en la composición de la trama y del mensaje, porque se percibe como la inmediata válvula de escape ante un acorralamiento emocional. Similar significado estético podría encontrarse en el constante empleo de limitados espacios de cuartos o de mesas para componer las necesarias conversaciones entre dos o más integrantes de esta historia.

La amistad 

Dentro de la historia que envuelve a esta película, se puede resaltar a la incómoda amistad que necesitan mantener Jeanne y Ariane, y que sobrepasa la aparente madurez con que se asumiría el relacionamiento entre una hija y su potencial madrastra. Pueden compartir la misma ropa y otros espacios en la casa sin problema, pero habrá roces cuando compitan por las expresiones afectuosas de Garrel.

Amante por un Día

Su nexo de acercamiento más fuerte será el conocer y comprender la existencia de secretos íntimos de cada una y de no revelarlos a nadie de su entorno. Amantes fugaces, intentos de suicidio, actividades clandestinas, etc. son parte de las confesiones que estarán reservadas mientras exista el sutil condicionamiento de seguir atadas a Garrel. Una vez que se obtenga de él la exclusividad de su cariño, la naciente amistad, paradójicamente, terminará por disolverse.

En lo técnico

Se trata de un filme muy plano en su narración y expresividad. Todo se mueve a un mismo ritmo, y puede verse un resultado monótono. Como es característica de Garrel, la película está rodada en un atractivo blanco y negro, con la variedad de planos necesaria para enfocar la expresividad de los actores.

Es una película austera en el uso de recursos y escenarios. Posee escenas con mensajes implícitos y los diálogos son constantes.

En varios tramos del filme, sobresale una pasiva melodía de piano que se encarga de ambientar los sentimientos ambiguos que derivan de una irregular relación pasional.

Conclusión

Se podría encajar a esta película de Philippe Garrel dentro de su estilo de convergencia surrealista entre poesía y cine. Desde esta perspectiva, se entendería el uso permanente de situaciones y trasfondos similares que, como si fueran rimas, generan un componente narrativo complejo. En este andarivel, Amante por un Día emerge como un filme interesante pero lento. Los incondicionales del arte de Garrel estarán muy satisfechos con esta propuesta, pero otros públicos renegarán de su efectividad y es probable que no terminen de verla.

CALIFICACIÓN: 7/10

Reportaje de Amante por un Día en Días de Cine TVE

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]

Apasionado por el cine en todas sus formas, etapas y expresiones. Gusto de la comunicación y de la historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here