Jesús (Boku Wa Iesu-Sama Ga Kirai) es el primer largometraje dirigido por Hiroshi Okuyama, obra que le valió al japonés el Premio Nuevos Realizadores en el Festival de San Sebastián en 2018. La película nos cuenta la historia de Yura, un niño cuya familia deja Tokio para vivir con su abuela en una nevada zona rural. Allí deberá integrarse en un nuevo colegio, entorno donde conocerá la religión cristiana y la fe por el poder de la figura de Jesús. Este filme se estrenará en España el próximo 26 de julio.



Jesús

Crítica de ‘Jesús’

Ficha técnica

Título: Jesús
Título original: Boku wa Iesu-sama ga kirai 

Reparto:
Yura Satô (Yura Hoshino)
Riki Ôkuma (Kazuma Ôkuma)
Hinako Saeki (Rikako Ôkuma)
Chad Mullane (El pequeño Jesús)

Año: 2018
Duración:76 min
País: Japón
Dirección: Hiroshi Okuyama
Guion: Hiroshi Okuyama
Fotografía: Hiroshi Okuyama
Música: Kôshi Kishita
Género:Drama. Comedia
Distribuidora: La Aventura Audiovisual

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Jesús’

Sinopsis

La familia de Yura deja Tokio para mudarse con su abuela a una nevada zona rural. El joven tendrá que integrarse en el nuevo colegio, que se trata, además, de una escuela cristiana. Un día, en medio de una oración, se le aparece una pequeña imagen de Jesús. A partir de entonces, cada deseo que Yura le pide a Jesús se convierte en realidad y él comienza a tener fe en el poder del Señor. (La Aventura Audiovisual)

Premios

  • Festival de San Sebastián: Premio nuevos realizadores (2018)


Jesús y la ilusión de ser un niño

Es muy importante empezar diciendo que el tratamiento de Jesús es especialmente curioso; una experiencia única, para bien o para mal. Hiroshi Okuyama, director de esta cinta, opta por mostrarnos todo a través de los ojos de nuestro protagonista, Yura, con lo que la realidad se distorsiona bastante de lo que la mirada adulta podría percibir.

Esta mirada infantil hace de Jesús una cinta que prioriza una realidad acompañada de elementos fantásticos, donde cada momento tiene una especie de magia acompañándolo, especialmente los que vive Yura con Kazuma, el niño que un ‘milagro’ le otorga como mejor amigo.

Además de la fantasía y la magia mencionada, Yura es acompañado a lo largo del metraje por una entidad (en miniatura) alusiva a la religión católica, esta figura expresa muy bien la visión de un niño que recién se encuentra con lo teológico, juega como un aspecto muy favorable; Una metáfora del nacimiento de la fe. Sin embargo, el espectador puede caer en una posición donde lo que predomina a sus ojos es una comedia, arrebatando un poco la credibilidad y el interés en la historia.

Jesús
Copyright La Aventura Audiovisual

¿Una o dos películas?

Jesús tiene otra particularidad y es que llegará un momento en que modulará su tono hasta casi mutar en otra película. El instante que marca este cambio funciona a medias, ya que se formula desde unas dinámicas que lo convierten un poco en comedia involuntaria. Sin embargo, el contraste es muy bien ejecutado a partir de este momento, desde la paleta de colores hasta el sonido ambiente, cada elemento se convierte para darle al filme el nuevo tono que desea adoptar.

La ruptura de estilo a causa de una tragedia en la vida de Yura conduce al espectador a un momento que realmente destaca por encima de todo el resto de la película; Una secuencia que recuerda muchísimo, diría que hasta homenajea, a la mítica carrera final del personaje principal de Los 400 Golpes de Truffaut. Es pertinente aclarar que, si bien este momento se siente superior al resto del filme, no parece en absoluto que sea un golpe de suerte, sino más bien una decisión premeditada de descargar toda la carga dramática que se había venido creando.

Sin embargo, es necesario hacer énfasis en algo sobre el momento donde la película se divide en dos; es un instante que no responde a la historia que se venía contando, es un giro casi obligado por el guión para sus personajes, un golpe del destino que bien podría ser un conejo sacado de la galera.

Jesús
Copyright La Aventura Audiovisual

Conclusión

Jesús no es una película perfecta, ya que pierde el rumbo en varios momentos y es difícil identificar hacia donde se dirige, pero es un proyecto hecho con tacto y cuenta con un giro muy inesperado que fragmenta la narrativa. Un relato que explora el nacimiento de la fe en su protagonista y cómo la tragedia puede azotar un vínculo espiritual tan estrecho que parecía inquebrantable.

Reportaje de Jesús en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí