Juanlu Moreno Somé es guionista y director cinematográfico. Nació en Málaga en 1982 y ha cursado estudios de realización audiovisual y dirección cinematográfica. Sus trabajos más notables son los cortometrajes Reencuentro y Last Memory, los cuales han tenido presencia en decenas de festivales y han acumulado una treintena de premios. En esta ocasión, Cinemagavia ha tenido la oportunidad de hablar con él acerca de sus motivaciones profesionales y sobre su último trabajo como director y guionista, el cortometraje Una noche cualquiera.



Entrevista a Juanlu Moreno Somé

Juanlu Moreno Somé

Hacer cine

Belén Martín Arija/CinemaGavia: ¿Cuáles son tus motivaciones para hacer cine?

Juanlu Moreno Somé: Amo el cine desde que tengo uso de razón, mi padre me llevaba de pequeño y tengo hasta el recuerdo de la primera película que vi en el cine que fue: “He-man y los masters del universo”. No fueron años fáciles desde los 14 hasta los 25, cuando empecé a estudiar lo que realmente quería. Y fue muy largo, pero conseguí empezar el grado superior en CESUR e hice la especialización en dirección de cine en el CECC de Barcelona.

Aprendí con los años que este hobby que tenía, era una profesión que para mí consiste en “crear sentimientos”, sean cuáles sean y es maravillosa la sensación cuando ves tu trabajo en pantalla grande, aunque también tenga su lado negativo (como todas las profesiones).

B.M.A/CG: ¿Has tenido siempre claro que te querías dedicar al mundo del cine?

J.M.S.: Sí, me gustaba el cine desde pequeño como ya te he comentado. Fue con 14 años cuando vi “El día de la bestia” en su estreno en Canal+ cuando me dije “yo quiero hacer eso”, aunque el camino es muy duro, cosa que no nos enseñaron en la escuela de cine. Estoy contento de dedicarme a esta profesión tan intensa que al mismo tiempo es satisfactoria y bonita tanto de ver, como de hacer.

Rodaje de Una noche cualquiera

Largometraje vs. cortometraje

B.M.A/CG: Eres creador de cortos, pero también has trabajado en largometrajes. ¿Cuál ha sido tu experiencia en uno y otro formato?

J.M.S.: Básicamente el tiempo, un corto son dos, tres o hasta cinco días (como fue el caso de “Una noche cualquiera”) y una peli son semanas de trabajo y una dedicación más extensa.

He currado sobre todo de script y la verdad, es que es el puesto en el que más cómodo me siento junto con el de director, porque es el más cercano al propio director, tienes mucha responsabilidad con el raccord, la foto, el arte, vestuario, maquillaje…. He aprendido muchísimo trabajando para los demás y eso luego me lo he llevado a mi propio terreno a la hora de dirigir mis proyectos.

B.M.A/CG: ¿Cuál es según tú la razón que te impulsa a elegir desarrollar una historia en cortometraje o en largometraje?

J.M.S.: A mí sobre todo me impulsa el tema que quiero contar, si el tema no me interesa, no sigo avanzando con la historia. Me ha pasado ya un par de veces de no seguir avanzando, no por falta de interés, sino porque no encontraba el punto que quería para contar esas historias. Escribir cortos últimamente me cuesta menos que cuando empecé y eso que pido muchas opiniones de amigos y gente cercana para conocer otros puntos de vista.

En largometraje son muchísimos meses los que uno dedica y es una inversión de tiempo en escribir, documentarse, ver pelis para inspirarse. Si te fijas, tiene que ver un poco con la pregunta anterior que, básicamente, es el tiempo.

Protagonistas de 'Una noche cualquiera'

Una noche cualquiera

B.M.A/CG: Una noche cualquiera logró salir adelante gracias a una financiación crowdfunding. ¿Cuál es tu experiencia con ella? ¿Cómo te las has apañado en la financiación de tus trabajos cinematográficos?

J.M.S.: Te voy a ser honesto, Una noche cualquiera ha sido mi mayor quebradero de cabeza hasta la fecha. Fue una pre-producción intensa, un rodaje durísimo y una post-producción muy larga. Ceres Machado y Álvaro Sola de Sibila, Vision Films, confiaron en mí ya que somos amigos desde hace años. Hemos trabajo muchísimo desde entonces y tenía una responsabilidad con y hacia ellos, había mucho dinero en juego, un equipo técnico grande, muchas horas a invertir en este trabajo, del que finalmente me siento muy orgulloso, pero ha costado mucho sacarlo.

Sobre el crowdfunding, ha sido un poco cansino el hecho de estar todos los días compartiendo la campaña, hablando con gente por privado, intentando que otras páginas lo compartieran… Al fin y al cabo, estás pidiendo dinero para acabar un proyecto. Cuando dependes de otras personas y le dedicas tanto, es un desgaste energético importante, de todas formas ya me lo avisaron amigos y compañeros previamente porque pedí muchos consejos al respecto.

No obstante, pudimos sacar una buena cantidad gracias a los amigos, a mi familia, a gente desinteresada y así fue como entró Imagerial Producciones, que se interesó por el proyecto cuando le mandamos la última versión de montaje. Ahora… de aquí a la próxima campaña de crowdfunding… (risas).

Imágenes del rodaje de Una noche cualquiera

Temas complicados

B.M.A/CG: Una noche cualquiera es un cortometraje que habla de temas difíciles, como la prostitución y su demanda, el abuso, el bullying o, incluso, la homosexualidad y la xenofobia. ¿Cómo surgió la idea de Una noche cualquiera y por qué decidiste contarla a través de Javier, Alma y Alex?

J.M.S.: Nació hablando con un amigo actor sobre lo guapo que estaría vestido de mujer y de repente dije: «Espera… Espera, que aquí hay historia» y yo tenía una espinita clavada sobre el tema del corto (del que no puedo hablar, al menos hasta que se estrene). Empecé a darle forma a la historia. Me pasó una cosa muy curiosa que no me había pasado en mi vida y es que a dos meses de rodar, Ceres y Álvaro me comentaron sobre un personaje concreto que creían que no funcionaba en la historia y finalmente tras darle mucha vuelta, cambié esa trama y el corto es lo que es hoy en día gracias a sus aportaciones.

Alma somos muchísimos en el mundo y Javier, por desgracia, también. Entonces, creo que es interesante que la gente se sienta reflejada o conozca casos como el que cuenta la historia, la prostitución o la homosexualidad en nuestro corto no es el tema principal, pero sí es el camino en el que decidí moverme para llegar al tema principal del cortometraje. Como ya te he dicho, espero que haya mucha gente que se sienta identificada y remueva conciencias.

Rodaje nocturno y diurno de Una noche cualquiera

La metáfora de la inmediatez de la noche

B.M.A/CG: El rodaje de Una noche cualquiera fue un rodaje nocturno, prácticamente en su totalidad. ¿Cómo afecta al trabajo del equipo trabajar de noche? ¿Podrías explicar el significado que tiene el fin de la noche y el comienzo del día en el corto?

J.M.S.: Trabajar de noche es, literalmente, un coñazo, porque te cambia el bioritmo natural y sobre todo cuando son tantas horas hasta que amanece. Pero, en esta historia la noche era importantísima, porque como el propio título indica, parece una noche cualquiera pero, en el fondo es la noche que van a cambiar (o no) los personajes para siempre. Ese comienzo del nuevo día, es la culminación de algo que llevaba años gestándose en la cabeza de uno de los personajes. En serio, hablar sin hacer spoilers es complicado (risas).

B.M.A/CG: Por otro lado, el tiempo en Una noche cualquiera está muy presente en el guion y remarco la frase: “Aquí, ahora, ya”, porque es genial en labios de Jimmy Shaw. ¿Por qué la búsqueda de la inmediatez en el personaje de Javier y el afán de Alma por frenarle?

J.M.S.: Javier es un tipo que está acostumbrado a tomarse las cosas deprisa, corriendo y al momento. Es un tipo que vive demasiado el presente, de hecho su filosofía de vida, lo dice en el corto, es: “No hay tiempo que perder”. En cuanto al personaje de Alma, a ella no le importa tomarse el tiempo que sea necesario para estar con Javier y cumplir su objetivo.

Estoy muy contento con el trabajo actoral que Ceres hizo con el elenco del cortometraje. Creo que era un trabajo muy complicado y ella, con muchísimo respeto a mí como creador y por supuesto, a la historia, supo plasmar muy bien los personajes que yo quería.

Montaje y making off de Una noche cualquiera

¿Biopic?

B.M.A/CG: ¿La historia que cuentas en Una noche cualquiera tiene algún punto biográfico? ¿Qué te gustaría transmitir con esta historia?

J.M.S.: Ya estamos con el spoiler…. (risas). Sí, tiene cositas biográficas, no todas pero cuando la gente vea qué pasa de verdad en este thriller, va a entender todo lo que le pasa al personaje de Alma y va a atar cabos. Me gustaría que se reflexionara mucho sobre lo que cuenta esta historia, ya que es algo que se vive día a día en el mundo. Por cierto, está dedicada con muchísimo amor a la memoria de mi amigo Pepe Mediavilla, actor de doblaje que nos dejó hace un año.

Juanlu Moreno Somé

Carrera profesional

B.M.A/CG: Tus cortometrajes «Reencuentro», «Last Memory» y Una noche cualquiera cuentan historias muy dispares entre sí, en un principio. Sin embargo, la carga humana que se respira en ellas es muy evidente también. ¿Consideras que haya un punto en común en los tres cortometrajes?

J.M.S.: Me gusta que me preguntes esto. Hace poco, me dijo un amigo que se notaba cuando un cortometraje estaba dirigido por mí, porque denota que tengo un estilo muy marcado a la hora de hablar sobre la condición del ser humano y cuando te lo dicen es, porque creo que el trabajo está bien hecho. Te agradezco la pregunta.

Una cosa, como ya te has fijado, es tener cuidado con el spoiler, ya que en historias tan cortas, cualquier cosa que cuentes puede dar lugar al mismo. Por ejemplo con “Last Memory”, intentamos evitar por todos los medios que se viera a Irene Salas caracterizada de zombie, pero realmente lo que contaba es una historia de amor y funcionó muy bien y gustó mucho, tanto que incluso había gente que me decía: “No me gustan los zombies, pero tu corto me ha encantado”. Y eso se reflejó en las 142 selecciones que el cortometraje ha tenido en festivales. No te digo que Una noche cualquiera vaya a funcionar igual de bien, pero sí espero que guste tanto. Espero que a algún productor le interese mi trabajo y trabajemos en un largometraje.

Futuro cinematográfico

B.M.A/CG: ¿Puedes contarnos algo acerca de tus próximos proyectos?

J.M.S.: Pues ahora estoy en proyectos ajenos, en busca de otros y este año me vuelvo a encargar de dirigir el spot del festival de cine de Madrid PNR, que ya dirigí en la edición de 2017. Escribiendo mucho para un proyecto de mayor envergadura. ¡Muchísimas gracias por la entrevista!

Si quieres leer la crítica de ‘Una noche cualquiera’, pulsa AQUÍ.

Guerreros

Esta entrevista puedes leerla también en You Talkin’ Cine

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí