En 2015 se estrenaba de manera gratuita y por medio de YouTube, un mediometraje llamado Kung Fury.  El camino fue largo para David Sandberg, el joven sueco que protagoniza el film, pero todo su esfuerzo se vio trasladado a la bizarrada que es Kung Fury.

Es un mediometraje para dejarse llevar, llena de acción y, sobre todo, muchos elementos retro que hará sentirnos como volviéramos a los años ochenta, o la imagen que se tiene de ellos. El mix perfecto entre lo retro y extraño, convierte a Kung Fury en una obra digna de ver, y se ha ganado el estatus de culto por méritos propios.



Kung Fury

Crítica de ‘Kung-Fury’

Ficha Técnica

Título: Kung Fury
Título original: Kung Fury

Reparto:
David Sandberg (Kung Fury)
Jorma Taccone (Adolf Hitler)
Steven Chew (Dragon)
Leopold Nilsson (Hackerman)
Andreas Cahling (Thor)

Año: 2015
Duración: 31 min.
País: Suecia
Director: David Sandberg
Guion: David Sandberg
Fotografía: Martin Gärdemalm, Jonas Ernhill, Mattias Andersson
Música: Mitch Murder, Lost Years
Género: Ciencia ficción. Acción
Producción: Laser Unicorns, Lampray
Distribuidor: YouTube

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Kung Fury’

Sinopsis de ‘Kung Fury’

Kung Fury es una comedia de acción de los 80 que fue financiada por Kickstarter. Cuenta con Kung Fury, un policía renegado de Kung Fu que viaja en el tiempo para matar a su Némesis, Hitler. La película cuenta con nazis, dinosaurios, vikingos y chisteras cursis. (LaserUnicorns



Kung Fury
Imagen de IMDB. Laser Unicorns

Dinosaurios, vikingas y ¿nazis?

El argumento de Kung Fury es claro y conciso. Un misterioso karateca deberá viajar en el tiempo para conseguir detener a Hitler antes de que obtenga los poderes del Kung Fu definitivo y condene pasado, presente y futuro.

Esta misión no la llevará a cabo solo, sino que formará un super equipo para pararle los pies al Führer. Un triceratops policía, dos guerreras vikingas o el mismísimo Zeus, lo acompañarán en este viaje hacia el pasado, todo de la mano del gran Hackerman.

Este despliegue constante de extravagancias solo consigue sacarnos carcajadas por cada minuto que pasa y provocarnos un estado de tensión y emoción constante. Todo esto debido que no sabes que excentricidad seguirá a la anterior. En conclusión, Kung Fury es desternillante y sorpresiva cuanto menos.

Laser Unicorns
Imagen de IMDB. Laser Unicorns

El factor nostalgia

Un hecho fundamental para que Kung Fury alcanzara su popularidad actual se debe sobre todo a que ha sabido adaptarse a los gustos del público. La estética retro, sus referencias a películas, música e incluso la ropa que se usaba en los años 80, es puro placer visual a aquellos nostálgicos que busquen rememorar esta época.

Esto a su vez, supone un homenaje a la propia infancia de Sandberg. Todo aquello que amaba de pequeño, ya sea las películas de acción o el mundo de fantasía se traslada en Kung Fury.

Todo este cóctel ochentero se cuenta en media hora y ese el mayor logro que acarrea la cinta. Como en tan poca duración sea capaz de contar tanto, y siendo objetivos, la narrativa apenas sufre de agujeros de guion. En cierta manera, su historia es redonda, manera metafórica, y tras el ver el final, también de manera literal.

Kung Fury
Imagen de IMDB. Laser Unicorns

Conclusión

Kung Fury es una obra de culto, con poca duración que trata temas atractivos para la mayoría del universo geek, y esto lo convierte en un producto único. Seguramente tenga sus detractores, pero las películas al igual que la vida, no siempre hay tomárselas en serio, y, simplemente, hay que disfrutar.

Para los que no la hayáis visto, os animo a hacerlo, y para aquellos que ya estamos enamorados de la cinta, solo nos queda esperar las noticias que se siguen sucediendo sobre su posible secuela con Michael Fassbender.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí