La casa del terror (Haunt) es un típico film de terror ambientado en Halloween que incomprensiblemente se estrenó en salas dos semanas después de tan señalada fecha para los amantes del cine de género. Está dirigida a cuatro manos por Scott Beck y Bryan Woods, tras su debut en 2015 con Nightlight, y protagonizada por un elenco de caras desconocidas formado por Katie Stevens, Will Brittain, Lauryn Alisa McClain, Andrew Caldwell, Shazi Raja y Schuyler Helford. Estreno el 15 de Noviembre.



La casa del terror

Crítica de ‘La casa del terror (Haunt)’

Ficha Técnica

Título: La casa del terror
Título original: Haunt

Reparto:
 Katie Stevens (Harper
Will Brittain (Nathan)
Lauryn Alisa McClain (Bailey)
Andrew Caldwell (Evan)
Shazi Raja (Angela)
Schuyler Helford (Mallory)

Phillip Johnson Richardson (Ty Hoffmann)

Chaney Morrow (Ghost)
Justin Marxen (Clown)
Terry Partika (Witch
)
Justin Rose (Vampire)
Damian Maffei (Devil)
Schuyler White (Zombie)
Samuel Hunt (Sam
)
Justin Rose (Vampire)

Año: 2019
Duración: 92 min
País: Estados Unidos
Director: Scott Beck, Bryan Woods
Guion: Scott Beck, Bryan Woods
Fotografía: Ryan Samul
Género: Terror
Musica: Tomandandy
Distribuidora: Entertainment One Films Spain

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘La casa del terror (Haunt)’ 

Sinopsis de ‘La casa del terror’

En Halloween, seis amigos deciden entrar en una casa encantada que promete ofrecer una experiencia extrema a base de explotar sus miedos más profundos. La noche se volverá mortal cuando se den cuenta de que algunos monstruos son reales.



Del found footage al slasher

Si en su antes citado y poco conocido debut Nightlight (2015), los directores Scott Beck y Bryan Woods, apostaban por un found footage al uso, deudor de El proyecto de la bruja de Blair (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999), tanto en su aspecto visual como en su temática, ya que trataba de un grupo de jóvenes un tanto descerebrados que se adentraban en un bosque maldito e iban cayendo uno tras otro, en La casa del terror (Haunt) abandonan la estética de la cámara en mano subjetiva y proponen un slasher de manual, donde otro grupo de jóvenes en busca de diversión durante la noche de Halloween, irán a parar a un lugar que se convertirá en la peor de sus pesadillas.

Se nota que los directores son unos frikis del cine de terror y que les apasiona el género (como a mí), sin embargo, tampoco logran imprimir una personalidad propia en este segundo trabajo que vuelve a caer en los tópicos más manidos y que recuerda demasiado a los trabajos de otros cineastas más notables como Tobe Hooper, Wes Craven o incluso James Wan o Rob Zombie. Mucho más interesante y elaborado resultó su guion para Un lugar tranquilo (John Krasinski, 2018), una de las películas de terror más taquilleras de los últimos años que lograba un perfecto equilibrio entre el drama familiar y el cine de género más mainstream. 

La casa del terror (Haunt)
Copyright Splendid Film GmbH

Cine palomitero al estilo de los 80

La casa del terror (Haunt) es más modesta. Es cine palomitero y festivalero, de maratones nocturnas que se disfruta mejor en compañía. Con reminiscencias del cine de los 80 y el cine exploitation, pero con un tratamiento visual moderno y directo, la película sabe a lo que juega y no intenta ofrecer nada más, alejándose de las propuestas de género que últimamente buscan un cine más elevado o trascendente, pero le cuesta crear una atmósfera suficientemente terrorífica para los que acostumbramos a ver este tipo de películas.

La casa del terror (Haunt) está producida por Eli Roth, creador de clásicos recientes como Cabin Fever (2002), Hostel (2005) o Green Inferno (2013) y también de algún desliz como Knock, Knock (2015), su mano es visible en el salto cuantitativo que hacen los directores entre sus dos películas, en cuanto a ambientación y puesta en escena.

La casa del terror (Haunt)
Copyright Splendid Film GmbH

Psicópatas con máscaras

La casa del terror (Haunt) sucede casi íntegramente en el interior de un túnel del terror lleno de personajes enmascarados que pronto descubriremos no son simples actores del espectáculo, sino que sus máscaras ocultan a verdaderos psycho killers sedientos de sangre y con muchas ganas de plantear juegos al más puro estilo de las escape room a sus presas. El problema es que cuando los psicópatas se quitan las máscaras dan bastante menos miedo que con ellas puestas.

El guion como vemos es lo de menos, incluso cuando se intenta otorgar cierta profundidad a los personajes, casi resulta más molestia que otra cosa, como toda la subtrama metida con calzador de la scream queen protagonista, Katie Stevens, con su novio maltratador y un pasado donde su padre también lo fue con su madre. Stevens, cantante surgida del programa American Idol y de la MTV con la serie Faking It (Las Farsantes), cumple con su cometido de manera discreta con un personaje que tiene una transformación poco creíble.

Haunt
Copyright Splendid Film GmbH

Conclusión de ‘La casa del terror (Haunt)’

La casa del terror (Haunt) es un film hecho para aficionados al género, con muchos elementos que recordarán a otras películas y que puede resultar entretenido si no eres demasiado exigente. Cine palomitero y festivo para amantes del slasher y el terror sangriento, el resto pueden abstenerse de verla.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí