Nacida como una precuela de "Downtown Abbey", finalmente, La edad dorada se convirtió en un título completamente independiente. Después de casi diez años desde que se anunciase el proyecto, llega a HBO Max. La ficción está creada por Julian Fellowes, quién está detrás de éxitos como la ya mencionada "Downtown Abbey", "Gosford Park" o "The Young Victoria". Ambientada en la Nueva York de finales del siglo XIX, se centra en el período llamada popularmente como Edad Dorada en Estados Unidos. Se estrena en España a través de HBO Max el 25 de enero de 2022.



La edad dorada

Crítica de 'La edad dorada'

Ficha Técnica

Título: La edad dorada
Título original: The Gilded Age

Reparto:
Christine Baranski (Agnes Van Rhijn)
Cynthia Nixon (Ada Brook)
Carrie Coon (Bertha Russell)
Denée Benton (Peggy Scott)
Louisa Jacobson (Marian Brook)

Año: 2022
Duración: 50 min (por capítulo)
País: Estados Unidos
Creada por: Julian Fellowes
Guion: Julian Fellowes y Sonja Warfield
Música: Harry Gregson-Williams y Rupert Gregson-Williams
Fotografía: Vanja Cernjul y Manuel Billeter
Género: Drama
Distribución: HBO Max

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'La edad dorada'

Sinopsis de 'La edad dorada'

La edad arranca en 1882 con la mudanza de la joven Marian Brook de la zona rural de Pensilvania a la ciudad de Nueva York después de la muerte de su padre para vivir con sus tías adineradas. Acompañada por una aspirante a escritora que busca un nuevo comienzo, Marian se ve envuelta de forma inesperada en una guerra social entre una de sus tías, hija de la vieja riqueza, y sus vecinos tremendamente ricos, un magnate ferroviario despiadado y su ambiciosa esposa. Expuesta a un mundo al borde de la Edad moderna, ¿Marian seguirá las reglas ya establecidas por la sociedad o forjará su propio camino? (HBO MAX).



La edad dorada
Foto de HBO Max

De alta cuna y de baja cama

Una de las series más esperadas de 2022 es La edad dorada, nueva creación de Julian Fellowes. El guionista es la cabeza pensante detrás del fenómeno de “Downtown Abbey”, por lo que esta incursión histórica es un aliciente para los fans de su carrera. Por lo tanto, es lógico que mantenga esa esencia del melodrama que tanto juego le dio con dicha serie. Sin embargo, en esta ocasión, traslada la acción a la Nueva York en 1882, donde las tramas se mueven en los tejemanejes de la alta sociedad neoyorquina, el negocio y, como no, las historias personales. Además, se une una multitud de personajes que muestran la intención de ofrecer un universo amplio, en el que son varios los protagonistas. Hay temáticas que invitan al interés, como el machismo y el racismo imperante, la diversidad sexual con visibilidad inexistente y el uso del poder.

La variedad de temas que se muestran en pantalla permite que haya un enriquecimiento narrativo con potencial. Por ende, se refleja un cierto interés en saber cómo continuan las tramas. No obstante, uno de los conflictos que se presentan es la falta de sustancia en Marian Brook, personaje que lidera varias tramas principales. A pesar de ser la máxima protagonista, su contexto y situaciones no logran enganchar del todo a la audiencia. En consecuencia, se resquebraja parte de la fuerza de la ficción, al no verse bien canalizada por este personaje. Aun así, hay personajes que gozan de los matices que le faltan a Marian, como las hermanas Agnes y Ada, la familia Russell al completo, Oscar y Peggy. Igualmente, a partir del tercer episodio, se empiezan a vislumbrar líneas narrativas más interesantes y también en la parte menos lujosa de las casas.

HBO Max
Foto de HBO Max

Un reparto de lujo

Una de las razones por las que La edad dorada puede sacar pecho es la elección del elenco actoral. En primer lugar, aplaudir la excelente labor de Carrie Coon como Bertha Russell. Desde el primer episodio se puede ver la gran potencia y el desgarro que hay en su forma de interpretar. Además, al convertirse en una de las antagonistas principales de la ficción, explora una actuación aún más compleja al dotarla de detalles de total sensibilidad. Asimismo, Christine Baranski está soberbia, con una presencia en pantalla que hace que su personaje adquiera una humanidad irónica en su punto. También se valora que enseñe a fuego lento distintos perfiles. Por otro lado, Cynthia Nixon actúa desde una perspectiva más tierna y agradable. Gracias a ello, conecta fácilmente con el público.

Louisa Jacobson, como principal protagonista, regala una interpretación llena de luminosidad. Pese a no verse acompañada por el libreto en algunas ocasiones, tiene una expresividad muy cándida que eleva el resultado de su propio personaje. Por ello, hay que aplaudir saber mantener la calidad de su trabajo dramático, pese a no lograr todos los frutos que debiera por el texto. Después, Denée Benton realiza un trabajo a la altura de sus compañeras, con buena química con Jacobson, siendo un tándem agradable en pantalla. Por otra parte, Taissa Farmiga y Blake Ritson comienzan demasiado tibios, faltándoles una mayor dosis de energía. Aun así, van mitigándolo con el pasar de los episodios. El elenco global de la serie es muy numeroso, destacando una sinergia natural entre todos ellos para formular este universo televisivo.

HBO Max
Foto de HBO Max

Impecable propuesta

Desde las primeras escenas se puede confirmar que la propuesta visual de La edad dorada goza de un producción de alto presupuesto. Para comenzar, la dirección de arte es excelente, llevando al espectador ante esos parajes históricos. Visualmente se convierte en una serie muy cuidada, llevando a unos exteriores sugerentes, sin olvidar la majestuosidad de la high class de la Nueva York que representan. Para los amantes de las series de época, este título se convierte en un frenesí estético. Además, no se puede negar que la excelente gestión desde la imagen hace que la ficción no decaiga y se muestre interés por el gran trabajo técnico detrás. Asimismo, subrayar la multitud de localizaciones que se plantean, manteniendo una coherencia certera al familiarizar algunos escenarios concretos para convertirlos de eje y enganche de las tramas.

Hablar esta serie sin mencionar el vestuario sería un sacrilegio. El trabajo que hay detrás de los diseños de cada uno de los personajes es impoluto, una auténtica delicia. De principio a fin, hay una realización de un nivel máximo. Con lo cual, la factura artística y técnica gana su mayor fuerza en el desempeño visual. Por lo que, como es lógico, mantiene el sello de identidad que ya se ha podido ver anteriormente en la obra de Julian Fellowes. Por otra parte, el ritmo sigue una estructura que recuerda a ficciones más llevadas a lo telenovelesco. Así, habrá espectadores que lo disfruten, mientras que a otros ese arranque, durante los dos primeros episodios, se les atragante. Sin embargo, del tercero al quinto episodio hay un mejor planteamiento, lo que permite mayor dinamismo y viveza en las tramas.

La edad dorada
Foto de HBO Max

Conclusión

La edad dorada apuesta por un drama de época, que mejora narrativamente en la forma en la que aborda ciertos temas sociales. Sin embargo, hay partes que se difuminan con el resto de historias corales, lo que provoca que haya esa sensación de opacamiento. Aun así, se valora que enganche con tramas, aparentemente, más secundarias, así como la exposición del poder y de la desesperación. A nivel actoral, se forma un elenco unido y comprometido, con una química especial y agradable. Por otra parte, a nivel técnico, es una auténtica maravilla, una factura impecable que demuestra el gran trabajo que hay detrás de las cámaras con esta serie. Los dramas del siglo XIX de las clases favorecidas, y las que no lo son, se dan cita para cautivar al espectador con sus actores y la magnitud visual que adquiere.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6,5 / 10
65 %
Artículo anterior"Manuel Campo Vidal: Pasión por la Comunicación", de Camporrélls a Madrid
Artículo siguiente"Se terminó el tiempo", drama romántico adolescente en Prime Video
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
la-edad-dorada-critica-serie-hbo-maxApuesta por un drama de época, que mejora narrativamente en la forma en la que aborda ciertos temas sociales. Sin embargo, hay partes que se difuminan con el resto de historias corales, lo que provoca que haya esa sensación de opacamiento. A nivel actoral, se forma un elenco unido y comprometido. Por otra parte, a nivel técnico, es una auténtica maravilla, una factura impecable que demuestra el gran trabajo que hay detrás de las cámaras con esta serie. Los dramas del siglo XIX de las clases favorecidas, y las que no lo son, se dan cita para cautivar al espectador con sus actores y la magnitud visual que adquiere.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí