La ciudad de Madrid se ha volcado durante este año en la conmemoración del centenario de la muerte de Emilia Pardo Bazán. Exposiciones, conferencias, reediciones de sus textos y estrenos teatrales han enriquecido la agenda cultural de la capital durante los últimos meses. Hace pocas semanas, precisamente hablábamos de Los pazos de Ulloa en el teatro Fernando Fernán Gómez a cargo de Helena Pimenta. Para finalizar las celebraciones, se estrenó el pasado 3 de diciembre en los Teatros del Canal La gota de sangre, adaptación de la divertida novela detectivesca de la autora gallega. Con dirección y escenografía de Juan Carlos Pérez de la Fuente y versión de Ignacio García May, La gota de sangre se convierte en una comedia llena de enredos y personajes castizos, interpretados por Gary Piquer y Roser Pujol.

La gota de sangre se podrá disfrutar en la Sala Negra de los Teatros del Canal hasta el día 19 de diciembre.



La gota de sangre

Crítica de 'La gota de sangre'

Ficha Técnica

Título: La gota de sangre
Título original: La gota de sangre

Reparto:
Gary Piquer (Ignacio Selva)
Roser Pujol (Chulita Ferna / El doctor / El sereno y el juez / La cupletista / Andrés Ariza)

Duración: 80 min. apróx.
Dirección: Juan Carlos Pérez de la Fuente
Adaptación: Ignacio García May
Texto: Emilia Pardo Bazán
Escenografía:
Juan Carlos Pérez de la Fuente
Diseño de iluminación:
José Manuel Guerra
Diseño de vestuario:
Almudena Rodríguez Huertas
Composición musical:
Tuti Fernández
Ayudante de dirección:
Beatriz Argüello
Diseño gráfico y cartel:
Alberto Valle (Hawork Studio)
Fotografías:
Pablo Sarompas
Dirección técnica:
José Luis Alonso
Gerencia:
Elisa Herráez
Técnico de iluminación:
Adolfo Ontaba
Téc. de sonido:
Javier Almela
Técnico de maquinaria:
Luis Aguiar
Sastrería:
Rosario Caballero
Producción ejecutiva:
Pérez de la Fuente Producciones

Realizaciones
Escenografía: Scnik
Vestuario: Sastrería Cornejo
Peluquería: Moisés Echevarría
Gobos: Astrol

Agradecimientos: Teatro del Colegio Mayor Elías Ahuja / Colegio Mayor Mendel
Producción: Comunidad de Madrid

Tráiler de 'La gota de sangre'

Sinopsis de 'La gota de sangre'

La gota de sangre, de Emilia Pardo Bazán, es, según todos los especialistas, el primer relato policial moderno de la literatura española. Doña Emilia, siempre atenta a las innovaciones culturales de su época, no podía dejar de interesarse por el explosivo fenómeno de Sherlock Holmes, quien a la sazón gozaba ya de fama internacional.

Sucede que a ella no le gusta Holmes, y por tanto construye su relato a la contra. En su intento de darle la vuelta a las convenciones establecidas por Conan Doyle, la Pardo Bazán lanza a su detective, de forma sorprendentemente innovadora, por caminos entonces inexplorados y que a la larga se concretarán y popularizarán en esa variación de lo policiaco que es lo Noir.

Se encuentran aquí todas las virtudes de esta grandísima autora: su originalidad y su inteligencia; su admirable modernidad literaria e ideológica; el gusto por lo sensual y la capacidad de análisis minucioso de la realidad, al mismo tiempo compasivo y crítico. Es muy conocida aquella observación de Stanislavski según la cual no hay personajes pequeños cuando el actor es grande. Lo mismo puede decirse de los buenos escritores. Estamos ante una joya que parece pequeña pero es, en realidad, enorme, y esperamos estar a su altura con nuestra versión teatral. (IGNACIO GARCÍA MAY). 



La gota de sangre
Foto de Pablo Lorente

Madrid, 1911

La gota de sangre, publicada en 1911, se considera la primera novela policiaca de la literatura española. Doña Emilia, que por entonces acababa de cumplir los sesenta, lejos de acomodarse en las fórmulas que la habían llevado a la fama, explora la modernísima novela de detectives, de moda gracias a las aventuras de Sherlock Holmes que nos llegaban desde Inglaterra de la pluma de Conan Doyle. De hecho, se adelanta en una década a Agatha Christie. Siempre tuvo un espiritu pionero y visionario nuestra Emilia.

En La gota de sangre nos ofrece la insólita historia de Ignacio Selva, un burgués hastiado, que busca ayuda en el doctor Luz para recuperar las ganas de vivir. Una gota de sangre, vista por casualidad en la pechera de un hombre en el teatro, desencadena una serie de rocambolescas aventuras. Estas acaban convirtiendo a Ignacio Selva en un castizo Sherlock Holmes. A la historia no le falta detalle, incluida la femme fatale del más puro cine negro, Chulita Ferna.

Es una verdadera delicia recorrer con sus protagonistas ese Madrid de principios del siglo XX. Un Madrid de casinos, tertulias, cupletistas y serenos. El mismo Madrid que recorrería Max Estrella en Luces de Bohemia (1920) de Valle-Inclán o Basilio Beltrán en La Torre de los Siete Jorobados (1924) de Emilio Carrere. Una gozada.

Teatros del Canal
Foto de Pablo Lorente

Ignacio Selva, un Sherlock Holmes del barrio de Chamberí

Gary Piquer se puso en la piel de Sherlock Holmes en la película Holmes&Watson: Madrid Days  (2021), escrita y dirigida por José Luis Garci. En La gota de sangre interpreta al inolvidable Ignacio Selva, a quien el tedio vital empuja a buscar emociones fuertes en la investigación criminal. Frente a él, Roser Pujol da vida a los variopintos personajes que con él se cruzan. Desde el doctor Luz, con sus perturbadores tratamientos de modernísimo psicoanálisis, hasta la arrebatadora Chulita Ferna, la indispensable mujer fatal que vive su vida como le da la gana, pasando por la maravillosa cupletista, el sereno o el juez.

El escenario, con una Puerta de Alcalá transitada por gatos de neón y una figura alada, se transforma alternativamente en una consulta médica, un callejón misterioso, un teatro abarrotado, una tertulia, un juzgado o una casa de dudosa reputación. Todo eso se logra gracias a un eficaz trabajo de iluminación y a unas interpretaciones que funcionan con la precisión de un reloj.

La gota de sangre
Foto de Pablo Lorente

Conclusión

La gota de sangre es una comedia detectivesca que adapta la novela homónima de la escritora Emilia Pardo Bazán. Con este estreno se cierra el año dedicado al centenario de la muerte de la escritora que introdujo el naturalismo en España y también, aunque sea un hecho menos conocido, la novela de detectives. Esta versión hará las delicias de los amantes de la escritora, ya que inserta dentro del relato principal otras historias procedentes de sus cuentos. Un par de huevos de pascua muy sorprendentes y muy, muy divertidos.

Es de subrayar la interpretación de ambos actores, Gary Piquer, como Ignacio Selva, y Roser Pujol, que encarna con precisión a un puñado de variopintos y deliciosos personajes, en un trabajo sumamente interesante.

La gota de sangre es un texto a reivindicar dentro de la enorme producción de Emilia Pardo Bazán. La adaptación de Igancio García May ofrece una buena oportunidad para acercarse a él por primera vez o para redescubrir la que se considera la primera novela de detectives de la literatura española.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí