Los legendarios actores Helen Mirren (ganadora del Óscar, La reina) y Ian McKellen (nominado dos veces al Óscar, El señor de los anillos: La comunidad del anillo, Dioses y monstruos) comparten por primera vez la pantalla. La Gran Mentira es un drama de suspense de New Line Cinema que nos revela los secretos que ocultan las personas y las mentiras con las que viven. Una historia sobre los secretos que guardamos y las vidas que vivimos en cines desde el 5 de diciembre.



La gran mentira

Crítica de ‘La gran mentira’

Ficha Técnica

Título: La gran mentira
Título original: The Good Liar

Reparto:
Helen Mirren (Betty McLeish)
Ian McKellen (Roy Courtnay)
Russell Tovey (Stephen)
Jim Carter (Vincent)
Mark Lewis Jones (Bryn)
Jóhannes Haukur Jóhannesson (Vlad)
Phil Dunster (Roy Courtnay (1948))
Laurie Davidson (Hans Taub (1948))
Michael Culkin (Dr. Livesey)

Año: 2019
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Director: Bill Condon
Guion: Jeffrey Hatcher (Novela: Nicholas Searle)
Fotografía: Tobias A. Schliessler
Música: Carter Burwell
Género: Comedia. Drama
Distribuidor: Warner Bros Pictures España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘La gran mentira’

Cómo se rodó ‘La gran mentira’

Sinopsis

El estafador profesional Roy Courtnay (Ian McKellen) ha puesto los ojos en Betty McLeish (Helen Mirren), una adinerada mujer que acaba de quedarse viuda. Y su objetivo es quedarse con todo.

Desde su primer encuentro, Roy comienza a manipular a Betty con todo tipo de tretas y Betty, que parece estar entusiasmada con él, se presta enseguida al juego. Pero esta vez, lo que iba a ser una simple estafa se convierte en un arriesgado juego del gato y el ratón que saca a la luz los engaños más perversos y que llevará a ambos a transitar por un campo minado de peligros, intrigas y traiciones.

Premios

  • Satellite Awards: Nominada a mejor actriz (Helen Mirren). 2019


Mentirillas blancas… inglesas, para ser preciso

Roy Courtnay (Ian McKellen) es un vivales profesional que se dedica a engañar incautos para realizar cuantiosos fraudes, así que cuando en un sitio en línea conoce a Betty Mc Leish (Helen Mirren) cree que se ha sacado la lotería. Viuda de buena posición y deseosa de iniciar una relación. Roy comienza su labor engatusando a la dulce Betty. Ella no tarda en caer, abre su casa, su vida, y… sus finanzas, al maravilloso Roy. Inesperadamente, la trampa de Roy comienza a desarrollar ángulos que “no precisamente” lo favorecen y que lo colocan en la cuerda floja como nunca antes estuvo en su vida.

La Gran Mentira
Copyright Warner Bros

El indiscutible sabor de los buenos vinos

Helen Mirren e Ian McKellen son unos de los actores más reconocidos a nivel mundial, con carreras de excelencia, son una absoluta garantía en pantalla. La Gran Mentira los reúne para hacer de su duelo de actuaciones una delicia. Probablemente, si pones atención, vas a descubrir toda la madeja de las mentiras antes de la media hora de la película, pero eso no te importará; la seducción de esta pareja en pantalla es tan poderosa que no podrás apartar la vista ni un segundo esperando a ver “qué más van a hacer” hasta el final porque, además, está contada muy finamente.

La Gran Mentira
Copyright Warner Bros

De misterios y cosas peores

El misterio del thriller es que debe escribirse de una manera muy fina, sutil, para dejar pistas, aromas, sombras sin revelar antes de dar el zarpazo. Eso lo ha hecho ser uno de los géneros más populares y al cual el público se engancha por el misterio y las ansias de descubrirlo que nacen de irse adentrando en su lectura, (visual o escrita) el verdadero misterio va haciendo un lento pero contundente deshabillé (con todo lo old fashion que pueda resultar el concepto) es un juego entre el auditorio y la trama, desafiando las proyecciones que pueden hacerse para resolver el planteamiento, “picando” la curiosidad. Una revelación anticipada o burda equivale a desnudarse antes de tiempo…mata todo el argumento. (y la pasión)

The Good Liar
Copyright Warner Bros

Las ventajas de ser “senior”

Mirren y McKellen saben jugar este juego de seducción, este ir y venir del argumento del thriller y lo hacen deliciosamente, con el aplomo de que las decisiones que se toman a esas edades (de los protagonistas) poco tienen de inocentes y mucho de frío cinismo. Cada frase que pronuncian la sueltan en el momento preciso sin avergonzarse de las consecuencias que tendrán. Por eso, básicamente mantienen el hechizo, aunque te puedas figurar el desenlace.

Buscando los orígenes

Bill Condón (La Bella y la Bestia / Kinsey, dos de las películas de “Twilight”, Gods and Monsters / Dreamgirls) toma la dirección sobre una adaptación del Bestseller de Nicolas Searle por Jeffrey Hatcher. Lo innovador acá es que aunque los protagónicos son dos adultos mayores no tienen ninguna restricción con la tecnología. Ya la han incorporado a sus vidas eficientemente. (conocen personas en línea, manejan tablets, sitios de citas en línea y celulares como gadgets más que como aparatos de comunicación por lo que ambos logran quedar fuera de la etiqueta persona mayor para convertirse en el portador de una generación amante y usuaria de la tecnología.

Por otro lado, como adultos que son, toman decisiones y pasan por completo de la opinión del mundo. Por ejemplo, Steven (Russell Tovey), el nieto de Betty, desaprueba su romance pero, poco o nada puede hacer para que su abuela tome una decisión diferente y más aún debe tragarse su orgullo y fingir que “da su bendición”

The Good Liar
Copyright Warner Bros

Se necesitan dos para el tango

Más que llevarnos a una historia de amor un poco pasada de otoñal y mas bien… invernal, La Gran Mentira nos transporta a ir cayendo en el juego que ambos personajes van dibujando; no son tan inocentes, hay algo detrás de ellos, el romance ya no tiene una cabida formal aunque Roy hace “su luchita”, y cuando se impone la convivencia ambos nos seducen haciéndonos creer que son una pareja celestial, tienen sentido del humor, comparten una modernidad rampante, tienen estilo y saben vivir la vida… todo lo que uno esperaría tener a “esa edad” (claro menos las mentiras.)

Cuando ya tenemos identificado a Roy como un verdadero artífice del engaño, la trama nos tiene una sorpresa al conducirnos al pasado donde vamos a encontrar unas oscuras raíces de este peligroso juego de seducción, ambición y venganza. Lo que la hace aún más interesante. Porque entramos a una nueva veta de engaños y mentiras.

Conclusiones de ‘La gran mentira’

Situado en un Londres refinado, y con sólidas cuentas bancarias de telón de fondo, La Gran Mentira nos regala dos estupendas y seductoras actuaciones en una carrera por la búsqueda de la raíz de todo el planteamiento. Mirren y McKellen van entregándonos pistas a su debido tiempo, y apretando las tuercas de la trama con revelaciones que nos involucran mientras gozamos de sus diálogos bañados de sabor inglés. ¿Es una historia de seducción? Sí, ¿de mentiras, intriga decepción y suspenso?, sí, ¿de venganza y crimen?… también… con un ritmo de suspenso exquisito. Pero sobre todo de buenos actores que vienen a dejar en claro que el “glamour de la edad de oro” puede dar mucho en pantalla, no simples abuelitas que hacen galletas o abuelos que se sientan en el porche. Porque después de todo: Más sabe el diablo por viejo…

Reportaje de La Gran Mentira en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

1 COMENTARIO

  1. BUENISIMO TU COMENTARIO. ME ENCANTARON LOS DOS. QUE BUENO QUE TODAVIA SE ESCRIBAN PERSONAJES PARA EXCELENTES ACTORES Y ACTRICES DE SETENTA Y MAS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí