La isla de Bergman es la nueva cinta de la directora francesa Mia Hansen-Løve, quien firma también su guion. Una película dramática, localizada en la isla de Fårö, lugar en el que vivió veinte años Ingmar Bergman. Un espacio paradisíaco al que acuden un matrimonio de cineastas para buscar inspiración. En lo que se irá convirtiendo en un juego entre realidad y ficción.

La película está protagonizada por Vicky Krieps (El hilo invisible), Tim Roth (Reservoir dogs), Mia Wasikowska (Jane Eyre) y Anders Danielsen Lie (La peor persona del mundo). La isla de Bergman compitió, entre otros, en la Sección Oficial de los festivales de Cannes y Sevilla de 2021. Su estreno en los cines españoles tendrá lugar el 17 de junio de 2022.



Crítica de 'La isla de Bergman'

Ficha Técnica

Título: La isla de Bergman
Título original: Bergman Island

Reparto:
Vicky Krieps (Chris)
Tim Roth (Tony)
Mia Wasikowska (Amy)
Anders Danielsen Lie (Joseph)
Joel Spira (Jonas)
Oscar Reis (Amigo de Jose)
Jonas Larsson Grönström (Hermano de Jonas)
Clara Strauch (Nicolette)
Wouter Hendrickx
Gabe Klinger (Hombre americano)
Teodor Abreu (El padrino de Jonas)
Felix Berg (Fotógrafo de bodas)
Grace Delrue (June)
Matthew Lessner (Súper 8 hombre)
Kerstin Brunnberg (Birgit)

Año: 2021
Duración: 112 min.
País: Francia
Director: Mia Hansen-Løve
Guion: Mia Hansen-Løve
Fotografía: Denis Lenoir
Música:
Género: Drama
Distribuidor: Elastic Films / Avalon Distribución Audiovisual

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'La isla de Bergman'

Sinopsis

Una pareja de cineastas, Chris y Tony, se instalan durante el verano en la mítica isla sueca de Färo. En ese asombroso escenario, donde Bergman vivió y rodó sus obras más célebres, la pareja espera encontrar inspiración para sus próximas películas. Mientras los días pasan, la fascinación por el lugar aumenta en Chris y los recuerdos de su primer amor resurgen. A medida que sus respectivos guiones avanzan, y el efecto de los paisajes de la isla es cada vez más evidente en Chris y Tony, la línea entre la realidad y la ficción se irá difuminando. (Avalon Distribución Audiovisual)

Dónde se puede ver la película



Dos cineastas en la "tierra prometida"

La isla de Bergman está protagonizada por Chris (Vicky Krieps) y Tony (Tim Roth), un matrimonio que llega a la isla de Fårö para una residencia. Atraídos por la figura de Ingmar Bergman que vivió sus últimos veinte años en este paradisiaco lugar. Una remota isla situada en el mar Báltico que actualmente cuenta con unos 500 habitantes. Y que fue escenario de películas como La vergüenza o Detrás de un vidrio oscuro. De modo que Chris y Tony llegan a este cinematográfico lugar convencidos de que podrán encontrar inspiración para sus películas. Llegando a dormir, incluso, en la cama donde se rodó Secretos de un matrimonio.

Sin embargo, los estados creativos de ambos son muy diferentes. Mientras Tony parece un director afamado, con bastante seguridad en sí mismo, Chris no consigue avanzar. Pareciendo estar atrapada tras la alargada sombra de su pareja. Aunque afortunadamente para ella, después de transitar la isla y empaparse de su idiosincrasia encontrará los duendes. Empezando a escribir el guion que anhelaba y que compartirá con Tony. En un giro inteligente de guion que nos llevará a un experiencia metacinematográfica, en la que realidad y ficción se entremezclan.

La isla de Bergman

Mia Hansen-Løve se debate entre Chris y Amy

Porque más allá de presenciar a dos directores en búsqueda de inspiración, La isla de Bergman nos propone un juego. En el que el cine habita dentro del propio medio y la vida de sus personajes comparten rasgos con su creadora. Con una Mia Hansen-Løve que parece debatirse entre Chris y Amy. Chris, como hemos dicho, es una cineasta que busca su rumbo. Una mujer que vive dolientemente el proceso creativo y que echa profundamente de menos a la hija que tiene con Tony. Lo que lleva a primer plano la dificultad de compaginar vida artística y personal. Dicotomía que sale a la palestra en una conversación, sobre Bergman y sus nueve hijos. Un hombre genial detrás de la cámara, pero ausente en lo que respecta a sus funciones paternas. ¿Acaso podría estar inspirado en la figura de Olivier Assayas?.

Y por otro lado está Amy, el personaje creado por Chris y que goza de una gran capacidad resolutiva. Una especie de alter ego por partida doble, tanto de Chris en un nivel puramente narrativo, como de Mia Hansen-Løve. Una joven directora que se cree poseedora de más libertad de la que piensa. Y que erra en sus ansias de protagonismo, víctima de un amor adolescente sin cicatrizar. Pero que mientras puede, consigue experimentar la vida con mayor plenitud que Chris.

Mia Wasikowska

Muy alejada del cine de Bergman

Aunque La isla de Bergman poco tiene del cine del realizador sueco. Más allá de su original premisa y muchas referencias a su vida y obra. Siendo una película luminosa, melancólica, pero muy alejada de los dramas viscerales. Repleta de exteriores y agradables paseos por parajes naturales hermosos. Habitados por personajes y diálogos calmados que dotan a la cinta de un tono placentero. Y con dos intérpretes femeninas magníficas. Tanto Vicky Krieps como Mia Wasikowska parecen tremendamente cómodas en sus personajes. Con una Krieps más inmersa en su vida interior y una Wasikowska emocional y capaz de todo.

Aunque en ocasiones, la cosa se le escapa un poco, dando la sensación que se está ante un bonito spot publicitario de la isla. Con el Safari Bergman, en la que como dato curioso aparece el crítico español Jordi Costa. Careciendo además de un poco de ritmo, cuando la trama se dispersa entre la historia principal y el guion de Chris. Y quizás con unos personajes masculinos que a mí no me generan mucho interés. A pesar de ello, la cinta se ve con agrado y resulta accesible. Más allá de su cuidado tono intelectual es de agradecer que la realizadora haya mirado fuera. Creando una película que puede ser visionada, sin verse sobrepasados, por quienes no conozcan nada de la vida de Bergman.

La isla de Bergman

Conclusión 'La isla de Bergman'

Por todo ello, La isla de Bergman es una curiosa película sobre el cine dentro del cine. Además de ser una reflexión sobre la búsqueda de la creatividad y el complejo equilibrio entre vida personal y artística. Todo ello inmerso de un alto contenido autobiográfico, que se sirve de la figura de Ingmar Bergman para ir más allá. Creando un juego cinematográfico muy placentero y totalmente alejado del cine del realizador sueco. Al que cualquiera se puede unir, sin importar los conocimientos cinematográficos que posea.

Repleto de escenarios preciosistas, responsabilidad de la bella isla de Fårö, la historia se ve con gusto. Es cierto que en ocasiones cae en la postal turística y sufre algún frenazo cuando se inicia su juego metacinematográfico. Pero protagonizada por dos intérpretes magníficas que encarnan con decisión a sus personajes. Todos aquellos que sigan el cine de Mia Hansen-Løve saldrán complacidos.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí