La isla negra (Black Island) o como a mí me gusta llamarla In sexto sentido, es un pasatiempo de supuesto suspense, de nacionalidad alemana, escrito a 4 manos, fotografiado (esta parte muy bien por cierto) y dirigido por Miguel Alexandre.

Producido por H&Entertainment, Ficción Odeon y la propia Netflix, para ser distribuido en la plataforma de streaming a nivel mundial a partir del 18 de Agosto de 2021.

Eso sí, advertencia para conductores, cinta hecha exclusivamente para los que creemos en Los Reyes Magos, Papá Noel o Nessie, porque para visionarla hay que estar dispuestos a comulgar con ruedas de molino.



La isla negra (Black Island)

Crítica de ‘La isla negra’

Ficha Técnica

Título: La isla negra
Título original: Schwarze Insel

Reparto:
Hanns Zischler (Friedrich / abuelo de Jonas)
Mercedes Müller (Nina / novia de Jonas)
Alice Dwyer (Maestra de Helena / Jonas)
Sammy Scheuritzel (Florian)
Lisa Carline Hofer (Mujer joven en ferry)
Philip Froissant (Jonas Hansen)
Katja Geist (Profesor de Educación Física)
Katharina Schütz (Ingrid Hansen)
Charlotte Crome (secretaria)
Ilknur Boyraz (Director)
Altamasch Noor (Doctor en hospital)
Caroline Kiesewetter (Madre de Nina)

Año: 2021
Duración: 104 min.
País: Alemania
Director: Miguel Alexandre
Guion: Miguel Alexandre, Lisa Carline Hofer
Fotografía: Miguel Alexandre
Música:
Género: Thriller
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘La isla negra’

Sinopsis

La isla negra (Black Island), se desarrolla en un pintoresco pueblo costero donde nunca pasa nada, pero que por testiculina del guionista y director, a los tres minutos de la película nos hemos encontrado con tres fallecidos de la misma familia y ninguno por causas naturales, amén de conocer también a la persona responsable de los hechos. Si ya con esto podemos seguir, adelante.

En fin, Jonas (Philip Froissant), un joven introvertido que se ha quedado sin abuela y sin padres, accede a vivir con su estricto abuelo Friedrich (Hanns Zischler) para no tener que abandonar la isla.

Un año después, Jonas asiste a clases, coquetea con su amiga Nina (Mercedes Müller) y revolotea por su cabeza la idea de ser escritor, la misma idea que separó a su padre fallecido de su abuelo (el hombre más respetable e influyente del pueblo).

Pero como una plaga, una maestra sustituta Helena (Alice Dwyer), va a cambiar y de qué manera, la vida de una isla aparentemente paradisíaca.

Dónde se puede ver la película



¿Quién es Helena?

Pues sin hacer spoiler ninguno y sin riesgo a error, la asesina de la abuela y de los padres de Jonas.

¿Qué hace en La isla negra (Black Island)?.

Pues de momento poner a Jonas y a un amigo límite que tiene, más calentitos que la mano de un pelotari.

Eso hará que Nina empiece a investigar y por desgracia se acerque demasiado a la verdad.

La isla negra
Copyright Netflix

The plot in Black Island

La trama real de La isla negra no es el quién sino el porqué, de ahí que os vaya a dejar varias pistas al aire para intentar crear una pizca de suspense que el director se encargó de eliminar a los tres minutos del comienzo de la cinta.

La cinta tomará dos derroteros paralelos, por un lado el erótico-festivo entre Jonas y Helena, con escenas de mediano voltaje y por otro la exhaustiva investigación de la enamorada Nina por desenmascarar a la supuesta profesora.

Etiquetas en maletas, Anuarios antiguos, asesinatos, drogas y un color amarillo que irá presagiando cada momento clave del film.

Y un abuelo, el Sr. Friedrich Hansen, todo un modelo de ejemplaridad y rectitud para la pequeña comunidad de La isla negra.

Black Island
Copyright Netflix

Dwyer, Alice Dwyer

En el papel de Helena, la maestra sustituta, la mala, la asesina, la casi asaltacunas…..

Actriz alemana con una corta pero interesante trayectoria. A destacar Distant Lights (2003) por la cual fue galardonada y Una vida tranquila (2010), producción italiana con el magistral Toni Servillo.

Pues carga con todo el peso de la historia a sus espaldas, aún a sabiendas de su poco margen de maniobra con el guion y con su partenaire masculino, que parece que pasaba por allí en lo que era su debut en la pantalla grande y debía haberse comido la pantalla.

Osada en las escenas de sexo, aunque se intuya más de lo que se deja ver y bastante correcta como una mala de manual, usando su atractivo físico como una araña tejedora ante un inocente y deslavazado joven, marcado por la desgracia.

Perfecto como siempre Hanns Zischler, en el papel casi testimonial del abuelo, pero con una carrera como la de este hombre orquesta, sobran todas las palabras.

La isla negra
Copyright Netflix

El director osado

Miguel Alexandre, el director, germano-portugués, también guionista y director de fotografía, ha tocado el cine y la televisión con suerte desigual, pero es un autor con suficiente bagaje artístico como para no haber dejado escapar esta oportunidad que le brindó la tramposa Netflix.

Sabe manejar la cámara y momentos puntualmente intensos de la cinta, pero arriesga demasiado con una historia que por su comienzo, hace aguas por todos lados y que necesita de la colaboración total del espectador para no cambiar de plataforma.

Sus tres primeros minutos donde ofrece al espectador el 99% del pastel, eran fáciles de ahorrar y para nada hubiesen influido en el resto de la cinta, salvo para crear la incertidumbre necesaria que todo espectador necesita para seguir expectante, valga la redundancia.

Me ha gustado el uso, a veces sutil a veces no, del color amarillo como metáfora de la atmósfera que pululó siempre a través de la isla, pero también hay escenas sonrojantes que prefiero omitir, pero que dudo que para el espectador pasen desapercibidas.

Comienzo la película en el minuto cinco, valoro tus planos porque sabes mover muy bien la cámara, tu dirección de fotografía es excelente y la música pega un fuerte empujón a la cinta, amén de una dirección magnífica de la actriz principal.

La isla negra (Black Island), corrigiendo tres escenas, podría haber sido lo que no es, un estupendo thriller de suspense. Director a seguir.

Black Island
Copyright Netflix

Conclusión de ‘La isla negra’

La isla negra (Black Island), ¿Se deja ver? Por supuesto.

Mi alusión al In sexto sentido puede confundir y que esperen una historia de fantasmas o de niños que ven muertos, nada más lejos de la realidad.

Que la benignidad del director/guionista puede hacer que por esos minutos iniciales, ya no se puede hacer nada, encadenemos a la media hora lo que pretende ser una película de suspense de 104 minutos, también es posible.

A pesar de ello, yo les aconsejaría con todo el respeto, que viesen la película obviando esos tres minutos iniciales y fatales en su devenir, la película daría un giro de 180º.

Por demasiado obvia o por lo contrario, pero la duda surcaría toda la cinta.

De todas formas, como ya he dicho, sabemos el quién pero no el porqué, la resolución tampoco es baladí, está aceptablemente orquestada para no decepcionar a los que se decepcionaron con el comienzo, si es que eso es posible.

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí