Crítica de La Monja dirigida por Corin Hardy

La Monja está protagonizada por el actor nominado al Oscar Demian Bichir (“Una vida mejor (A Better Life)“) que da vida al Padre Burke, por Taissa Farmiga (serie de TV “American Horror Story: La casa del crimen“) como la Hermana Irene, y por Jonas Bloquet (“Elle“) que interpreta a Frenchie, un vecino del pueblo. Corin Hardy dirige La Monja a partir de un guión de Gary Dauberman (“It“). Estreno el 7 de Septiembre.



La Monja

Crítica de La Monja

Ficha Técnica

Título: La Monja
Título original: The Nun

Reparto:
Taissa Farmiga (Hermana Irene)
Demian Bichir (Padre Burke)
Bonnie Aarons (La Monja)
Charlotte Hope (Hermana Victoria)
Ingrid Bisu (Hermana Oana)
Jonas Bloquet (Frenchie)
Jonny Coyne (Gregoro)
Manuela Ciucur (Hermana Cristina)
Jared Morgan (Marqués)
Sandra Teles (Hermana Ruth)
Boiangiu Alma (Monja demoníaca)
Laur Dragan (Aldeano)

Año: 2018
Duración: 96 min.
País: Estados Unidos
Director: Corin Hardy
Guion: Gary Dauberman (Historia: James Wan, Gary Dauberman)
Fotografía: Maxime Alexandre
Música: Abel Korzeniowski
Género: Terror
Distribuidor: Warner Bros Pictures España

Tráiler

Sinopsis

Una joven monja de clausura de una abadía de Rumanía se quita la vida. Para investigar lo sucedido, el Vaticano envía a un sacerdote con un pasado tormentoso y a una novicia a punto de tomar sus votos. Juntos van a descubrir el profano secreto de la orden. Y arriesgan no solo sus vidas sino también su fe y sus almas al enfrentarse a una fuerza maléfica que se encarna en la misma monja endemoniada que aterrorizó a los espectadores en “Expediente Warren: El caso Enfield”. La abadía se convierte así en un aterrador campo de batalla entre vivos y condenados.



Situemos la acción

Cuando una joven monja se suicida colgándose en la abadía de Santa Carta, (en Biertan, Rumania) para no ser poseída por el demonio, el Vaticano envía a investigar al padre Burke (Bichir) un duro sacerdote (con un turbio pasado), y a una joven novicia: la hermana Irene (Farmiga) (quién resulta que ha tenido visiones de “La Monja”) para que realicen una investigación del caso.

Al llegar descubren el más terrible secreto oculto en los muros de esa abadía. Claro que en el proceso no solo están expuestos a perder la vida, sino su fe y sus almas.

Las fuerzas demoníacas toman la forma de la misma monja aterradora que ha venido consolidándose como una verdadera estrella desde “Expediente Warren: El Caso Enfield”.

Una monja muy vista

Cuántas veces puede el mismo chiste hacerte reír como la primera vez? Cuántas veces puede un truco repetirse sin ser descubierto o causar la misma anhelante sorpresa que la primera vez? Es simplemente una pregunta que ronda en cada secuela que se alimenta con los mismos personajes y es particularmente interesante en el caso de la monjita en cuestión.

 La Monja

Qué pasa? No es que no logre que el público brinque de sus lugares en los momentos de tensión en esta nueva presentación. Pero la cuestión es que no es precisamente por su presencia, sino por los efectos de sonido y visuales que acompañan las escenas clave, la pobre madre ya está muy vista como para que sus ojos luminosos y su figura demacrada asusten por si mismas.

La monja ha estado demasiado tiempo en el plató como para ser desconocida para los amantes de la franquicia de “El Conjuro”, así que la efectividad de su presencia se transforma en una curiosidad de “ahora que va a hacer la madre esta”.

Es como esperar qué nuevo truco aprendió un perro…”mayorcito”. No suena como un poco repetitivo? Dónde está la sorpresa cuando se sabe desde antes que un espíritu demoníaco habita a la monja y que la hemos visto en acción antes?

Nada nuevo

La pregunta es básicamente: qué se espera de una franquicia que va, secuela tras secuela (o precuelas da la mismo) a la pantalla?.

Y la cosa es; si es una cinta de terror, pues seguir viendo lo mismo: Demonios, exorcismos, asesinatos e imágenes perturbadoras. No se va a poner a pensar realmente qué causa más terror, si esos elementos o la fuerza de un guión y unos personajes más profundos. De eso dentro de esta misma franquicia tuvimos ejemplos en “The Conjuring” primero y hasta en la misma “Anabelle”.

 La Monja

Pero acá pierde un poco de su brillo de originalidad y nos da la idea de que entonces el público lo que realmente quiere es ir a brincar con los mismos mecanismos que conoce.

Flojo guion

En esta ocasión el director, Corin Hardy, apoyado por el guión de Gary Dauberman no se sale mucho de las fórmulas. Una abadía con una leyenda negra, en un sitio  perdido de la mano de Dios. El envío por parte del Vaticano del sacerdote y la novicia a “investigar” y luchar contra el mal sabiendo que al llegar a una puertecita materialmente “Dios termina ahí”. Efectos de sonido, ataques esperados que salen de otro lado, pasajes oscuros… la monja que se aparece en cualquier parte atrás de foco…

Obviamente el trabajo de Burke e Irene se va a ver comprometido por ciertas reglas que suceden en la Abadía; pero la lógica dictaría que ante un caso de emergencia estas podrían ser abolidas. Claro que si eso sucediera se acaba a los 20 minutos.

 La Monja

Dentro de todo el cataclismo de la terrorífica investigación, el guión de La Monja se da tiempo para unos breves espacios de “alivio cómico” a manos del francesito (Bloquet) el guía del sacerdote y la novicia para conducirlos a la Abadía.

Punto y final

Al final del día, esta precuela de toda la historia de “El Conjuro” quiere y hace algunos esfuerzos de impresionar a base de sus imágenes de la Abadía y el aislamiento. Seguramente va a tener millones en entradas en los cines; pero al final todo se resuelve siguiendo las normas y repitiendo situaciones que ya hemos visto, lo malo es que si se considera una precuela desluce tristemente el comienzo de aquella terrorífica monja de “Expediente Warren: El Caso Enfield”.

CALIFICACIÓN: 5/10

Reportaje de La Monja en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace… varios años.

Fabian Quezada Leon

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace... varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This