La noche de Halloween: Regreso a casa de mamá

John Carpenter vuelve, aunque en forma de productor, a la saga que ha creado uno de los títulos con más éxito del cine de terror: ‘Halloween’. Han pasado 40 años desde que Michael Myers hiciera acto de presencia en el séptimo arte y aterrorizara a la declarada reina del grito: Jamie Lee Curtis. La noche de Halloween es una de las películas más esperadas del 2018, ha pasado por certámenes de gran prestigio como el Festival de Cine de Sitges y esta semana en Nocturna Madrid 2018. Secuela directa del primer film, omite los sucesos ocurridos en el resto de entregas de esta franquicia. Estreno el 26 de octubre.



La noche de Halloween

Ficha Técnica

Título: La noche de Halloween
Título original: Halloween

Reparto:
Jamie Lee Curtis (Laurie Strode)
Judy Greer (Karen)
Andi Matichak (Allyson)
James Rude Courtney (Michael Myers)
Nick Castle (Michael Myers)
Haluk Bilginer (Dr. Sartain)
Will Patton (Oficial Hawkins)
Rhian Rees (Dana Haines)
Jefferson Hall (Aaron Korey)
Toby Huss (Ray)
Virginia Gardner (Vicky)
Dylan Arnold (Cameron Elam)
Drew Scheid (Oscar)
Jibrail Nantambu (Julian)

Año: 2018
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: David Gordon Green
Guion: David Gordon Green, Danny McBride y Jeff Fradley
Fotografía: Michael Simmonds
Música: Cody Carpenter, John Carpenter y Daniel A. Davies
Género: Terror
Distribuidor: Universal Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler

Sinopsis

Michael Myers se encuentra recluido en un centro psiquiátrico desde que cometiese los fatídicos asesinatos en 1978. Un traslado a otro centro hace que la pesadilla de Laurie Strode vuelva a la vida. Ambos, convertidos en némesis el uno del otro, se convertirán en el eje central de la acción durante la noche de Halloween. Un juego del gato y el rato que no dudará en llevarse por delante a quién sea necesario.

Premios

  • Nominada a Midnight Madness David Gordon Green en los People’s Choice Awards


¿El ‘slasher’ más puro?

La noche de Halloween se convierte en el tercer título que lleva dicho nombre de la saga, aunque en esta ocasión se convierte en un homenaje a aquel clásico de 1978. Hay que decir que ha sido todo un homenaje a su género original. El problema surge de la sobreexplotación del género, si no eres fan de la saga, se convierte en una película “slasher” más de la lista, algo que puede jugar en contra si no se conoce de una forma profunda el universo Myers. Aun así, cabe decir que ha sabido jugar sus cartas bien, se convierte en una secuela perfecta, algo que, desgraciadamente, no habían conseguido sus predecesoras.

Es cierto que no hay innovación hacia el “slasher” que sobresalga, pero han conseguido convertirlo en todo un homenaje. Se habla de una era en la que el género ha estado muy trillado por muchas partes y quedan dos opciones: la innovación o la nostalgia. En esta ocasión, se juega con la segunda carta, algo acertado, dado que no se encuentra nada ajeno a este tipo de películas. Únicamente se observa un exceso de violencia explícita no justificado, pero partiendo de la base de la percepción del espectador de hoy en día, puede ser un factor positivo. Desde una perspectiva alejada de los convencionalismo, se convierte en algo meramente decorativo y sin ninguna aportación. Más muertes no es sinónimo de más miedo.

Ya no es él, es ella

Una de las bazas con las que jugaba el film es el eje central de la película: Laurie Strode. Este tejemaneje de víctima-victimario es lo que da un potencial diferente a la esencia del film. ¿Es ella únicamente una víctima? Sin hacer ningún tipo de avance, se deja en que se trata de una composición que entrelaza las percepciones de la personalidad humana.

La intención feminista se hace patente en varias partes del film, pero de una manera fina y sin provocar la anti-naturalidad. Se aplaude que por fin se hable de “personajes” y no marcados por su género, en especial, en un momento tan importante por la lucha de igualdad a la hora de hablar de hombres y mujeres. Laurie no se ve influida por ser mujer (¿o sí y lo reivindica?). Michael Myers ya no es el protagonista absoluto y el que tiene esa función ejecutadora. Bienvenido a la familia Strode.

Algunas de las escenas más potentes de La noche de Halloween están protagonizadas por la mismísima Curtis. En especial una, en la que si se ve el film, se observa cómo los roles se cambian con el propio Myers. Lo positivo de esta realización, es presentarse “lo mismo de siempre” pero desde una forma más interesante y creativa. Las risas también están aquí, pero gracias al enriquecimiento de la “Final Girl” por excelencia. Se acabó el solamente huir y gritar, es momento de actuar y luchar. Una simbología que permite visualizar el cambio que se debe ver en la sociedad. Ellas ya no son damiselas en apuros y esto es algo que se puede ver en la hija de Laurie y una escena clave. Los gritos de “debilidad” ya no es su principal arma.

De vuelta a casa de mamá

El problema que se ve en La noche de Halloween es la falta de acción y de ritmo en algunas partes del film. Original en la manera de exponerse, renovada haciendo un análisis de la saga, pero que se queda medio gas como película independiente. Una oportunidad en la que realmente lo que se hace es “volver a casa de mamá”. Un paso adelante, un paso detrás. El resultado es irregular. Pese a ser un aliciente para los fans del género y en especial de ‘Halloween’, tal vez no llegue a conseguir la atención de nuevas generaciones. ¿Qué aporta realmente al género de terror?

Sin embargo, no se puede negar que la contradicción erradica en el morbo que es volver a ver a Curtis desempeñar el papel de la joven víctima de 1978. Se tumban varios estereotipos dados durante algunas de sus entregas. La realidad es que se ha jugado sobreseguro, acierto o error, no se sabe. Es imposible no saber lo que va a pasar en varios momentos. Pese a tener cierto olor a “ya conocido”, también se respira complicidad con el espectador. Queda muy clara la intención del director y guionista: dar punto final a una de las franquicias más famosas del género del horror.

Conclusión

La noche de Halloween es una película irregular que reformula la esencia original del film de 1978. Una visión más femenina y activa hace que merezca la pena verla, aunque sea por volver a visitar el famoso pueblo en el que ocurrieron los asesinatos del 78. Un homenaje a Laurie Strode, en el que se regalan momentos memorables con el plantel femenino. No tiene un resultado redondo por la falta de originalidad en varios momentos. Aun así, cumplen con las expectativas de aquellos fans más acérrimos. Un regalo en toda regla para estos seguidores leales de Michael Myers y su historia. Un cierre necesario que se ha ejecutado de una forma correcta, pero no brillante.

Si quieres conocer otra opinión de esta película dirígete AQUÍ

CALIFICACIÓN: 6’5/10

Reportaje de La noche de Halloween en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Comunicólogo por la UCM. Proyecto de director de cine. Como diría Elizabeth Taylor: “Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos”.

Diego Da Costa

Comunicólogo por la UCM. Proyecto de director de cine. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This