Otra de las películas presentadas en la sección oficial de competición del Festival de Cine de Málaga 2022, ha sido La piel en llamas. Un magnífico ejemplo de lo mejor y peor que puede mostrar el ser humano cuando vive una situación límite. Su director y guionista, David Martín-Porras, ha llevado a las pantallas la conocida obra de teatro homónima de Guillem Clua, quien también coescribe el guion de este largometraje. Las consecuencias de cualquier conflicto bélico dejan permanentes cicatrices en el cuerpo y en el alma de sus víctimas. Cuatro personajes y una foto ganadora de numerosos premios son lo único necesario para crear suspense, expectación y rechazo hacia la crueldad ilimitada del ser humano.

Cuatro intérpretes extraordinarios que se introducen en la piel de estos peculiares protagonistas. Óscar Jaenada (Goya al mejor actor en Camarón) da vida a Frederick Salomon, un famoso fotoperiodista que arrastra un gran trauma. Fernando Tejero (Goya al mejor actor revelación en Días de fútbol) sorprende con su interpretación del Dr. Brown, un villano sin escrúpulos. Ella Kwueku (Ismael) es una periodista con un firme propósito: hacer justicia. Lidia Nené (Black Beach) se introduce en la piel de una mujer africana que no duda en humillarse para salvar a su pequeña hija. Esta interesante película tiene previsto su estreno el 27 de mayo de 2022.



La piel en llamas poster

Crítica de 'La piel en llamas'

Ficha Técnica

Título: La piel en llamas
Título original: La piel en llamas

Reparto:
Óscar Jaenada (Frederick Sálomon)
Fernando Tejero (Doctor Arellano)
Ella Kweku (Hanna)
Lidia Nené (Ida)

Año: 2022
Duración:
 87 minutos
País: España
Dirección: David Martín Porras
Guion: Guillem Clua, David Martín Porras Obra: Guillem Clua
Fotografía: Jose Martín Rosete
Música: Arnau Bataller
Género: Drama. Fotografía

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de 'La piel en llamas'

Sinopsis de 'La piel en llamas'

Frederick Sálomon (Óscar Jaenada), un fotoperiodista de guerra que alcanzó fama internacional por capturar la imagen de una niña volando por los aires como consecuencia de la explosión de una bomba, regresa veinte años después al país donde tomó la célebre fotografía. Vuelve para recoger un premio, ya que muchos consideran que su polémica foto ha resultado clave en los esfuerzos para alcanzar la paz en el problemático país. Sin embargo Hanna (Ella Kweku), una periodista local que le acompaña para entrevistarle, no está de acuerdo. De hecho, quiere matarle. ¿Por qué?

Simultáneamente, en el mismo hotel se desarrolla la historia de otra pareja: el doctor Arellano (Fernando Tejero), un delegado de Naciones Unidas que ha orquestado la entrega del premio de Sálomon, e Ida (Lidia Nené), una madre desesperada que se ofrece sexualmente a Arellano a cambio del tratamiento que puede salvar la vida de su hija.

Dónde se puede ver la película en streaming



Hacer las paces con el pasado

Tanto si se es víctima como verdugo es complicado encontrar la paz, reconciliarse con el pasado. En La piel en llamas hay víctimas que continúan adelante con el firme propósito de vengarse. Otras lo que pretenden es hacer justicia, ser ejemplo de lo que les ha ocurrido para que no vuelva a suceder.

También las hay que desean honrar a otras que han pasado por lo mismo, ser la voz de las más indefensas y vulnerables. Y por último están las que se resignan a su mala suerte y aceptan todo tipo de humillaciones porque en alguna parte perdieron su dignidad.

A veces los errores cometidos se convierten en una pesada carga. Se dejan perder nuevas oportunidades para seguir adelante como si fuera una penitencia que hubiera que pagar. Otras veces, la falta de amor, la frustración, el poder, llevan a cometer actos deleznables, como si al llevarlos a cabo ayudaran a superar las carencias propias.

La piel en llamas

Guerras...mucho que ganar o mucho que perder

Si uno se para a pensar en el motivo de las guerras, seguro que llega a varias conclusiones, y ninguna convincente. La venta de armamento por parte del llamemos "primer mundo", resulta una valiosa fuente de ingresos.

En las pantallas de todo el mundo aparecen reuniones de políticos en torno a una mesa con el pretexto de salvarlo y hacerse las oportunas fotos. Precisamente Hanna (Ella Kweku), la periodista de La piel en llamas, quiere dejar claro quién es realmente importante en la dichosa foto, si la niña que aparece o el fotógrafo que la tomó, no tendrá reparo en proclamarlo.

También se van a dejar en entredicho las actuaciones de las Naciones Unidas y la manipulación de la prensa, quien dará eco de la "oportuna" fotografía antes que al drama que representa.

La piel en llamas

Conclusión

Interesante y muy bien realizada película. La piel en llamas  sobrecoge y emociona a partes iguales, gracias a las magníficas interpretaciones de los cuatro protagonistas. Quizás haya que resaltar el trabajo de la pareja formada por Lidia Nené y Fernando Tejero, la más execrable de las dos.

La manera de presentar las secuencias progresivamente inducen a pensar lo que no es, sorprendiendo con un final inesperado.

Una demostración de los horrores y errores que se cometen en los conflictos bélicos, en cualquiera de ellos y una justa reivindicación de las víctimas.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7 / 10
70 %
Artículo anterior"Lunana: A Yak In The Classroom": Una feel good movie que exalta a Bután y sus tradiciones
Artículo siguiente"Jeremy Thomas, una vida de cine" llega el 6 de mayo
Irene
Tras una gran parte de mi vida viajando por Europa y ejerciendo de Guía Turística, considero que ha llegado el momento de contar otras historias. He publicado dos novelas tituladas "Más que palabras" y "Al otro lado del tiempo", escribiendo la cuarta en la actualidad y preparándome para Guionista Literario. Sólo podemos elegir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado...y no es infinito, por eso, procuro aprovechar todas las oportunidades que se presenten.
la-piel-en-llamas-pelicula-criticaInteresante y muy bien realizada película. La piel en llamas  sobrecoge y emociona a partes iguales, gracias a las magníficas interpretaciones de los cuatro protagonistas. Quizás haya que resaltar el trabajo de la pareja formada por Lidia Nené y Fernando Tejero, la más execrable de las dos. La manera de presentar las secuencias progresivamente inducen a pensar lo que no es, sorprendiendo con un final inesperado. Una demostración de los horrores y errores que se cometen en los conflictos bélicos, en cualquiera de ellos y una justa reivindicación de las víctimas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí