La skater (Skater Girl) es una película norteamericana que nos relata la lucha de una joven, de una pobre localidad India, por alcanzar su sueño de triunfar en el mundo del skateboard. Para la realización de la cinta, el equipo de producción construyó el Desert Dolphin Skatepark. Lugar gratuito que se sigue utilizando para la práctica de este deporte.

Dirigida por Manjari Makijany (“The last marble”), la película cuenta en su papel protagonista con la interpretación de la debutante Rachel Saanchita Gupta.

La skater puede verse en Netflix desde el 11 de junio.



La skater (Skater Girl)

Crítica de ‘La skater (Skater Girl)’

Ficha Técnica

Título: La skater
Título original: Skater Girl

Reparto:
Rachel Saanchita Gupta (Prerna)
Shafin Patel (Ankush)
Amrit Maghera (Jessica)
Waheeda Rehman (Maharani)
Kamlesh Gill (Dadi)
Jonathan Readwin (Erick)
Anurag Arora (Mahesh)
Sahidur Rahaman (Oficial de policía)
Swati Das (Shanti)
Vinayak Gupta (Subodh)
Ankit Rao (Vikram)
Ambarish Saxena (Ramkesh)

Año: 2021
Duración: 107 min
País: Estados Unidos
Director: Manjari Makijany
Guion: Manjari Makijany, Vinati Makijany
Fotografía: Manjari Makijany, G. Monic Kumar, Alan Poon
Música: Salim Merchant, Sulaiman Merchant
Género: Drama
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘La skater’

Sinopsis

Prerna, una adolescente de la India rural, alcanza la mayoría de edad cuando se inicia en el skateboard. Como consecuencia, tiene que luchar contra toda probabilidad para seguir sus sueños y competir en el campeonato nacional.

Dónde se puede ver la película



Mujeres con un largo camino que recorrer

En la primera secuencia, La skater nos deja claras sus intenciones. Estamos ante una cinta de iniciación en un mundo hostil. Al tener como protagonista a una joven pobre que vive en una pequeña aldea de la India y que además, tiene la osadía de soñar. Soñar con algo muy simple, a ojos occidentales, ya que Prerna (Rachel Saanchita Gupta) disfruta deslizándose sobre una tabla.

Ni siquiera sabe que aquello puede ser un deporte, con unas reglas y toda una serie de campeonatos internacionales. Su mundo no va más allá, de la tabla que su hermano pequeño ha construido de forma muy precaria. Una situación que cambiará con la llegada al pueblo de Jesse, una británica que le descubrirá el skate.

Una llegada azarosa capaz de generar conciencia en una Prerna muy atada a toda una serie de tradiciones asfixiantes. Tradiciones resultado de una sociedad tremendamente inmovilista, en la que la mujer no es más que una mercancía. Y que La skater utiliza para subrayar la situación tan desesperada a la que tienen que enfrentarse muchas mujeres.

La skater
Copyright Netflix

Vuelta a los orígenes

Situación totalmente antagónica a la que vive Jessica, por su condición de británica. Una joven en búsqueda de sus orígenes, que llega a la aldea de Prerna para conocer la tierra de su padre. Y es que Jessica cuenta con una independencia y una libertad, con la que Prerna no puede ni soñar. En un contraste que le servirá a la joven londinense para relativizar sus problemas y entregarse a los demás.

Será ella la que les descubrirá la magia de una simple tabla de skate, con ayuda de algunos amigos. Demostrando que el deporte puede servir para educar y para generar una gozosa sensación de expectativas. Recogiendo La skater toda una serie de narrativas fílmicas, sobre el poder del deporte para salir de situaciones personales opresivas.

Que aquí están protagonizadas, de forma un tanto novedosa, por una mujer. En un trabajo que la debutante Rachel Saanchita Gupta realiza de forma convincente. Destacando su gran expresividad y su sencillez interpretativa.

Rachel Saanchita Gupta,
Copyright Netflix

Luminosa, pero falta de profundidad

No obstante, aunque la cinta cuenta con un estilo luminoso y esperanzador. Así como un buen pulso narrativo y formal, con secuencias de skate muy ágiles. En general, se echa en falta una profundidad mayor, al estarse aquí retratando un tema muy peliagudo. Estamos ante la historia de una adolescente india sin futuro, ni derechos y La skater no nos da contexto.

De hecho, para aquellos que puedan ver la película en zonas del planeta con estas desigualdades no hay nada tangible a lo que acogerse. Más allá del entretenimiento y las buenas intenciones que transmite toda la cinta. No hay una crítica implícita. Y el final, podemos decir muy Disney, es difícil de imaginar en la realidad.

Aunque sí que se agradece un tratamiento de la pobreza respetuoso. En el que no se apuesta por el morbo y, que si bien tiene una cierta estilización, tampoco pretende parecerse a un spot televisivo.

Skater Girl
Copyright Netflix

Conclusión de ‘La skater’

Estamos ante una cinta entretenida, bien realizada, con una historia atractiva y unas interpretaciones convincentes. Una película que apuesta por el poder del deporte y que nos sitúa en latitudes diferentes, repletas de problemáticas muy enquistadas.

Y precisamente, aquí encontramos los problemas de la película. Porque retratando una sociedad india, definida por sus castas inamovibles y su pobreza, La skater (Skater Girl) prefiere quedarse en la superficie. Una superficie más placentera y evasiva, pero desgraciadamente inusual lejos de la magia del cine.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí