Avatar: La leyenda de Korra (en inglés Avatar: The Legend of Korra) se estrenó en Netflix en medio de la polémica sobre el live-action de La leyenda de Aang (en inglés The Last Airbender). La serie transmitida entre 2012 y 2014 por Nickelodeon, vuelve a despertar pasiones, discusiones y comparaciones de esos años.

La historia de Avatar: La leyenda de Korra transcurre 70 años después de La leyenda de Aang, y durante este tiempo las sociedades han cambiado. No solo existen las Tribus del Agua, la Nación del Fuego, el Reino de la Tierra sino una metrópoli llamada Republic City. Allí conviven ciudadanos de diferentes culturas. La semejanza de Republic City con New York es patente, aunque los creadores han insistido que el universo tiene influencia asiática.

Para analizar a Korra en su justa dimensión, se divide esta crítica en el viaje del héroe de Korra, las fortalezas de la serie, sus debilidades y expectativas.



Avatar: La leyenda de Korra

Crítica de ‘Avatar: La leyenda de Korra’

Ficha Técnica

Título: La leyenda de Korra
Título original: The Last Airbender: The Legend of Korra

Reparto:

Año: 2012
Duración: 22 min.
País: Estados Unidos
Director: Michael Dante DiMartino (Creador), Bryan Konietzko (Creador), Ki Hyun Ryu, Colin Heck, Joaquim Dos Santos, Ian Graham, Melchior Zwyer
Guion: Michael Dante DiMartino, Bryan Konietzko, Joshua Hamilton, Tim Hedrick, Katie Mattila
Fotografía:
Música: Jeremy Zuckerman
Género:
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Avatar: La leyenda de Korra

Sinopsis

La serie tiene lugar en el mismo universo ficticio que su predecesora: un mundo con características orientales, donde algunas personas tienen la capacidad de manipular el agua, tierra, fuego o aire, mediante una habilidad llamada “control”. En este mundo, hay una sola persona capaz de dominar los cuatro elementos: el Avatar, quien también debe mantener el equilibrio entre las cuatro naciones, y que además, puede entrar en un estado poderoso, llamado El estado Avatar, pero también, debe aprender a controlarla para que ingrese en el estado cuando lo desee.

La serie está ambientada 70 años después de los hechos finales de la serie original y sigue al Avatar Korra, una joven de la Tribu Agua del Sur y la reencarnación del Avatar Aang, mientras viaja a la metrópolis de la Ciudad República para aprender aire control y enfrentarse a un grupo revolucionario de anti-maestros, los “igualitarios”.

Premios

  • Premios Annie: 2 nominaciones, incluyendo Mejor serie de TV infantil. 2012
  • Premios Annie: Mejor diseño de producción. 3 nominaciones. 2013
  • Premios Annie: Mejor storyboard. 2 Nominaciones. 2014

Donde se puede ver la serie



El viaje del héroe de Korra

En la primera temporada, Korra está impaciente por demostrar que es poderosa y capaz de salvar a Republic City de cualquier amenaza. En esta impaciencia, encuentra el primer villano, Amon, capaz de quitar la habilidad bender del sujeto.

La primera amenaza de la protagonista ante lo que la define (su poder) crece en la segunda temporada al contrastar el rol del Avatar con los humanos y con los espíritus. Ella  tendrá que lidiar con el segundo villano, Unalaq, quien desea convertirse en otro Avatar. Así, aprende ella que también es un ser espiritual y que “ser el Avatar” no resuelve sus problemas personales.

La tercera temporada, Korra enfrentará las consecuencias de sus actos que traerán cambios ante el mundo, mientras un nuevo villano (Zaheer) busca eliminar toda autoridad del mundo (y que incluye al Avatar). Korra descubrirá cuál es su lugar en el mundo y cuánto está dispuesta a sacrificar por ello.

Ya en la cuarta temporada, Korra enfrenta las dificultades de superar sus experiencias traumáticas y a tratar a sus enemigos con compasión, ante la última villana, Kuvira (la dictadora del Reino Tierra). Es la temporada donde comprende su identidad más allá de “ser el Avatar”.

Avatar: La leyenda de Korra
Photo by Nickelodeon

Fortalezas de La Leyenda de Korra

La astucia de los creadores fue contar la historia de un nuevo avatar. Esta es la primera fortaleza. Avatar: La leyenda de Korra tiene como protagonista a Korra, la reencarnación de Aang, que viene de la Tribu del Agua del Sur.  Pero Korra no es una niña como Aang, temeroso de su rol; ella es una fuerte e impulsiva adolescente que desea ser el Avatar y demostrar sus habilidades. Este contraste de personalidades cumple una función para el espectador: desprenderse de la anterior historia y aceptar esta secuela.

La política, la corrupción, la competencia, el poder, la amistad, la compasión, la espiritualidad, la vida de la ciudad, la tecnología, la identidad, la enfermedad, la revolución, la ideología, la pobreza, la riqueza, la autopercepción, la familia, el romance, el capitalismo, la presión social, el trauma y la modernidad son algunos los subtemas tratados en Avatar: La leyenda de Korra.

La modernidad es el subtema mejor explorado y con mayor coherencia en las cuatro temporadas; esta es la segunda fortaleza. Korra está deseando cumplir su misión ante el mundo pero el mundo parece no importarle ni su rol ni su existencia. El mundo ha evolucionado gracias a los avances tecnológicos y sabe defenderse de las amenazas con un poder militar. La ciudad ostenta  grandes edificios, carros, aviones, e innumerables aparatos e inventores, un desarrollado comercio y un nuevo sistema político (la democracia).

Los benders (aquellos con habilidades para dominar alguno de los elementos) ahora utilizan este talento en trabajos cotidianos como fábricas, vigilancia policial y el deporte. La espiritualidad es dejada de lado y en su lugar existe el derroche de la materialidad. Cuando Korra llega a la ciudad, es ella  quien debe adaptarse a las leyes, debe lidiar con la burocracia y con las expectativas de los ciudadanos escépticos a su rol.

Lo más interesante es la oposición entre la modernidad y el tema de Avatar: La leyenda de Korra, que es el ser. Ambos (modernidad y el ser) funcionan como un maniqueismo y sirve para guiar el viaje del héroe de Korra. Este punto es la tercera fortaleza.

La cuarta fortaleza de Avatar: La leyenda de Korra tiene que ver con los aspectos técnicos como la banda sonora y la mejorada técnica de animación, destacando las escenas de batalla entre elementos y las persecusiones (motos, aviones, barcos). La quinta fortaleza es la aparición de algunos personajes de la anterior serie que consuela al espectador con el efecto nostalgia.

Y la sexta fortaleza guarda relación con Nickelodeon. Pese a ser un canal con un contenido exclusivamente infantil, La leyenda de Korra se arriesga con subtemas más complejos para un público que también ha madurado en el universo de Avatar. Ahora se muestra abiertamente escenas de disputas burocráticas, los conflictos familiares y la muerte de los personajes. Esto es una evolución si se compara con La Leyenda de Aang; pues Nickelodeon sugería omitir las muertes en la pantalla.

La leyenda de Korra
Foto de NICKELODEON – © 2012 VIACOM INTERNATIONAL, INC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Debilidades de La Leyenda de Korra

La primera debilidad está en el guion. En Avatar: La leyenda de Korra hay diálogos flojos, tramas forzadas y apresuradas (incluyendo los innumerables triángulos amorosos) y aquellas sin explicación (Amon aprende a eliminar la energía bender sin ser Avatar, Korra puede proyectar su espíritu si ser el Avatar, etc).

Se suma a esta lista la falta de indicios de la relación bisexual entre Korra y Asami, los múltiples villanos en cada temporada, la exagerada dedicación a la historia de algunos personajes secundarios que no colaboran con la evolución de Korra. Las reglas del universo establecidas en La leyenda de Aang, son omitidas en Avatar: La leyenda de Korra, y esto es una ofensa para el espectador.

La controversia sigue con la relación entre Korra y Asami. Si bien hay un acuerdo sobre lo positivo de presentar un personaje bisexual, la conclusión del último episodio surge sin indicios previos pues la cuarta temporada solo explora la amistad entre ambas. Hay varias lecturas sobre el motivo de esta situación:

  • El oportunismo de parte de los creadores para ser reconocidos como los pioneros en mostrar personajes bisexuales.
  • El miedo a la censura de parte de Nickelodeon.
  • Dejar la responsabilidad al espectador de interpretar la serie a partir de la escena final.

El contra-argumento para la debilidad del guion yace en la cantidad de episodios por temporada. Mientras que La leyenda de Aang contó con tres temporadas de 20 episodios cada uno; Korra tuvo cuatro temporadas con una media de entre 12 a 14 episodios en cada una. Si bien este punto es válido ya que Nickelodeon incidió en la historia al renovar tardíamente las temporadas luego de culminada la transmisión de la producida, no es el único factor que justifica la deficiencia de un producto con mucho potencial.

El motivo (de las fallas del guion) es la ausencia de Aaron Ehasz en el equipo creativo. Ehasz participó y es el responsable del orden, coherencia y estructura de La Leyenda de Aang; y su escritura, ciertamente, hubiese mejorado La leyenda de Korra.

La segunda debilidad es la dualidad de la calidad de la animación en la segunda temporada. Studio Mir, que fue la encargada de la animación de la primera, declinó a trabajar en la segunda debido al presupuesto que le ofrecían los creadores y Nickelodeon. En su lugar, Studio Pierrot se encargó de animar siete episodios de la segunda temporada. Pero la baja calidad del producto entregado llevó al equipo creativo a ajustar el presupuesto y volver con los Studio Mir para el resto de la segunda temporada.

The Last Airbender

Las expectativas de Avatar: La leyenda de Korra

Avatar: La leyenda de Korra es amada o rechazada. Esto se debe a los espectadores y creadores, que viven una relación simbiótica y bidireccional con la nostalgia.

Los espectadores comparan La leyenda de Korra con La Leyenda de Aang. Al estar tan inmersos en el bucle de la nostalgia, no se dan cuenta que La leyenda de Korra es una secuela y no una continuación de La Leyenda de Aang. Además, los espectadores tenían altas expectativas sobre Avatar: La leyenda de Korra, ya que su antecesora es considerada como la mejor serie animada de la televisión.  La frustración por no cumplir con este deseo, lleva a las comparaciones injustas y desmedidas.

Pero también la nostalgía fue usada como un arma por los creadores. Ellos alimentaron las comparaciones al presentar a los hijos de Aang, Zuko y Toph, y (brevemente) a los icónicos personajes de La Leyenda de Aang (Aang, Katara, Toph, Sokka y Zuko). Es un arma porque los creadores saben qué tan fuerte es el nexo de los fanáticos con los personajes.

La cuestión con el arma es que al apuntar a los espectadores, señalan a los creadores también. Si bien fue adecuado presentar la familia de los personajes iconos, cambiaron sustancialmente la personalidad de Aang, Toph y Sokka. Sobre Aang y Toph está la observación de una vida adulta y parental con estereotipos occidentales.

Lamentablemente los creadores no acertaron en el uso de la nostalgia pues los fanáticos la usaron en su contra. Y esto es precisamente una consecuencia de la nostalgia: la idealización. Los creadores esperaban que la introducción de su visión de estos personajes fuese suficiente para satisfacer las expectativas de los fanáticos, cuando ocurrió lo contrario. Los fanáticos se sintieron decepcionados y descargaron su ira sobre Avatar: La leyenda de Korra

The Last Airbender

Conclusión

Pese a que Avatar: La leyenda de Korra tiene sus fallas, es una serie que busca concluir el universo de Avatar (al menos por momentos). Sus villanos son contemporáneos, y la lucha de Korra consigo misma es un aspecto con la que cualquier espectador puede identificarse.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí