El pasado 26 de febrero de 2021 se estrenó la tercera temporada de Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, uno de los espectáculos de humor de éxito en los últimos años. Este montaje está basado en best-seller de John Gray, adaptado por Paco Mir y dirigido por Edu Pericas. Además, cuenta con Mauro Muñiz de Urquiza, un todoterreno de actor que se convierte en el maestro de ceremonia de la obra. Se puede disfrutar en el Nuevo Teatro Alcalá, de viernes a domingo.



Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus

Crítica de ‘Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus’

Ficha Técnica

Título: Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus
Título original: Men Are from Mars, Women Are from Venus

Reparto:
Mauro Muñiz de Urquiza

Duración: 80 min. apróx.
Dirección: Edu Pericas
Versión y traducción: Paco Mir
Autor: Paul Dewandre
Escenografía:
Paula Bosch
Iluminación:
Ignasi Morros
Dirección técnica:
Joan Segura
Sonido:
Joan Gil
Regidora:
Teresa Rivera
Imagen cartel:
Frankie de Leonardis
Fotografía: Daniel Escalé
Comunicación:
Yellowmedia Spain
Producción: ANEXA y SOM Produce

Tráiler de ‘Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus’

Sinopsis de ‘Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus’

Hombres y mujeres parecen proceder de distintos planetas. Son biológicamente similares, usan las mismas palabras, comparten el mismo espacio geográfico; pero sus códigos de comportamiento, su idioma (lo que quieren expresar con sus palabras) y sus valores existenciales son distintos. Por mucho que no quiera reconocerse, este hecho es el más relevante -lógicamente, mientras exista amor- de la vida en pareja. La incomunicación, la incomprensión y, lo que es peor, la mala interpretación de palabras o comportamientos acaban apagando unas llamas ,las de la pasión amorosa, que en algún momento se consideraron inextinguibles.

Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus es tanto una guía para la comprensión -la”traducción”- de las actitudes y palabras del sexo opuesto como una propuesta para minimizar desde una perspectiva afectivamente positiva las consecuencias de los desencuentros. Un libro, pues, absolutamente necesario para quienes, viviendo en pareja o con deseos de hacerlo, quieren dar y obtener lo máximo de su amor. (YELLOWMEDIA SPAIN).



Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus
Foto de SOM Produce

La batalla de géneros

En 1992 salió a la venta el libro Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, para indagar sobre las diferencias psicológicas entre hombres y mujeres. Un eterno debate que, tras el avance social, no obtiene el mismo impacto que durante la década de los 90. Tras su éxito literario, se han realizado adaptaciones en el mundo teatral, una de ellas de mano de Paco Mir. En 2021 estrena su tercera temporada, volviendo a poner sobre la mesa la “guerra” emocional en una pareja heterosexual, justificándose por las maneras en las que piensa el género masculino y el femenino. De esta forma, mediante el humor, se ponen de manifiesto las razones que llevan a la falta de comprensión entre unos. La fórmula se puede ver que funciona en algunos puntos, que pueden recordar a la cotidianidad del hogar.

Sin embargo, el conflicto surge en que la temática, por el paso del tiempo, no cala tanto en los espectadores como pudiera. Es decir, realmente el espectáculo obtiene su mayor fuerte en la interpretación y en la forma de envolver su contenido. En consecuencia, analizando únicamente lo que es el propio texto, se percibe que ha quedado algo desfasado de cara al pensamiento actual. Por lo tanto, no captará el mismo éxito entre aquellos que han evolucionado en los conceptos de género, que, en otra parte, que aún mantenga esos aprendizajes. Aunque, cabe decir, que, luego, cada persona configura el contenido y sus efectos según su bagaje personal. Con lo cual, en líneas generales, es entretenido, sobre todo en aquellas escenas en las que se escenifica con ejemplos más gráficos, que provocan carcajadas en el espectador.

SOM Produce
Foto de SOM Produce

Profesor presente

Una de las razones por las que merece la pena ver Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus es el gran trabajo que ofrece Mauro Muñiz de Urquiza. Después de varios años interpretando este espectáculo, sigue en forma totalmente. El actor conoce perfectamente el código de la obra y el concepto de la comedia, por lo que no tarda en asentarse su comodidad desde que pone el primer pie sobre el escenario. Con un carisma muy bien llevado, arrasa con los espectadores y establece una conexión muy placentera. Por tanto, aunque el texto no logre causar todo el efecto esperado, la manera en la que Muñiz de Urquiza lo envuelve, permite que se eleve la calidad del conglomerado teatral de la obra. De esta manera, se agradece la pasión con la que el intérprete se deja la energía sobre las tablas.

Su primera toma de contacto con los espectadores es muy directa, lo que hace que se sienta esa frescura y esa familiaridad con los espectadores. Dentro de esa propuesta firme y socarrona, también se encuentran varios momentos donde la interpretación le deja mostrar la vis cómica que le acompaña. Además, también sería importante destacar que tiene una personalidad característica, ya que en ningún momento se echa en falta que no haya más componentes sobre la escena. Dicho de otra manera, el actor llena lo suficiente la pieza como para soportar todo el peso dramático del espectáculo sin ningún conflicto. Como dato, aplaudir la capacidad de Muñiz de Urquiza para surfear a aquellos espectadores que no se lo ponen fácil, pero consigue revertirlo para dar mayor juego y movimiento al resultado global de la obra. 

SOM Produce
Foto de SOM Produce

La lección ya conocida

Emulando una clase para adultos, Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus realiza una escenografía sencilla, pero en la que no necesita más elementos sobre el escenario para desarrollarse. La razón es que se da mayor peso a la interacción con los asistentes, jugando con la propia presencialidad del teatro. Así, se pone el foco sobre Mauro Muñiz de Urquiza y las acciones que va ejecutando. Por tanto, para comenzar, las pizarras son uno de los elementos que más se utilizan, terminando de asentar el concepto humorístico de una hipotética clase y metiéndose a los espectadores en el bolsillo con ello. Igualmente, como se ha mencionado antes, el mayor fuerte se halla en los momentos en los que el público participa, da sus respuestas, provocando una sinergia amable en la sala.

Por otro lado, la iluminación y la realización técnica es impecable, dado que en todo momento se sigue una buena conjunción entre los distintos elementos. Gracias a ello, el montaje tiene un buen ritmo, llevadero, lo que hace que el público no sienta en ningún momento que se pierde la energía. Otro punto a destacar, por los momentos que se están produciendo por la COVID-19, es remarcar que el espectáculo cumple todas las medidas sanitarias exigidas y tiene un máxime cuidado por cada uno de los asistentes en todos los momentos de la obra. Se menciona porque, a pesar de haber interacción, no significa que haya una comunicación que pudiera poner en riesgo a alguno de los asistentes, al contrario, se ve la profesionalidad y el compromiso de la producción de la obra por salvaguardar la seguridad de todos.

Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus
Foto de SOM Produce

Conclusión

Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus es una obra donde su contenido ofrece unos puntos de comedia muy disfrutables, pero su planteamiento se ha quedado atrás del progreso social. La razón no es otra que la “batalla” entre hombres y mujeres ha evolucionado a evaporarse e ir más allá del género. Por lo cual, hay partes donde el público confraterniza más o menos con el espectáculo. No obstante, Mauro Muñiz de Urquiza lo da todo sobre el escenario, con un derroche de energía que eleva la calidad del espectáculo. Cuida en todo momento su trabajo. Junto con ello, la puesta en escena apuesta por la interactividad y el dinamismo de hacer al público partícipe de la obra, obteniendo un ritmo agradable. La eterna lucha de géneros con momentos llenos de humor, aunque el texto podría plantearse desde un punto de vista más actual.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí