Los papeles de Sísifo es una obra teatral inspirada libremente en el caso “Egunkaria”, dirigida por Fernando Bernués y escrita por Harkaitz Cano. Una obra teatral que indaga en el hecho real acontecido en 2003 en España, donde el periódico vasco “Egunkaria” fue cerrado tras una resolución judicial del estado español; ya que se le acusaba de ser financiado por el grupo terrorista ETA. Harkaitz Cano coge este hecho que atentó en su momento contra la libertad de expresión, para ponernos de frente al monstruo que dice ser el señor y salvador de lo que conocemos como estado de derecho. Con una puesta en escena asombrosa y un reparto excepcional, Los papeles de Sísifo es una pieza teatral que nos recuerda la fragilidad y cinismo que hay detrás de la justicia española.

Los papeles de Sísifo está protagonizada por Anjel Alkain, Mireia Gabilondo, Olaia Gil, Asier Hernández, Asier Hormaza o Mikel Losada, entre otros. Esta obra teatral se podrá disfrutar hasta el próximo 2 de mayo, en el Teatro María Guerrero de Madrid.   



Los papeles de Sísifo

Crítica de ‘Los papeles de Sísifo’

Ficha Técnica

Título: Los papeles de Sísifo
Título original: Los papeles de Sísifo

Reparto:
Anjel Alkain (Torregarai)
Joseba Apaolaza (Joseba)
Iñigo Azpitarte (Txano)
Mireia Gabilondo (Jueza Natalia Ruiz Arcas)
Olaia Gil (Mónica)
Aizpea Goenaga (Jueza Natalia Ruiz Arcas)
Asier Hernández (Portu)
Asier Hormaza (Langueiro)
Xabi “Jabato” López (Txano)
Mikel Losada (Joseba)
Markos Marín (Karmelo Beramendi)
Iñaki Rikarte (Torque)
Alexandru Stanciu (Rubén)
Dorleta Urretabizkaia (Maialen)

Duración: 100 min. apróx.
Dirección: Fernando Bernués
Dramaturgia: Harkaitz Cano
Escenografía y música en directo: Ikerne Giménez
Iluminación y vídeo:
David Bernués
Vestuario: Ana Turrillas
Dirección adjunta: Kike Díaz de Rada
Ayudante de dirección: Sara Cózar
Realizaciones: Mambo Decorados (escenografía)
Fotografía: Mikel Blasco
Cartel: Equipo SOPA
Producción: Centro Dramático Nacional y ANTZERKIZ (con la colaboración de Instituto Vasco Etxepare)

Saludos de ‘Los papeles de Sísifo’

Sinopsis de ‘Los papeles de Sísifo’

Tal y como afirma uno de los personajes de la obra, un periódico “es como Guerra y paz en pequeñito”. Una novela interminable que caduca cada día. El caos del mundo apretado en cuatro columnas. No es de extrañar que su vocación les guíe: la de los periodistas es una misión imposible: mientras en la redacción del diario combaten la precariedad y el desengaño y luchan contra reloj por la precisión y la veracidad, el poder mueve los hilos para intentar controlar la información. Es labor del periodista indagar y preguntar, pero ¿qué sucedería si cambiasen las tornas y el interrogado fuese el periodista?

Los papeles de Sísifo, inspirada libremente en el “caso Egunkaria”, es un homenaje al periodismo, así como a todos aquellos medios que han sido clausurados injustamente. (CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL).



Los papeles de Sísifo
Foto de Mikel Blasco

Guerra y paz

Es interesante la analogía que hace Harkaitz Cano, a la hora de describir la labor que lleva a cabo un periodista, comparándola con “Guerra y Paz” de Tolstoi; es decir, un trabajo que pretende contar una historia interminable, pero que sin embargo caduca diariamente. Al pretender contar una historia interminable, acabas cayendo en lo estéril o lo absurdo; tal y como le pasó a Sísifo, después de haber engañado dos veces a los Dioses griegos. Es ahí donde viene el elemento clave de esta obra y el porqué es una oda artística al mundo del periodismo.

Los papeles de Sísifo retrata muy bien los entresijos que existen dentro de un periódico; la precariedad, las presiones externas, el encontrar veracidad en lo que uno pública, etc… Ya desde la puesta en escena, te sumerge de lleno en la vida diaria de una redacción periodística.  Todo ello, valiéndose de un texto impregnado de suma inteligencia y ritmo narrativo, que salta del drama a la comedia en cuestión de segundos. Es algo apasionante de ver y más si cabe cuando el caso que se está plasmando, es el que vivió el periódico “Egunkaria” a principios de los 2000. Un caso tan fascinante como trágico, que sigue generando ecos con la actualidad.

Centro Dramático Nacional
Foto de Mikel Blasco

El monstruo frente al espejo

Los papeles de Sísifo es una obra tremendamente impactante, exponiendo ese sometimiento y tortura que algunos sufrieron por parte del estado español, delante de los ojos del espectador; una experiencia teatral totalmente apabullante, tanto emocional como físicamente. Es una propuesta descarnada y que no blanquea lo terrible de lo acontecido en aquel momento en España y durante décadas desde que comenzara el conflicto vasco.

Como dice de manera muy apropiada el personaje que interpreta el gran Asier Hormaza, “no importa lo que pase, sino a cuanta gente le afecte”. Es evidente que contra un pueblo tan pequeño como el vasco, algunos vieron en su momento la ocasión perfecta para sacar a relucir su figura más democrática y conciliadora; nótese la ironía, en esto último. Por lo cual, Los papeles de Sísifo es una obra que testifica esa violencia que sufrió gente inocente, por el mero hecho de publicar noticias en una lengua distinta a la española. ¿Qué derecho había para torturar a gente que se las vinculaba con ETA, sin ninguna prueba aparente de ello? ¿Dónde quedaron los derechos fundaménteles y la presunción de inocencia? Son algunas cuestiones que se sacan a la palestra, a lo largo de esta pieza teatral.

Centro Dramático Nacional
Foto de Mikel Blasco

Reparto y puesta en escena excepcional

Los papeles de Sísifo es brillante en todos los sentidos y no siento ningún reparo al expresarme de forma tan grandilocuente al hablar sobre ella. El reparto con el que cuenta es maravilloso, contando con algunos de los actores vascos más icónicos de esta última década. Sorprende para bien, que haya referentes de la comedia vasca como Anjel Alkain o Asier Hormaza, que interpretan unos papeles dramáticos de manera soberbia; ya que a nivel personal, siempre les había visto interpretar personajes tirados a la comedia. En particular con Anjel Alkain, ha sido como ver a una persona totalmente distinta encima del escenario; interpretando a un personaje, impregnado de mucha serenidad y saber estar, cuando algunos le hemos conocido por sus histriónicos personajes en la televisión vasca.

En líneas generales, todo el reparto de esta obra está brillante y cada uno llega a destacar de distintas formas. Un acierto rotundo y una gozada como espectador, ver a semejantes referentes de la cultura vasca en acción. Luego está la puesta en escena, que esa es otra. En lo que llevo de año, no he visto una obra que cuente con una puesta en escena tan bien cuidada; puede que la única que la pueda hacer sombra es la pieza teatral “Antropoceno”, que fue representada en el Teatro de la Abadía de Madrid. ¡Es que incluso hay música en directo! ¿Qué más se le puede pedir a una obra? A mí sinceramente no se me ocurre nada más.

Los papeles de Sísifo
Foto de Mikel Blasco

Conclusión

Los papeles de Sísifo es una de las mejores obras teatrales de este 2021 y de la que no se está hablando lo suficiente. Una oda al mundo del periodismo, que nos sumerge en uno de los casos más fascinantes y trágicos de la historia reciente de este país. Una obra teatral que nos pone de frente al monstruo que se oculta detrás de lo que algunos se atreven a llamar democracia y estado de derecho. Un texto brillante y sumamente inteligente, que nos hace reflexionar sobre lo frágil que puede llegar a ser la libertad de expresión en nuestro país.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí