Los tortolitos (2020), o como a mí me gusta llamarla Huevo sin sal, es una presunta comedia romántica, de nacionalidad estadounidense, dirigida por Michael Showalter.

Con un guion escrito a 6 manos, pero como si lo hubiese escrito Ed Wood durante una depresión posparto, la cinta iba a ser estrenada en cines de EEUU en abril de 2020 por Paramount Pictures (menos mal que no lo hizo), hecho que quedó cancelado por la maldita Pandemia mundial.

Producida por Quinn´s House, 3 Arts Entertainment y Media Rights Capital, la película fue adquirida por la plataforma de streaming Netflix, para su estreno exclusivo a nivel mundial el 22 de mayo de 2020.



Los tortolitos

Crítica de ‘Los tortolitos’

Ficha Técnica

Título: Los tortolitos
Título original: The Lovebirds

Reparto:
Issa Rae (Leilani)
Kumail Nanjiani (Jibran)
Paul Sparks (Moustache)
Anna Camp (Edie)
Nicholas X. Parsons (Bicycle)

Año: 2020
Duración: 86 min
País: Estados Unidos
Dirección: Michael Showalter
Guion: Aaron Abrams y Brendan Gall
Fotografía: Brian Burgoyne
Música: Michael Andrews
Género: Comedia
Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Los tortolitos’

Sinopsis de ‘Los tortolitos’

La cinta Los tortolitos comienza con la presentación del inicio de una idílica relación entre dos jóvenes, Jibran (Kumai Nanjiani) y Leilani (Issa Rae). Pero transcurridos 4 años, este estallido de amor entre Jibran (documentalista) y Leilani (publicista) se ha convertido prácticamente en La guerra de los Rose (1989).

Cuando se dirigen a una cena a casa de unos amigos, enfrascados en una nueva discusión con palabras mayores; Jibran la acusa a ella de superficial y Leilani a él de fracasado, deciden poner fin a su relación.

Quizás, el atropello involuntario de un ciclista, esté a punto de darle un giro de 180º a la historia de Los tortolitos.

Donde se puede ver la película



Los tortolitos
Foto de Netflix

El desencadenante

Tras el atropello involuntario del ciclista, la pareja sale del coche para ver el estado del mismo, pero este, como si no le hubiera pasado por encima un bicho de 1500 kilos, se levanta, coge su bicicleta y sale raudo y veloz.

Ante la perplejidad de Los tortolitos y mientras el estupor va haciendo mella, aparece un presunto policía, con menos papeles que una liebre y se apodera del coche para seguir al presunto ciclista delincuente.

Solo que esta vez, el avispado policía, le pasa varias veces por encima el bicho de 1500 kilos al ciclista y claro, es ciclista, no un Terminator T-800.

El policía maleducado se va sin despedirse, el ciclista está más tieso que la rodilla de un clic y para colmo aparecen una pareja de transeúntes que le achacan el muerto al dúo de ex-tortolitos.

Los tortolitos
Foto de Netflix

Jibran Holmes y la doctora Leilani Watson

Hombre, lo lógico es que vayan a la policía a aclarar el entuerto, pero claro se acaba la película y Netflix no ha pagado por un corto.

Pues hablemos un poco y mezclemos para despistar, porque tampoco estamos ante Diez negritos (1939-novela de la maestra).

Leilani casi sin darse cuenta tiene el móvil del muerto y comienzan las aventuras de Holmes y Watson; Una pareja de clase alta metidos a torturadores semiprofesionales, un piso de estudiantes amigos del ciclista que reciben la amable visita del avispado presunto policía, toda la policía de la ciudad buscando a Los tortolitos y el único que puede descifrar la clave del móvil del ciclista fiambre se encuentra en la famosa cena a la que iban Los tortolitos.

Jibran y Leilani se visten de Parchís y acuden a la cena donde el amigo de ella les descifra el código del móvil y por ende una clave secreta que los va a conducir a una selecta reunión.

Cambio de disfraz de Parchís por el de Bond y chica explosiva, qué piernas Leilani y vamos que nos vamos al evento del siglo, donde como el resto se esconderán tras unas mascaras, cuánto médico suelto y asistirán a un peculiar sorteo, lástima que Kubrick no pasara por allí.

Y hasta aquí puedo contar, mis queridos navegantes. Si vieron y disfrutaron con Eyes Wide Shut (1999), pues que sepan que no tiene nada que ver con Los tortolitos, o quizás algo, ¿Por qué no?

Los tortolitos
Foto de Netflix

Kumail e Issa

Kumail Nanjiani (Jibran), actor, comediante y productor nacido en Pakistán y nacionalizado estadounidense. Reconocido a nivel mundial por su participación en el reparto de la serie Silicon Valey (2014-2019).

Su mayor éxito lo tuvo con la nominación al Óscar a mejor guion original por The big Sick (2017), la cual también protagonizó, en España conocida como La gran enfermedad del amor.

Si os digo que las mejores escenas de la interpretación del amigo ex-pakistaní son cuando le mete la patada el caballo y cuando dice la frase ¿Creo que no es policía?, pues apaguen y vámonos, así que mejor, corramos un tupido velo.

Issa Rae (Leilani), actriz, escritora y productora estadounidense. Curtida en el mundo del corto cinematográfico y en episodios para series de televisión, así como en tv movies.

Yo particularmente no la conocía, pero reconozco que en Los tortolitos está a años luz de su partenaire; Al menos pone ganas, luce palmito y se involucra, aunque sea a través de sus gritos clamando un poco de atención o ayuda, querido Jibran. Actriz a seguir.

The Lovebirds
Foto de Netflix

La tórtola

Michael Showalter (el director), hombre orquesta americano, curtido en mil batallas televisivas. Se estrenó en cine con dos comedias románticas; The Baxter (2005) que pasó sin pena ni gloria y Hello, my name is Doris (2015) que consiguió varias nominaciones a premios menores y no malas críticas.

Su gran éxito, reconocido a nivel mundial por la crítica, le vino de la mano del protagonista de Los tortolitos (Kumail Nanjiani), con The Big Sick (2017).

Pues querido Michael, como siempre digo y me repito, soy consciente que de donde no hay no se puede sacar. No te lo puedes ni imaginar, pero hombre una tv movie de Antena 3 y corta.

Y mira que tenías algún que otro recurso para estirar el ínfimo guion, pero con un par de guiños al espectador (caballo y orgía), cobrar el confirming de Netflix (por terceros) y hacer una obra más plana que un encefalograma, como que no me vale amigo. Por tu trayectoria, descontando esta presunta comedia tipo The Asylum pero sin terremotos, Director a seguir.

The Lovebirds
Foto de Netflix

Conclusión

Los tortolitos, ¿Qué hago yo con esto?. Ni me parece comedia ni aparece el romanticismo por ningún rincón ni cuando pretende ponerse un pelín seria lo consigue.

Obra plana donde las haya, lo he dicho y lo repito, sin concesiones ni expectativas salvo que pasen los 86 minutos que dura, quizás 2-3 escenas como la del teatro que elevan un poco el listón, pero terminan tan pronto que todo vuelve a su estado original.

Ni más ni menos que una tv movie poscomida de cualquier generalista, no siempre va a ser Antena 3, pero sin anuncios.

Usando un par de referentes ya citados, que se quedan solo en eso, en la citación y lineal como un nivel, Los tortolitos, con un guion con pena de reclusión pierde cualquier atisbo de esperanza desde el minuto 0 al 86. Y encima, guionistas, director y productores, dirán que no mandaron sus naves a luchar contra los elementos, menudo elementos.

Para Netflixnianos y acoplados, véanla (mala, bonita, barata). Por experiencia ya les digo que tendrá muchos visionados y defensores, eso sí, si olvidan las palomitas en la cocina, no hay problema, háganlas tranquilamente, poco se van a perder.

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí