Love (2015) es una película francesa dirigida por el director y guionista Gaspar Noé (Irreversible, Clímax). El filme, un intenso drama erótico, narra la relación amorosa surgida entre un joven estadounidense afincado en París y una estudiante, relación que se verá afectada por la llegada de una tercera parte sentimental.



Love

Crítica de Love

Ficha Técnica

Título: Love
Título original: Love

Reparto:
Aomi Muyock (Electra)
Karl Glusman (Murphy)
Klara Kristin (Omi)
Juan Saavedra (Julio)
Gaspar Noé (Noé)
Vincent Maraval (Tnte. Castel)
Benoît Debie (Chamán)
Isabelle Nicou (Nora)
Stella Rocha (Transexual)
Déborah Révy (Paula)
Xamira Zuloaga (Lucille)

Año: 2015
Duración: 135 min.
País: Francia
Director: Gaspar Noé
Guion: Gaspar Noé
Fotografía: Benoît Debie
Música:
Género: Drama. Romance

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Murphy revive su pasado tras una llamada de Nora, la madre de su ex novia Electra. La mujer pregunta por su hija, preocupada porque no puede contactarla y por sus tendencias suicidas. Entonces Murphy, que ahora vive junto a su mujer y su hijo, recuerda su pasado con Electra, dos años en París llenos de pasión, excesos, consumo de drogas, sexo duro y momentos tiernos. (Sensacine)



Love no siempre significa amor: el tema

El amor se asienta como tema general de la película. Es una cuestión compleja y atrevida, porque Noé muestra una perspectiva del amor a través de las relaciones que el protagonista adquiere con, concretamente, dos mujeres distintas. Las decisiones que tome le llevarán a tener que asumir ciertas consecuencias.

El amor no es aquí el ideal romántico de amor, pero tampoco lo sería si el sexo estuviera menos presente. Al contrario, si algo real y sincero hay en el mensaje de amor que Gaspar Noé quiere transmitir son las escenas sexuales sin tapujos que aparecen en la película.

No obstante, si de algo carece el personaje principal es de su incapacidad para amar. Solamente al final de la película Murphy (Karl Glusman) se dará cuenta de su error, de su cadena de errores, al intentar amar a Electra (Aomi Muyock). Ese momento llega con el abrazo del hijo. La escena final en la que sostiene en sus brazos a la aparente causa de la separación no es sino la revelación final y la toma de conciencia del personaje de la vida, del amor, de lo mucho que podemos equivocarnos y perderlo todo. Al mismo tiempo, es la presentación del amor más puro que aparece en la película; el padre pidiendo perdón al hijo que llora junto a su progenitor. Los dos se encuentran desconsolados, porque los dos están desnudos en el mundo, y solos.

Love

La explicitud sexual supone la materia prima de la película. Hay quienes la califican de una sucesión gratuita de imágenes pornográficas, hay quienes la soportan y otros quienes la apoyan. No importa qué clase de espectador se elija ser; las imágenes sexuales rodadas por Noé son el engranaje de este filme y tienen, por supuesto, una razón de ser. El controvertido director muestra la realidad de la vida, del amor, del deseo. No hay pretensión, no hay morbo.

El sexo es practicado en la película por diferentes personajes; y la sexualidad forma parte de lo que el ser humano es. Forma parte de la vida. El espectador acepta ver a un hombre violando a una mujer (si las imágenes son moderadas y no evidencian la propia violación), a una madre déspota humillando a un hijo, u observan complacidos cómo un niño disfruta de un helado, por ejemplo.

Todas estas imágenes conforman el mundo en que vivimos. Pero la persona que reproduce una película en la que la primera imagen supone una masturbación recíproca entre hombre y mujer, sin ocultar nada, o en la que se puede ver una eyaculación en un primer plano, este espectador se podrá remover en su asiento o quedarse petrificado mientras su boca se seca. El sexo, como el amor, como la violencia, como la infancia, como todo, es mostrado en Love porque existe y el que más o el que menos lo practica. El director no se hace responsable de los ofendidos; es más, los invita a su película.

Gaspar Noé en Love

Por otra parte, Gaspar Noé no se detiene ahí. Por si fuera poco, además de embarcarse en tratar una cuestión tan universal, deseada y desconocida a un tiempo por el hombre, como lo es el amor, también da cabida al tema del arte. La conciencia del arte o de lo que se quiere reivindicar con él (porque definirlo es imposible) aparece en el filme de la mano de Murphy, sobre todo. Él es estudiante de cine y se presenta como filmmaker (vaya, qué casualidad) y Electra es estudiante de Bellas Artes. Murphy en la película llega a tener una conversación reveladora sobre sus intenciones artísticas, sobre lo que le gustaría llegar a plasmar en una película en la que hablase de sexo y amor. ¿Acaso está retratando lo que Gaspar Noé hizo con Love? Parece muy evidente.

Love

Noé, como creador, se ha plasmado a sí mismo en la película, de manera literaria. Como Murphy él también es cineasta y su personaje declara sus intenciones acerca del concepto del arte y de cómo retratar en una película sexo y amor. Por otra parte, su nombre aparece en la película en dos ocasiones: «Gaspar» es el nombre que Electra en su fantasía pondría a su hijo con Murphy, y después vemos aparecer al propio «Noé» en el filme confirmando la necesidad del director de autoretratarse en su creación, de participar y de ser un personaje más en ella y no conformarse con ser solo el padre.

Love: la película

En Love, el característico juego de luces de los escenarios (habitaciones y lugares cerrados, esencialmente), así como los pequeños cortes observados en las escenas y secuencias marcan la narración y sumergen al espectador en una visión fragmentaria de la vida de Murphy, que cuenta su experiencia a medida que recuerda lo mucho que ha perdido. Los personajes femeninos que, cada uno a su manera, marcaron su vida, desfilan en estos recuerdos. El personaje de Electra sacude a Murphy pero también al espectador con sus arranques y su fuerza que, lejos de parecer sobreactuado, delinea el doloroso sentimiento que lo une a Murphy. Finalmente, el soundtrack completará la película, con temas acordes a cada escena narrada por el personaje principal.

Conclusión: Love es naturalismo

Love es un filme que va más allá de la escena sexual gratuita y la narración pornográfica de una historia sórdida y triste. Gaspar Noé, que no quiere desviarse de su estilo, pone en marcha una historia cotidiana sobre la complejidad de las relaciones humanas y la llena de fluidos, errores, arrepentimientos y, finalmente, de perdón. Su historia rebosa realidad y naturalismo; es una representación descarnada de la existencia.

Si quieres conocer otra opinión de esta película dirígete AQUÍ

Este artículo puedes leerlo también en You Talkin’ Cine

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí