Maligno (Malignant), la esperada y nueva película de James Wan, es un slasher sobrenatural protagonizado por Annabelle Wallis, a quien ya habíamos visto en el universo del director en Annabelle (2014). Cuenta con guion del propio James Wan en colaboración con su mujer, Ingrid Bisu, y Akela Cooper (American Horror Story, Los 100). Maligno rinde homenaje a grandes clásicos del género de los 80 y los 90, actualizados en una película arriesgada y visualmente muy potente. Estreno en salas de cine españolas el 3 de septiembre de 2021.



Maligno (Malignant)

Crítica de ‘Maligno (Malignant)’

Ficha Técnica

Título: Maligno
Título original: Malignant

Reparto:
Annabelle Wallis (Madison Mitchell)
George Young (Kekoa Shaw)
Maddie Hasson (Sydney Lake)
Jake Abel (Derek Mitchell)
Jacqueline McKenzie (Dr. Florence Weaver)
Michole Briana White (Regina Moss)
Paul Mabon (Orderly)
Ingrid Bisu (CST Winnie)
Rachel Winfree (Sra. Ryerson)
Jon Lee Brody (Oficial Lee)
Paula Marshall (Beverly Woods)
Patrick Cox (Mr. Stanley)
Emir García (Conductor de Mustang)
Amir Aboulela (Dr. Gregory)

Año: 2021
Duración: 111 min.
País: Estados Unidos
Director: James Wan
Guion: Ingrid Bisu, James Wan, Akela Cooper
Fotografía: Michael Burgess
Música: Joseph Bishara
Género: Terror. Thriller
Distribuidor: Warner Bros Pictures España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Maligno (Malignant)

Sinopsis

Madison está paralizada por visiones de asesinatos espeluznantes, y su tormento empeora cuando descubre que estos sueños de vigilia son, de hecho, realidades aterradoras. (Warner Bros Pictures España)



Sin spoilers

Lo más recomendable para ver Maligno es acudir a la sala de cine conociendo lo mínimo sobre su argumento para dejarse llevar y sorprender por James Wan. Es difícil hablar de la película sin revelar sus secretos, así que seré breve.

La película comienza con una escena que sirve de prólogo y que es una declaración de intenciones: sustos, sangre y monstruo en una especie de centro de experimentación. Pasamos, a continuación, a los títulos de crédito en los que vemos imágenes perturbadoras sobre procedimientos, dosieres e instrumental médico. Esto nos genera como espectadores unas expectativas con las que Wan sabe jugar para crear suspense.

El filme se articula en dos partes claramente diferenciadas. En la primera se nos presenta a la protagonista, Madison, que tiene que lidiar con la pérdida y con el acoso de un ente sobrenatural. Pero según avanza la investigación, la película cambia de tono, hasta la traca final llena de acción loca, desatada y muy divertida.

Volvemos a tener una película de terror con el tema de la maternidad en el centro de la narración. Sin embargo, no busca ofrecer metáforas sesudas, como encontramos en otras grandes cintas de género, como El exorcista o Babadook. Maligno es lo que es: terror sin pretensiones. Y nos encanta.

Maligno película
Copyright Warner Bros

Una inmersión en lo fantástico

La trama se adentra sin complejos en lo fantástico, lo que exige del espectador la aceptación de ciertas licencias imprescindibles. La ambientación, con esas casas a las que James Wan nos tiene acostumbrados, junto con una banda sonora muy peculiar y potente crean una atmósfera malrollera, propicia a los sobresaltos. Joseph Bishara, el creador de la música del filme repite con Wan después de haber trabajado con él en Insidious y en The Conjuring.

El director de fotografía, Michael Burgess, es también un  miembro recurrente del equipo de James Wan. Logra imprimir ese sello visual tan característico en las producciones del director. De hecho, la foto y los efectos visuales, con secuencias muy efectivas y sorprendentes, son de las cosas más sobresalientes del filme.

Por último, hay que destacar el diseño del antagonista, del que no voy a decir nada, pero que es imposible que deje indiferente. Para bien o para mal.

Maligno
Copyright Warner Bros

Conclusión de ‘Maligno (Malignant)’

Maligno (Malignant) es un slasher sobrenatural con muchos sustos, acción y sorpresas, en el que no falta su punto de humor, y un malo que homenajea a los clásicos del género. Su puesta en escena tiene el sello inconfundible de James Wan, que sabe arriesgarse, reinventarse y ofrecernos algo distinto a lo que nos dio en Saw, Insidious o Expediente Warren.

Maligno es un una película palomitera y muy disfrutable para los amantes del terror de videoclub, que, sin embargo, no cae en la nostalgia facilona. Con ella, James Wan sigue consolidándose como uno de los grandes del cine de género en la actualidad.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí