Mañana y mañana y mañana es una obra teatral dirigida por Miguel Ángel Cárcano. Esta obra pretende mostrar aquello que no se ve cuando uno va al teatro; aquello que ha llevado semanas de preparación y de esfuerzos laboriosos, para que tú como espectador puedas disfrutar de una digna función teatral. Valiéndose de una de las tragedias de la literatura más universales como es el Macbeth de Shakespeare, la obra nos sumerge en los ensayos de una adaptación moderna de dicho clásico. Lo interesante y la piedra angular de esta obra, es el hecho de que la manipulación, los engaños y las traiciones acaban cobrando vida en la realidad de estos actores.

Mañana y mañana y mañana está protagonizada por Guillermo Barrientos, Walter de la Reta, Fran Leal y Marian Zapico. Se podrá disfrutar de dicha obra teatral hasta el próximo 26 de junio, en la Sala Lola Membrives del Teatro Lara de Madrid. Mañana y mañana y mañana



Mañana y mañana y mañana

Crítica de ‘Mañana y mañana y mañana’

Ficha Técnica

Título: Mañana y mañana y mañana
Título original: Mañana y mañana y mañana

Reparto:
Guillermo Barrientos
Walter de la Reta
Fran Leal
Marian Zapico

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Miguel Ángel Cárcano
Dramaturgia: María Inés González y Miguel Ángel Cárcano
Diseño y espacio sonoro: Miguel Ángel Cárcano
Técnico de sala:
Matyssa Pérez
Producción: Fabián Fraga y Fran Leal

Tráiler de ‘Mañana y mañana y mañana’

Sinopsis de ‘Mañana y mañana y mañana’

Mañana y mañana y mañana nos presenta a Antonio, un actor devenido a director, que intenta recobrar su pasado de joven promesa de las artes escénicas dirigiendo una peculiar versión de Macbeth, ambientada en un manicomio.

Para ello recurre a tres actores totalmente diferentes: Marcos, un galán de la tele, Miranda, una diva, y Fernando, un temperamental de método propio.

Durante los ensayos, se pondrán en evidencia las personalidades de cada uno, que conviven sobre la delicada línea que separa la comedia de la tragedia.

A los desafíos de montar una producción teatral, se suma la locura de director y actores, que supera la de los personajes. (TEATRO LARA).



Mañana y mañana y mañana
Foto de Teatro Lara

Interesante propuesta

Hay que reconocer que la base de la que intenta partir la obra, resulta a priori fascinante de cara al espectador. Pese a ser algo visto en innumerables ocasiones anteriormente, aplaudo la valentía que ha tenido el director con Mañana y mañana y mañana, porque el riesgo a que el bosque de Birnam fuera al encuentro del Teatro Lara estaba muy latente; de hecho es lo que pasa, corriendo esta obra la misma suerte  y desgracia que el propio Macbeth. No funciona pero sí que es de agradecer, que haya autores que se lancen a la piscina sin que les pueda el respeto de trabajar con una obra de las dimensiones de Macbeth.

Tampoco es que sea algo tremendamente primordial de la obra, ya que lo que intenta proponer esta función es el cómo la tragedia teatral shakesperiana, se ve arrastrada hasta las mundanas vidas de los protagonistas. Aun así, la encuentro insulsa y exenta de una claridad narrativa de principio a fin.

Teatro Lara
Foto de Teatro Lara

Una digna Lady Macbeth

En lo referido al reparto que constituye Mañana y mañana y mañana, la única que acabó convenciéndome con su actuación fue Marian Zapico, en esta particular versión de Lady Macbeth. Sin duda, es la actriz que sostiene de algún modo a la obra del descalabro total. Convence con creces a través de su inherente carisma, naturalidad y talento para la interpretación. No es fácil meterse en la piel de un personaje como este, sobre todo cuando debes pretender ser otro personaje que ofrezca al mismo tiempo esa aura característica del personaje de Shakespeare.

Con respecto al resto de los actores protagonistas, no conseguí en ningún instante algo de entusiasmo con sus interpretaciones. Estoy completamente seguro de que no es una cuestión de la valía actoral de cada uno de ellos, sino de cómo están construidos cada uno de sus personajes. Puede que el hecho de a verle dado tanto protagonismo al papel de Marian Zapico, hiciera que los demás personajes se vieran planos y redundantes.

Foto de Teatro Lara
Teatro Lara

No es suficiente

Lo último de lo que me gustaría quedar, después de haber escrito esta crítica es de esnob. Me fascina que haya autores que se atrevan a versionar obras maestras de la literatura universal, pero hay que entender también el reto que eso  supone. Es cierto que esta obra no propone una versión como tal de Macbeth, pero sí que basa el desarrollo de su trama y la construcción de sus personajes en ella. No es que este cayendo en una opinión de purista, sino todo lo contrario. El planteamiento que maneja Mañana y mañana y mañana me parece atrayente, pero su forma y desarrollo me parecen totalmente fallidos.

Uno puede hacer versiones muy rompedoras, que mantengan el espíritu de la obra original en la que se basa; es decir puedes hacer un Otelo ambientado en el Madrid actual o hacer La vida es sueño en versión millennial, por poner varios ejemplos. No obstante, hagas lo que hagas y plantees lo que plantees, debes impregnar a la adaptación del espíritu de la obra original; de lo contrario, estarás usando una obra maestra, como mero reclamo publicitario.

Mañana y mañana y mañana
Foto de Teatro Lara

Conclusión

Mañana y mañana y mañana es una obra teatral que pretende adentrar al espectador en los ensayos previos al estreno de una adaptación contemporánea del Macbeth de Shakespeare. Pese a ser una propuesta interesante y valiente por parte de su director, la obra no funciona y acaba siendo algo inconclusa en el desarrollo narrativo que llega a manejar. Lo único destacable de la obra es la interpretación de Marian Zapico, que consigue sacar a la luz a una digna Lady Macbeth. Está fenomenal querer innovar y apostar por propuestas diferentes, pero hay que tener en cuenta el reto que eso conlleva y más cuando se trata de  Shakespeare.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí