Crítica de Manifesto dirigida por Julian Rosefeldt

Manifesto, primera película del artista y director alemán Julian Rosefeldt, presenta a Cate Blanchett dando vida a 13 personajes distintos, cada uno acompañado de su propio monólogo. Este filme experimental nos narra una serie de manifiestos artísticos a través de contextos muy distintos. Una reflexión cinematográfica, artística y social que podrá ser experimentada a partir del próximo 4 de mayo en las salas de cine españolas.



Manifesto

Crítica de Manifesto

Ficha Técnica

Título: Manifesto
Título original: Manifesto

Reparto:
Cate Blanchett (Varios personajes)
Ruby Bustamante (Asistente)
Ea-Ja Kim (Artista)
Ralf Tempel (Sacerdote)
Erika Bauer (Extra)

Año: 2015
Duración: 95 min.
País: Alemania
Director: Julian Rosefeldt
Guion: Julian Rosefeldt
Fotografía: Christoph Krauss
Música: Ben Lukas Boysen, Nils Frahm
Género: Drama
Distribuidor:  El Sur Films

https://www.filmaffinity.com/es/film986763.html

Tráiler

Sinopsis

Toda una galería de personajes presenta con inusitada fuerza diversas ideas referentes a la creación y la cultura, exponiendo en su plenitud la belleza literaria, y la rabia juvenil, de los manifiestos artísticos, cuestionando el rol del artista en la sociedad de hoy. Manifesto se basa en escritos de futuristas, dadaístas, artistas del Fluxus, suprematistas, situacionistas, miembros del DOGMA 95 y de otros grupos artísticos. Y también en reflexiones de arquitectos, bailarines y cineastas. Pasando las ideas de Claes Oldenburg, Yvonne Rainer, Kazimir Malevich, André Breton, Sturtevant, Sol LeWitt y Jim Jarmusch entre muchos otros a través de su lente, Julian Rosefeldt ha editado un collage de 13 manifiestos artísticos.

Premios

  • Premios del Cine Alemán: 4 nominaciones, incluyendo Mejor fotografía. 2017


Un ensayo cinematográfico

La película se desarrolla a través de 12 contextos en los que se van planteando manifiestos que abarcan desde Karl Marx hasta Werner Herzog. Eso sí, la temática gira siempre en torno al arte y el papel que tiene dentro de la sociedad, por lo que la cinta invita a la reflexión sobre los manifiestos que ésta misma rescata.

La investigación bibliográfica y la cohesión que se logra en el guión a partir del material recogido es admirable, pero no se podría decir que resulta entretenida en absoluto. Manifesto es una propuesta muy interesante, pero difícil de ver como película, incluso por momentos se plantea el interrogante de si realmente es una, porque se siente más como una recopilación ensayista sobre arte.

Manifesto

Sin embargo, Manifesto puede presumir un trabajo de fotografía fantástico de Christoph Krauss, con unos planos largos y lentos que elaboran, de forma sistemática, imágenes preciosas y precisas con las temáticas que nuestra narradora, Cate Blanchett, nos expone a lo largo de la cinta.

El principal problema para seguir la propuesta artística de Rosefeldt es que no existe un hilo narrativo, ya que no nos cuenta ninguna historia en términos narrativos, lo que la convierte en un rompecabezas donde cada pieza se siente indiferente de la otra a pesar de que sepamos que hay un ejercicio académico detrás de todo ello.

Manifesto a través de los personajes

Los personajes son un punto muy ambiguo al no existir un desarrollo convencional en ellos. Manifesto no plantea en los protagonistas a personas propiamente, sino representaciones de unas ideas relacionadas con corrientes artísticas como el Situacionismo, Vorticismo, Pop Art, entre otras.

Manifesto

Siguiendo con el tema de los personajes, hay que mencionar la creatividad y destreza con las que el director y guionista alemán asignó los manifiestos artísticos a cada uno de sus protagonistas. Un ejemplo de lo anterior es una escena muy cercana al inicio del film, donde nos muestran las oficinas de unos corredores de bolsa como elemento visual, mientras se nos recita líneas del Futurismo relacionadas con la velocidad y la furia, dos conceptos muy relacionados con este ámbito laboral.

El precioso trabajo de Blanchett

Mencionamos antes que para Manifesto, la actriz ganadora de dos premios Oscar, Cate Blanchett, se metió en la piel de 13 personajes distintos, pues la australiana lo hizo de una manera perfecta, impregnando a cada protagonista de un toque único, definitorio y realista.

Manifesto

La performance de Blanchett es uno de los aspectos más resaltables de esta obra cinematográfica, porque no sólo fue cubierta con distintas capas de maquillaje para cada uno de los 12 momentos de Manifesto, sino que cambió radicalmente las expresiones de un personaje a otro, además de adecuar su tono y forma de hablar para que fueran los indicados en cada situación.

Conclusión

Manifesto definitivamente no es una película para todo el mundo. Es una propuesta experimental que no cuenta ninguna historia en particular e incluso roza el ensayo audiovisual, sin embargo, tiene un caminar temático precisonunca abandona su recorrido por el camino de los manifiestos artísticos. La experiencia se complementa con una fotografía minuciosamente trabajada, personajes que armonizan con sus monólogos y una performance de un nivel altísimo de Cate Blanchett.

CALIFICACIÓN: 7/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 1 Average: 1]

Soy comunicador social y periodista colombiano, tengo una pasión especial por escribir sobre cine, me parece que el séptimo arte es un espacio de reconocimiento y crecimiento por lo que vale la pena analizarlo.

Andrés Tejada

Soy comunicador social y periodista colombiano, tengo una pasión especial por escribir sobre cine, me parece que el séptimo arte es un espacio de reconocimiento y crecimiento por lo que vale la pena analizarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *