Creación Guiones

Manual de la buena esposa es el último filme dirigido por Martin Provost, escrito por él mismo junto a Séverine Werba. Inauguró la última edición del festival France Odeon, dedicado a las películas más representativas de la cinematografía francesa, y donde ganó el premio del público. 

En el reparto encontramos a la siempre espléndida Juliette Binoche, Yolande Moreau, Noèmi Lvovsky, Edouard Baer y François Berléand. Manual de la buena esposa está en cines españoles desde el 6 de enero.



Manual de la buena esposa

Creación Guiones

Crítica de 'Manual de la buena esposa'

Ficha Técnica

Título: Manual de la buena esposa
Título original: La bonne épouse / How to Be a Good Wife

Reparto:
Juliette Binoche (Paulette Van der Beck)
Yolande Moreau (Gilberte Van der Beck)
Noémie Lvovsky (Marie-Thérèse)
Édouard Baer (André Grunvald)
François Berléand (Robert Van der Beck)
Marie Zabukovec (Annie Fuchs)
Anamaria Vartolomei (Albane Des-deux-Ponts)
Lily Taieb (Yvette Ziegler)
Pauline Briand (Corinne Schwartz)
Armelle (Christiane Rougemont)
Marine Berlanger (Estudiante de internado)
Clémence Blondeau (Estudiante de internado)

Año: 2020
Duración: 109 min.
País: Francia
Director: Martin Provost
Guion: Martin Provost, Séverine Werba
Fotografía: Guillaume Schiffman
Música: Grégoire Hetzel
Género: Drama. Comedia
Distribuidor: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Manual de la buena esposa'

Sinopsis

La nueva comedia del director de la multipremiada “Séraphine” cuenta la historia de Paulette Van Der Beck y su marido, quienes dirigen una escuela para amas de casa. Su misión es formar a adolescentes para que se conviertan en las esposas perfectas. Tras la repentina muerte de su marido, Paulette descubre que la escuela está al borde de la bancarrota. En mayo de 1968 comienza a cuestionarse sus creencias. Reunida con su primer amor André, y con la ayuda de su excéntrica hermanastra Gilberte y la estricta monja Marie-Thérèse, Paulette une fuerzas con sus alumnas para superar su estado de supresión y convertirse en mujeres liberadas. (A Contracorriente Films)



Mayo francés

Provost refleja de forma cómica -a veces algo exagerada- un momento histórico crucial para la Francia del siglo XX, el famoso Mayo francés. Durante este período, las protestas de estudiantes, trabajadores, sindicatos y otros grupos afines, se sucedieron hasta desencadenar en una huelga general de gran impacto social, político e histórico. 

El cine, que absorbe y muestra los problemas y los anhelos de cada época, se ha encargado, a través de grandes directores, de poner de manifiesto lo acontecido durante esos turbulentos meses de 1968; The dreamers (2003) de Bertolucci, La Chinoise (1967) de Goddard, El fondo del aire es rojo (1977) de Chris Marker o Milou en mayo (1989) de Louis Malle, son algunas de las películas que describen perfectamente el ambiente francés que precedió a la explosión de mayo.  

Manual de la buena esposa
© A Contracorriente Films

La rebelión

Nos situamos un año antes, en 1967. Una escuela de “buenas esposas”, lugar donde Paulette Van Der Beck (Binoche) instruye con entusiasmo a jovencitas para convertirse en esclavas y sumisas de sus futuros maridos; capaces de mantener sus hogares en orden y agacharse sin rechistar, sin rebelarse jamás contra las obligaciones conyugales. Mientras tanto, a través de la radio, llegan noticias de las protestas que se están iniciando en París. Vientos de libertad que, junto al regreso del primer amor de Paulette, sacudirán todas sus certezas y las de la escuela. 

Aunque hay chicas más dóciles, la mayoría están allí por obligación y pronto comenzarán a dudar de todo. Serán actos inconscientes pero muy significativos: enamorarse entre ellas, preocuparse por la masturbación o detestar el matrimonio al que están predestinadas.

Manual de la buena esposa
© A Contracorriente Films

Conclusiones de 'Manual de la buena esposa'

Cocinar, arreglar, manejar una casa con abnegación y sin quejas, administrar los ahorros familiares cuidando las necesidades demás pero no las propias, no beber alcohol y permitir que el marido sí lo haga, levantarse la primera y acostarse la última, estar siempre de buen humor; olvidarse de una misma.

Manual de la buena esposa cuenta con un gran reparto, una banda sonora que dialoga perfectamente con las situaciones narradas y una puesta en escena muy cuidada (la simetría, la gama de color, los decorados). Además se presenta como un atractivo relato prefeminista. Nos recuerda los inicios de un movimiento que en la actualidad (y en los países desarrollados) posee unos fuertes cimientos. Pero que no siempre fue así.

El tono ligero de la comedia y el contenido serio de un drama. ¿Qué pasaría si, de repente, la buena esposa que fue Paulette finalmente se transformara en una mujer libre?

Reportaje de Manual de la buena esposa en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí