Para su debut cinematográfico en 1976, el madrileño Gonzalo García Pelayo adaptó la novela homónima de Manuel Halcón dando lugar a un melodrama con marchamo andaluz. Entre Lebrija, Carmona y Sevilla, Manuela desencadena una serie de pasiones al borde del delirio donde todos los hombres que se cruzan por su vida quedan prendados de ella. Manuela cuenta con Charo López como protagonista de la historia, acompañada de grandes actrices y actores como Carmen Platero, Fernando Rey, Mario Pardo o Fernando Sánchez Polack que contribuyen a la creación de esta cinta que logra transportarnos a los olivares sedientos del campo de Andalucía.



Manuela película

Crítica de Manuela 

Ficha Técnica

Título: Manuela
Título original: Manuela

Reparto:
Charo López (Manuela)
Fernando Rey (Don Ramón)
Máximo Valverde (Antonio)
Mario Pardo (Antoñillo)
Carmen Platero (Purita)
Pilar Muñoz (La Jarapa)
Fernando Sánchez Polack (El Moreno)
Carmen Albéniz (Manuela niña)
David Areu (Señorito del puesto de melones)
Luis Baquero (Amante de Pura)
Luis Barboo (El Jarapo)
Aurora Bautista (Purita niña)
Baldomero Bautista (Hermano de Purita)

Año: 1976
Duración: 105 min.
País: España
Director: Gonzalo García Pelayo
Guion: Pancho Bautista. Novela: Manuel Halcón
Fotografía: Raúl Artigot
Música: Lole y Manuel, Hilario Camacho, Manuel de Paula
Género: Melodrama
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Escena de Manuela

Dónde se puede comprar la novela

Manuela: 4 (Narrativa)
  • Halcón y Villalón-Daoíz, Manuel (Autor)

Sinopsis

Manuela, hija de un cazador furtivo, se casa con el criado del rico Don Ramón, quien está enamorado de ella. Su belleza natural y su sensualidad a flor de piel encienden pasiones que desencadenan toda clase de conflictos.

Dónde se puede ver la película en streaming



 Con la rabia metida a compás  

Una de sus escenas más emblemáticas y con la que esta arranca, el arrebatador taconeo de Manuela sobre la tumba del terrateniente que asesinó a su padre, abre paso a uno de los temas que colorea de principio a fin esta película: La pasión andaluza. Y es que Andalucía no puede ser presentada sino por su marca propia: El arte, el sentimiento, y por qué no, el sufrimiento. Cantando por bulerías al dolor o bailando a la muerte, como si de la perpetua trasmisión de una herida se tratase, la pasión conforma la identidad de todos los personajes de Manuela. 

"Andalucía canta y en su cantar suspira.  

Andalucía canta y en su cantar implora.

Andalucía canta y cuando canta… llora (...)"

Andalucía, un pueblo que llora cantando, Juan Morales Rojas 

Manuela película

 Manuela, sensualidad y maternidad 

La feminidad en el cine es contada, por lo general, bajo una mirada masculina y bastante estereotipada. Durante toda la historia del cine hemos podido comprobar desigualdades de género, roles y estereotipos, entre los cuales destacan las dos clásicas figuras de la mujer en la gran pantalla: La madre cuyo cuidado y amor es incondicional, y la llamada "femme fatale". Por supuesto, nunca coexistentes. Las mujeres protagonistas de historias debían ser, o bien madres que ponen su amor por encima de todo lo demás y que son madres antes que mujeres o, por el contrario, mujeres independientes y poco necesitadas del consentimiento masculino que utilizan su sexualidad para volver literalmente locos a los hombres.  

Sin embargo, Manuela encarna al mismo tiempo ideal amoroso y pasión física. Es madre de Antoñillo, y nos permite observar los matices y la complejidad inherentes a la maternidad, a diferencia de la gran mayoría de las producciones de la época, que mostraban a menudo una maternidad abstracta. Pero no por ello deja Manuela de ser mujer, sensual y fuente de deseo; todos desean a Manuela y ella va hacia su destino, siempre indomable.  

"Y el campo olía a Manuela..." 

Manuela película

 Todo es de color 

El poder narrativo de su fotografía es incuestionable: el contraste de colores y los memorables planos de los verdes olivares, las tierras color ocre y las blancas casas facilitan la comprensión de la trama, el espacio y el tiempo en el que se desarrolla la historia. Todos sus elementos se orquestan de manera exquisita, pues Manuela fue además un nexo de unión entre el cine y la música: García-Pelayo, reputado productor musical de algunos de los discos de Lole y Manuel, Triana o Goma, hace una exquisita selección musical que, además de mejorar el vínculo narrativo de la película, ayudará enormemente a la difusión de sus canciones. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí