La compañía de María Alarcón estrena en Madrid este 10 de diciembre Mamushka, las mujeres que habitan en mí en el Teatro Nueve Norte. Dirigida por Sara Escudero, cuenta con la propia Alarcón como principal protagonista. Esta comedia busca reflexionar sobre las diferentes etapas en la vida de una mujer, indagando y rompiendo tabúes que todavía siguen persistiendo en la sociedad. La dramaturgia parte de la escritora argentina Claudia A. Morales, mientras que Lola Barroso se ha encargado del diseño de iluminación y sonido. Un equipo técnico y artístico formado únicamente por mujeres. Un grito en contra de la presión que sienten las mujeres por cumplir con las expectativas que se les impone en sociedad.

En Cinemagavia hemos tenido la oportunidad de hablar con María Alarcón por el estreno de Mamushka, las mujeres que habitan en mí en el Teatro Nueve Norte. En primer lugar, nos cuenta cómo está viviendo su regreso a los escenarios y su llegada a Teatro Nueve Norte. Después, nos explica si la obra rompe con los estereotipos femeninos y los tabúes sin recurrir al drama. A continuación, nos narra cómo surgió el proyecto y si ha descubierto nuevas facetas de sí misma gracias a la obra. Por otro lado, nos explica si hubiera sido diferente si hubiera sido dirigida por un hombre. También nos desgrana su trabajo sobre la escena. En relación al tema de la maternidad, nos indica qué faceta se va a ver y qué mitos rompe. Por último, nos confiesa si hay parte personal en el monólogo y por qué no podemos perdernos la obra.

María Alarcón
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

Entrevista a María Alarcón

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Cómo estás viviendo el regreso a los escenarios con Mamushka, las mujeres que habitan en mí y llegar a Teatro Nueve Norte?

María Alarcón: Muy feliz. Es la primera vez que actúo en Teatro Nueve Norte, pero la verdad es que la sala tiene unas condiciones espectaculares. Es muy íntima, es preciosa. La gente es encantadora. Tengo muchas ganas no solamente de estrenar en Madrid, sino de ir a la sala. Cada espacio tiene su propio alma y esta sala tiene un alma muy bonita. Muchas ganas.

Diego Da Costa / Cinemagavia: La obra muestra las distintas facetas que puede haber en una mujer, ¿es una forma de romper el estereotipo de lo que se tiene sobre las mujeres socialmente?

María Alarcón: Yo creo que de lo que habla más allá es de lo que sentimos muchas mujeres, la mayoría de nosotras en diferentes etapas de nuestra vida. Más allá de estereotipos, yo creo que lo que levanta son tabúes. Son cosas que no solemos decir fácilmente, por el que dirán, el qué pensarán o simplemente porque no sé si solo me está pasando a mi sola o nos pasa a todas.

En realidad, es una cosa que nos pasa a todas. Lo que se habla en la obra es como estas mujeres que yo presento, al final, son una misma mujer. Coincidimos casi en todo en nuestras vivencias y en nuestras formas de vivir la vida. Ahí es donde brota la carcajada, en darnos cuenta de: “Madre mía, ¿esto en serio está pasando? Sí, a mí también me pasa”. Esa es la gracia que tiene un poco Mamushka, las mujeres que habitan en mí.

Mamushka Las mujeres que habitan en mí
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

El origen de 'Mamushka, las mujeres que habitan en mí'

Diego Da Costa / Cinemagavia: A través de la comedia, ¿también es una manera de mostrar estos tabúes sin hacerlo desde el drama, sino de una manera que el espectador se pueda divertir?

María Alarcón: Efectivamente, yo creo que es la manera de conectar con el espectador de forma real, desde el compartir nuestras propias miserias, nuestros dolores, que son dolores muy comunes. Hacer que lleguen de una manera más orgánica, porque desde el drama podemos presentar diferentes situaciones, pero llegamos a otros puntos, a puntos de dolor. Aquí lo que queremos es que no se genere dolor, que se genere risa, que se genere un poco de compartir.

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Cómo nace este proyecto? ¿Cómo te llega Mamushka, las mujeres que habitan en mí?

María Alarcón: Este proyecto nace a través de Sara Escudero, que tuve la suerte de conocerla a raíz de un espectáculo en el que yo estaba trabajando, ella fue a verlo y después la conocí. La verdad es que a mi me pareció una mujer encantadora. Luego, dio la casualidad que nos encontramos viviendo en el mismo pueblo, compartimos pueblo (risas). En una de estas, me llama Sara y me dice: “Oye, María, me han ofrecido un monólogo que yo no lo puedo hacer”.

Ella es cómica, escribe sus propios monólogos, trabaja más tipo stand-up, y me dijo: “Pero, jolín, me encantaría dirigirlo, ¿qué te parece?”. Le dije que me lo pasara, lo vimos y me encantó el texto. Es de una escritora argentina, que es quién se lo ofreció a Sara. Lo tuvimos que adaptar y en esto Sara ha sido una máquina, una bestia.

Ha puesto toda su experiencia, lleva trabajando en comedia muchísimos años y toda esa experiencia que ella tiene la ha podido plasmar en el texto para la versión que hemos hecho y la dirección que ha hecho ella. Además, ha sabido verme muy bien a mí, por tanto, ha sabido sacar todo lo que podía sacar de mí, yo creo que lo ha sacado muy bien. Y así es como nace Mamushka, las mujeres que habitan en mí, a través de una llamada telefónica de una escritora argentina.

María Alarcón
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

El destino

Diego Da Costa / Cinemagavia: Siempre es curioso cómo nacen los proyectos, a veces el destino te lleva a ellos, ¿no?

María Alarcón: Tal cual, tal cual. Yo siempre digo que cuando conocí a Sara fue abrazo a primera vista. Yo la conocí, nos abrazamos, nos saludamos y hay gente con la que conectas rápido, desde otros lugares que no son simplemente la conciencia y con Sara me pasó. Para mi Sara es una persona muy importante en mi vida. Todo fue a raíz de ir a ver un espectáculo, porque la persona que lo dirigía y lo producía era amigo de ella. Ella fue a verlo y ahí nos conocimos.

Así surgió una historia preciosa y de ahí ha nacido Mamushka, las mujeres que habitan en mí, que para mí es un bebé además. Es una obra de teatro que me está haciendo crecer a mí como mujer. Cada vez que la hago, más me gusta hacerla y cada vez que la hago, más conecto con las mujeres, con los hombres también, porque en Mamushka, las mujeres que habitan en mí no sobra nadie (risas). Esto quiero que quede muy claro. Hablamos de mujeres sí, pero no sobra nadie, los hombres son bien recibidos. Una maravilla, la verdad.

Mamushka Las mujeres que habitan en mí
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

Nuevas facetas como mujer

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Has descubierto facetas que a lo mejor antes no habías visto de ti como mujer?

María Alarcón: Sí, y te lo digo rotundamente porque a mí me llega Mamushka, las mujeres que habitan en mí en un momento muy delicado de mi propia vida, que es mi propio divorcio. Entonces, bueno, empiezo una nueva etapa y justo me llega Mamushka, las mujeres que habitan en mí con muchas cosas que a mi me hacen “sanar” mi divorcio o entender mi divorcio, o comprender muchas cosas que pasan entre hombres y mujeres. Sí, por eso te digo que cada vez que lo hago, descubro algo nuevo de mi misma. Es una gozada.

Diego Da Costa / Cinemagavia: Está dirigida por Sara Escudero, ¿hubiera sido muy distinto si lo hubiera dirigido un hombre?

María Alarcón: Sí, pero no porque sea hombre, depende del hombre, depende de las vivencias que haya tenido, el entorno en el que se haya criado y en el que esté viviendo, evidentemente. Al final no es tanto hombre o mujer, que el género está ahí y marca la diferencia, no queda otro, pero también es la comprensión del entorno, de la vida y de lo que nos pasa a unos y a otros.

Los hombres sabéis lo que os pasa a vosotros mucho antes que una mujer, por mucho que conozca a los hombres. Pero más allá de esto, Sara le ha puesto lo que ella es. Lo que ella es solo lo puede poner Sara, no lo puede poner otra persona. Por tanto, sí creo que hubiera sido un producto muy diferente si lo hubiera dirigido otra persona. Sí, estoy convencida.

María Alarcón
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

Sola ante el escenario

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Cómo ha sido enfrentarte sola al escenario? Estas tú y no hay más acompañantes.

María Alarcón: (Risas) Tela, tela, tela. Primero, era la primera vez que yo hacía un monólogo de una hora y veinte sola. Segundo, trabajando comedia que no es un monólogo tipo stand-up, no es un monólogo risa, remate, risa, remate, remate, risa, que me estoy riendo todo el rato, porque no va por ahí. Es un espectáculo unipersonal, cómico, sí, pero casi tragicómico. Claro, para mí la comedia es un género muy difícil, creo que es el más difícil de todos, para mi gusto, o para mí, por lo menos.

Hacer llorar está bien, hacer reír es muy difícil. Luego, el hecho de estar sola en escena, esto ya lo tenemos superado, pero los últimos ensayos fueron duros porque yo lloraba (risas), decía: “Esto es muy difícil”. Además, ensayar comedia y monólogo es muy difícil, porque cuando tú estás en un espectáculo con un elenco de actores, tú vas sintiendo la emoción, sabes cuando lo plasma en escena con un público delante, sabes cómo va a recibirlo los espectadores, porque tú misma lo estás sintiendo en escena en el ensayo.

Sin embargo, un monólogo cómico, cuando tú estás ensayando tienes en frente a una directora que está apuntando cosas en un papel y que prácticamente no está mirando. Con lo cual, el feedback que tú recibes, tu retroalimentación que es la risa, no la tienes. Claro, ahí Sara me ayudó muchísimo, porque me decía: “María, confía, esto funciona”, y yo decía: “No se va a reír nadie”. Y ella me decía que confiara, que se iban a reír y es verdad. Fue salir el primer día, estaba aterrorizada, sinceramente, porque yo llevo 20 años trabajando como actriz, pero nunca había hecho un monólogo. Al recibir la primera risa donde sabía que Sara me había dicho que esto funciona, yo relajé y dije: “Bah, tira para adelante” y funcionó (risas).

Mamushka Las mujeres que habitan en mí
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

En continuo movimiento

Diego Da Costa / Cinemagavia: Además, no paras en la obra, estás en movimiento constantemente.

María Alarcón: Sí, sí, es una obra que a nivel físico, por suerte, yo me dedico también al deporte. Yo combino mi carrera de actriz con mi rutina física, doy clases de yoga, de pilates y de entrenamiento funcional y estoy preparada físicamente, porque muchas veces he pensado que no podría hacer Mamushka, las mujeres que habitan en mí como la estoy haciendo si no tuviera la resistencia física que tengo.

Es una obra que físicamente es relativamente exigente, sí. No es un monólogo con un micrófono en la mano, que, por cierto, tipo stand-up, que me parece super difícil. De hecho, yo no tengo esa energía, por ejemplo. A día de hoy, como actriz, no tengo esa energía rápida de stand-up, por eso se me da muy bien Mamushka, las mujeres que habitan en mí, pero no me dedico al stand-up. No es eso, no es estar con un micro de pie hablando con la gente. Estoy moviéndome, pam, pam, hago hasta flexiones en el escenario (risas).

María Alarcón
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

La maternidad

Diego Da Costa / Cinemagavia: El espectador va a estar atento a este tipo de situaciones. ¿Vamos a ver también otra faceta de la maternidad? El nombre de la obra nos lleva a esa idea sobre la mujer, al entorno maternal.

María Alarcón: Sí, Mamushka, las mujeres que habitan en mí presenta el mundo de las mujeres, como te decía al principio, en sus diferentes etapas en la vida y una de ellas es la de madre (risas). La mujer madre, entonces, te lo planteas no desde “ay, qué bonito es tener hijos”, sino más de “madre mía, tener hijos..., qué bonito es, pero qué duro es también”.

Por eso digo que levanta mucho tabúes. Te habla cara a cara de lo que sentimos muchas veces y que no nos atrevemos a decir por el qué dirán. A ver si me voy a quejar por ser madre, y es como, perdona, pero es que te puedes quejar por ser madre y no pasa nada. Está bien y vas a seguir siendo una gran madre (risas).

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Hay todavía ese pensamiento en el mundo maternal de relacionar quejarse de la maternidad con el no ser buena madre?

María Alarcón: Está muy romantizado, yo creo que la profesión de madre es la más difícil de todas, sin lugar a dudas, pero de todas las del mundo. Y digo profesión, porque está poco valorado. Antes eras madre y ya está, tienes que ser madre y lo tienes que hacer bien... Perdona, puedo ser madre, lo puedo hacer bien y también necesito mi tiempo y mi espacio. No soy mala persona ni mala madre por reclamar mi espacio, porque estoy agotada, porque me estoy muriendo (risa). Necesito aire y no pasa nada. Ahí es donde muchas mujeres no se han atrevido nunca a pedir ayuda. Yo creo que criar, al final, no deja de ser como una tribu, para criar bien necesitamos criar en compañía, las madres no podemos solas con todo, es así.

Mamushka Las mujeres que habitan en mí
Foto de María Alarcón (Instagram)

La mujer madre

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Muchas veces nos olvidamos de que las madres son mujeres y no solo son madres? Da la sensación de que una vez tienen hijos, desaparece la faceta personal...

María Alarcón: Exactamente, sí, sí, muchas caemos en ese error, muchísimas caemos en ese error, la mayoría diría yo. Pero, también porque evidentemente, socialmente, te has convertido en madre y ya no puedes ser otra cosa. Ya no puedes tener deseos de mujer, ya no puedes quedar con tus amigos, porque tienes que ser madre...

La maternidad tienes unas etapas, hay veces que tienes que estar más pendiente, pero hay otras en las que ya no tienes que estar tan presente. No hace falta, lo que pasa es que como no sabes hacerlo de otra manera. No te atreves a dar el paso y ya no dejas de ser madre solo y no es así, no van por ahí los tiros.

María Alarcón
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

La identificación

Diego Da Costa / Cinemagavia: Ya se ha representado la obra anteriormente, ¿ha habido alguna espectadora que se haya puesto en contacto contigo después de la función y te haya dicho que se siente reflejada?

María Alarcón: Sí, sí, de hecho, ahora mismo me estoy acordando de una persona en concreto, con la que mantengo ya relación a través de redes, no la conozco personalmente, pero me escribió unos mensajes que a mí me... Que dices, jolín, para esto estoy aquí. Me dijo que estaba pasando por una situación de divorcio similar. Yo hablo de mi divorcio en el espectáculo. Me dijjo que ese día ella no quería ir al teatro, que fue obligada por una amiga, porque estaba un poco triste y demás, estaba en fase de depresión.

Y cuando vio el monólogo, me dijo que no sabía por qué había ido al teatro, pero que sabía que esa obra de teatro le había cambiado la vida desde ese momento. Había visto cosas que le iban a cambiar la vida a partir de ese momento y que muchísimas gracias porque se sentía muy bien después de verla. Entonces, claro, recibes estos mensajes y dices: “Madre mía, para esto soy actriz”.

Mamushka Las mujeres que habitan en mí
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

¿Autoficción?

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Hay parte personal de tu propia historia en la obra?

María Alarcón: Sí, sí, por eso te digo, nosotras recibimos un texto, pero, evidentemente, Sara, que ahí es donde está la magia de ella, me dijo: “María, esto tenemos que hacerlo tuyo, no queda otra manera”. Hay partes que están escritas por la escritora y son así, sobre todo la base del espectáculo, pero luego hay cosas escritas por mí a mano alzada, totalmente, revisadas por Sara. Está muy retocado y muy versionado por Sara. Entonces, sí, claro que sí hay cosas mías, no podía ser de otra manera. Hablo de mí como mujer, mi experiencia, que conecta mucho con otras mujeres. Luego, hay otras cosas que podrían parecer mías, pero no lo son tanto (risas).

Diego Da Costa / Cinemagavia: Nos queda esa incógnita de que es tuyo y qué es ficción.

María Alarcón: Claro, cuál es mi vida de verdad y cuál no, pero esto ya se queda para que el espectador quiera luego darle vueltas en casa.

María Alarcón
Foto de "Mamushka, las mujeres que habitan en mí" (Compañía María Alarcón)

Por qué no perdernos 'Mamushka, las mujeres que habitan en mí'

Diego Da Costa / Cinemagavia: ¿Por qué no nos podemos perder Mamushka, las mujeres que habitan en mí?

María Alarcón: No os podéis perder Mamushka, las mujeres que habitan en mí porque aunque hay mucha oferta en Madrid, y muy buena, Mamushka, las mujeres que habitan en mí es una función hecha desde el alma, desde el corazón, como, me imagino, muchas otras, pero Mamushka, las mujeres que habitan en mí te va a cambiar la vida (risas).

Te lo digo en serio, Mamushka, las mujeres que habitan en mí a las mujeres les va a hacer disfrutar muchísimo, a los hombres les va a hacer entender muchas cosas de las mujeres. Es genial, estoy abriendo aquí una caja de Pandora que es muy guay, vais a salir del teatro más sabios todavía. Lo vais a pasar muy bien.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM