Crítica de María Magdalena dirigida por Garth Davis

Los textos del evangelio han sido siempre abiertos a la interpretación individual del hombre y, como tal, a lo largo de la historia, el cine ha ido abriendo diferentes caminos, desde “La Última Tentación de Cristo” de Martin Scorsese hasta “La Pasión de Cristo” de Mel Gibson. El hilo conductor de ambas es que se centraban principalmente en la figura del hombre, sin embargo, el director de “Lion” Garth Davis, junto con los guionistas Helen Edmundson y Phillipa Goslett, deciden en María Magdalena dar un enfoque decididamente feminista para iluminar a una mujer cuyo sufrimiento fue igual al del hombre.

La película esta protagonizada por la pareja en la vida real Rooney Mara y Joaquin Phoenix, que suman su segundo emparejamiento en la gran pantalla este año tras la premiere en el Festival de Cine de Sundance con “No te preocupes, no llegará lejos a pie“, de Gus Van Sant. Estreno el 16 de Marzo.



María Magdalena

Crítica de María Magdalena

Ficha Técnica

Título: María Magdalena
Título original: Mary Magdalene

Reparto:
Rooney Mara (Mary Magdalene)
Joaquin Phoenix (Jesus)
Chiwetel Ejiofor (Peter)
Ariane Labed (Rachel)
Ryan Corr (Joseph)
Tahar Rahim (Judas Iscariot)
Sarah-Sofie Boussnina 
Lubna Azabal 
Lior Raz (Líder comunidad)
Shira Haas (Leah)
Hadas Yaron (Sarah)
Tsahi Halevi (Ephraim)
Tawfeek Barhom (James)
Charles Babalola (Andrew)
Uri Gavriel (Philip)
Giovanni Cirfiera 

Año: 2018
Duración: 120 min.
País: Reino Unido
Director: Garth Davis
Guion: Helen Edmundson, Philippa Goslett
Fotografía: Greig Fraser
Música: Hildur Guðnadóttir, Jóhann Jóhannsson
Género: Drama histórico
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Tráiler

Donde comprar la película

Maria Magdalena [Blu-ray]
  • Universal Pictures (07/18/2018)
  • Tiempo de ejecución: 129 minutos
  • Rooney Mara, Joaquin Phoenix
  • Inglés, Castellano, Árabe, Danés, Holandés, Finlandés, Alemán, Hindi, Islandés, Italiano, Noruego, Portugués, Sueco, Francés

Sinopsis

María Magdalena es el retrato más humano y real de una de las figuras espirituales más enigmáticas e incomprendidas de la historia. La película bíblica cuenta desde un punto de vista biográfico la historia de María Magdalena (Rooney Mara), una joven mujer que busca dar un nuevo sentido a su vida. A pesar de las jerarquías y reglas impuestas por su época, María Magdalena se atreve a desafiar a su familia y unirse a un nuevo movimiento social liderado por Jesús de Nazaret (Joaquin Phoenix), y no tarda en encontrar su sitio en este nuevo camino que les llevará hasta Jerusalén.



Preámbulo

La reinterpretación de la historia de María de Magdalena (Rooney Mara), una joven en busca de una nueva forma de vida. Restringida por las jerarquías de la época; María desafía a su familia tradicional al unirse a un nuevo movimiento social dirigido por Jesús de Nazareth (Joaquin Phoenix). A través de charlas y  encuentros con Jesús va encontrando su lugar dentro del movimiento y en el corazón de un viaje que conducirá a Jerusalén.

El acercamiento de los evangelios en el cine siempre ha sido un tema que causa escozor y no es precisamente lo más o menos ceñidos al texto original que sean, siempre habrá aplausos y detracciones. Hubo para “La Ultima Tentación de Jesucristo”, para “Jesucristo Super Estrella”, para “Jesús de Nazareth” y hasta para “La Pasión de Cristo” de Mel Gibson. Obviamente esta presentación de adaptación libre de la vida de la Magdalena no se iba  aquedar atrás.

María Magdalena

Garth Davis da al relato de la vida de María Magdalena un enfoque decididamente feminista aún tomándose las suficientes licencias literarias y creativas para hacerlo solo que de alguna manera se permite tantas libertades que acaba por ser una especie de relato alterno mucho más ligado a una historia ficticia que eventualmente tomó nombres de personajes para armar su propia visión, sin entender el trasfondo de los personajes mismos al tropicalizarlos tanto para ajustarlos a la historia que quería relatar.

Evidentemente también nadie tiene la verdad absoluta, ni recopiló segundo a segundo la vida de Jesús, sus apóstoles, ni sus seguidores. Amén de todas las limitantes históricas que puedan confluir y alterar el relato, y de la visión patriarcal de la historia hay hechos que puestos de una manera tienen sentido, pero desprovistos de ella pierden significado. Como sucede con muchos puntos del guión que nos dan Helen Edmundson y Philippa Goslett. Y que la misma película se encarga de negar enfáticamente en los créditos finales.

Revisión biográfica de María Magdalena

Rescatar la figura de María Magdalena es en sí una labor meritoria, de eso no hay duda, pero la base del rescate es bastante manipulada lo cual deja dudas razonables que no son respondidas con argumentos sólidos. Básicamente María Magdalena aparece como una mujer que contraviene la reglas machistas y se rebela a ellas sin dejarnos claro cuál es el fin último. Para luego ser seguidora de Jesús.

Ciertamente tampoco le queda muy claro al principio porque la figura de Jesús se enfoca atribuyéndole características que a los ojos de los contemporáneos no sería difícil imaginar como posibles: Un curandero, un revolucionario que otorgaría la libertad, un profeta o un Bautista; la misión del guión hubiera sido profundizar en esa comprensión de que Jesús estaba encima de cualquier denominación al entender su mensaje claramente.

María Magdalena

A la revisión de la biografía hecha por Davis le falta dar ese pequeño gran salto para trascender a sus personajes. Alejando la historia de Jesús y entrando en la vida de María para ver su crecimiento, pero esta Magdalena al negarle un pasado tormentoso y darle solo un espíritu rebelde y etéreo no nos da mucho.

El reconocimiento de la figura como apóstol y conversa ferviente queda a deducción forzado por las interacciones de Jesús y María dadas por licencia literaria y eso para una cinta basada en la figura de alguien deja mucho que desear.

Espléndida fotografia

Es claro que es una cinta que, contrariamente a sus contrapartes más famosas con fecha de salida en Semana Santa, va restringida a la catalogación de “cinta de arte” y cinematográficamente es bella, fotografiada en Puglia, Italia, recreando tierra Santa, con una paleta cremosa en colores tierra, enfatizando la belleza etérea de Mara, gracias al ojo de Fraser. La acción es pausada y los diálogos en la mayoría se dicen suavemente hay un indudable tono de lirismo en toda la película.

María Magdalena

Sin embargo, además de toda esta belleza gráfica, gana el trasfondo sentimental apoyado con un muy buen score pero es simplemente labor estética con detrimento de la solidez en la recreación de la figura o la explicación de sus motivaciones profundas. Se presentan situaciones costumbristas que pueden servir como adorno pero no sirven como reveladoras de la realidad e inclusive provocan ataques insulsos de manera gratuita.

Conclusión

La cuestión es que aunque en pantalla Mara y Phoenix tienen largas conversaciones a sottovoce, el alma del rescate de la figura de María nunca termina por hacer erupción. El alejarse de los textos tradicionales, adaptar, imaginar y recrear  terminan por no concretar, aparte de quejarse del sistema patriarcal judeo cristiano, no hacen de María una figura capital, una líder, alguien para seguir porque su ejemplo transforma.

Al ponerla en retrospectiva con las otras cintas que de una manera u otra han tocado la historia de Jesús y sus enseñanzas, o la vida de sus discípulos, María Magdalena se queda en un lugar indefinido, casi tímidamente, y es una pena que no tenga la fuerza necesaria para colocar a María de Magdalena en el primer plano que se merece.

CALIFICACIÓN: 6/10

Reportaje de María de Magdalena en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace… varios años.

Fabian Quezada Leon

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace... varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *