María Magdalena es una serie mexicana de TV Azteca que se encuentra disponible en Netflix. Consta de dos temporadas de 30 episodios cada uno, y el espectador la encontrará sin división de temporadas en el streaming. Pese a tener la estructura de una serie, es en realidad una telenovela. Para explicar mejor este punto, conviene hablar de ella desde sus  fortalezas y debilidades.



María Magdalena

Crítica de ‘María Magdalena’

Ficha Técnica

Título: María Magdalena
Título original: María Magdalena

Reparto:
Vivian Ossa (Dafna)
Laura González (Muchacha Ciega)
María Fernanda Yepes (María Magdalena)
Manolo Cardona (Jesús)
Andrés Parra (Pedro)
Joavany Alvarez (Comandante Intendente Lucio)
Luis Roberto Guzmán (Cayo Valerio)
Diana Lein (Herodías)
Gustavo Sánchez Parra (Cusas)

Año: 2018
Duración: 45 min.
País: México
Director: Felipe Cano Ibañez
Guion: Lina María Uribe, Dario Vanegas, Jaqueline Vargas
Fotografía: Alfredo Ruiz
Música:
Género: Drama. Religión
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘María Magdalena’

Sinopsis

María Magdalena es un melodrama que recrea la vida de una mujer apasionada durante tiempos de opresión. Una mujer diferente al resto, quien cambiará las leyes de una sociedad corrupta completamente dirigida por hombres. Como un testigo de un mundo lleno de vicios y traición, ella será forzada a huir y tratar de olvidar su pasado.

En la víspera de su muerte en el desierto, Ella conoce a Jesús, el hombre que la hará entender el significado del verdadero amor, un puro e imposible amor que resucitará su fé y si deseo de vivir. Ella dejará de ser una mujer rechazada y se convertirá en la disciplina más importante del profeta de Nazaret.

Dónde se puede ver la serie



Felipe Cano Ibañez

María Magdalena: las fortalezas

María Magdalena narra la historia del personaje cristiano María Magdalena, al mismo tiempo que presenta la vida de algunos apóstoles y la predicación de Jesucristo. Por ser México el país con mayor número de católicos y cristianos en Latinoamérica, los creadores han sabido aprovechar la ventaja de contar con una audiencia para este tipo de contenidos. Por eso, la idea de la serie es su primera fortaleza.

La segunda fortaleza es el detallismo del guion, que busca recrear las tradiciones judías, los pasajes bíblicos claves y el ambiente general de la época. Por tanto, la dirección de arte, las locaciones y las escenas en exteriores plasman con mayor exactitud estos elementos en las escenas.

La tercera fortaleza está presente en un elemento de la narración. La serie María Magdalena busca acercar al espectador a los sentimientos y vivencias de los apóstoles cuando estaban con Jesús. Las escenas de los milagros que ellos realizaban así como las persecuciones y pensamientos ante las situaciones de fe, hace más humana y realista la experiencia.

Y en este aspecto entra la interpretación del personaje de Jesús. La aproximación de Jesús es más humana que divina. En María Magdalena, Jesús desconoce su origen divino, desconoce que es Dios. Sabe que es el Mesías y desea seguir la voluntad del Padre. Pero se enoja, llora, pide perdón, busca comprender, pide consejos a su Madre. Este punto de vista destaca sobre otros que se ha visto en pantalla; y esto representa la cuarta fortaleza.

La quinta fortaleza descansa en el guion. En María Magdalena se refleja el comportamiento de los soldados y dirigentes romanos en Israel y el conflicto político con los judíos. Tratar este tema puede ser engorroso, desafiante y delicado si no se está bien informado. Al menos sobre este punto, los creadores y guionistas han sabido lidiar con este asunto sin convertirlo en un cliché de telenovela.

La sexta fortaleza tiene que ver con los subtemas. Aparte de la fe, la política, la religión, la enfermedad, la rebelión, la divinidad, la maternidad, la amistad, la duda, el éxito, el fracaso, la muerte y la vida; resalta uno que es constante: el feminismo. Se presenta por medio de comparaciones. Por un lado, está el trato igualitario de Jesús con las mujeres (respetando su dignidad como persona), la lucha de María Magdalena para abrirse camino y ser aceptada, las culturas hebreas y romanas y el rol de las mujeres en ellas. En este sentido, ha sido un acierto.

María Magdalena
Copyright: TOÑO FLORES / TV AZTECA

María Magdalena: debilidades

El tema de la serie pretende ser biográfico: la vida de María Magdalena. Sin embargo, en torno a la protagonista, los creadores se han atribuido demasiadas licencias creativas y han dispersado su historia. Esto tiene dos consecuencias: la primera, que el espectador tome por exagerada la parte de María Magdalena. El perfil e historia de María Magdalena tiene la estructura de una telenovela. Esta es la primera debilidad.

La protagonista vive todo tipo de eventos; resultan predecibles y aburridos para el espectador.  Por ejemplo: contrae matrimonio en contra de su voluntad y pasado un tiempo, su marido asesina a su padre. Un militar romano la rescatada y se vuelve su amante. La esposa de Herodes la odia y conspira con el marido para castigarla en un prostíbulo. Por ende, Magdalena se vuelve prostituta y, pasado un tiempo, huye y se encuentra con Jesús. Pero este encuentro tiene un detalle: de la nada es poseída por el demonio y Jesús la sana.

A raíz de la sanación, sigue a Jesús y tanto los apóstoles como sus esposas la odian. Además, Judas se enamora de ella pero ella se enamora de Jesús, y Él la rechaza. Producto del rechazo, se aleja de Jesús para posteriormente volver y acompañarlo en la crucifixión. Finalmente, es capturada y salvada (otra vez) por el militar romano, hace las paces con los apóstoles y se convierte en apóstol.

La segunda consecuencia y debilidad es la fragmentación de la serie. Con el guion construido sobre María Magdalena, han dividido la serie en dos narraciones: María Magdalena y Jesús con los apóstoles. La de María Magdalena está exagerada y no se ajusta a la historia real; la de Jesús es más atractiva por ser más precisa y ajustada a los hechos históricos. Por eso, el espectador se siente más atraído a seguir la historia de Jesús y dejar a un lado la de la protagonista. Esta división de la narración perjudica la serie en su conjunto.

María Magdalena

La tercera debilidad es la cantidad de episodios. 60 episodios de una hora no motivan al espectador a culminar la serie. Si se toma en cuenta lo mencionado anteriormente y la extrema dedicación a las subtramas de personajes secundarios (que nada aportan a la historia principal), el visionado de María Magdalena termina por ser tan monótona como un poco pesada.

La cuarta, quinta y sexta debilidad radican en el aspecto técnico: la música, los efectos visuales y el montaje. La música siempre es la misma y puede encontrarse con facilidad en otras telenovelas mexicanas. No hubo planificación en este aspecto. La música también cuenta la historia y es imprescindible si se toma con seriedad la realización de proyectos audiovisuales.

En cuanto a los efectos visuales, son usados para realzar eventos importantes como sueños o milagros, para subrayar lo extraordinario sobre la realidad. Pero estos son toscos y artificiales. El espectador los distingue y puede reírse de ellos. Los que destacan más por su ineficiencia son el sueño de Juan Bautista y la caminata de Jesús sobre el lago. Es posible que la falta de presupuesto o inexperiencia pasara factura en este punto; pero si se va a usar, es mejor invertir con buenos profesionales.

El montaje tiene que ver con el formato telenovela. Las escenas no se muestran completas sino son cortadas y alternadas con otras que también son interrumpidas. En las telenovelas, se utiliza esta interrupción para mantener en suspenso al espectador ante el clímax de la escena. Pero en este caso, más que suspender el clímax, se detiene el posible interés del espectador. Esto ocurre a lo largo de los 60 episodios de María Magdalena.

María Fernanda Yepes

Conclusión de ‘María Magdalena’

Aunque tiene buenas intenciones, la serie María Magdalena naufraga en su conjunto. Si se elimina la parte de María Magdalena y las subtramas de Herodes y familia, para dejar solo la de Jesús con los apóstoles; hoy la serie sería la más vista tanto en México como en Netflix. Sería un éxito. Quizás exista la posibilidad de esta edición en un futuro próximo. Pero para quien disfruta de las telenovelas, María Magdalena puede ser una buena opción en estos tiempos de nuevos confinamientos.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí