Creación Guiones

Hoy traemos a Cinemagavia a nada más ni nada menos, que al director británico nominado a un Oscar, Paul Morrison. El director nos viene a presentar su nueva película llamada 23 paseos; película de la que tenéis crítica, AQUÍ. Solo decir, que ha sido un auténtico lujo, poder tener esta charla tan amistosa e interesante con Paul Morrison. Recordar que 23 paseos, está ya en cines desde el pasado 15 de enero, por lo que os animo a todos los lectores a verla.

Entrevista a Paul Morrison

Paul Morrison
Foto de Paul Morrison (Caramel Films)

Daniel Jiménez/Cinemagavia: En esta película, vemos como dos personas de cierta edad, acaban enamorándose la una de la otra. Me gustaría preguntarte, si ves alguna diferencia notoria, en estar enamorado a los veinte, con estar enamorado a los setenta.

Creación Guiones

Paul Morrison: No creo que haya mucha diferencia, al final ese sentir por la otra persona sigue siendo igual, independientemente de la edad en la que te encuentres. Puede que la forma en que lo experimentes sea distinta; es decir, una persona más mayor, tiene más bagaje y experiencia en el ámbito sentimental.

Al tener más experiencia, uno se protege o siente mayor miedo, a la hora de mantener una relación de pareja; ya que ha vivido el desengaño y la parte no tan buena del amor, por lo que le cuesta más tener esa confianza con la otra persona.  Aun así y siéndote totalmente sincero, yo sentía el mismo miedo en mi juventud, en lo que se refiere al plano amoroso; por lo que igual, sigue siendo lo mismo para muchos (risas).

23 paseos
Foto de "23 paseos" (Caramel Films)

La felicidad

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Algo que me fascinó viendo la película, es aquella escena en la que personaje de Alison Steadman rompe a llorar; ya que siente, que gran parte de sus últimos años, los ha vivido constantemente pensando en que no merecía ser feliz. Es un aspecto del personaje que me parece muy interesante,  y que se ve reflejado de cierta manera a lo largo del film. ¿Era algo con lo que quería trabajar conscientemente, a la hora de confeccionar el guion de la película?

Paul Morrison: Sí, aunque aquí hay que resaltar dos cosas importantes, en relación con la escena que mencionas. El personaje de Fern, siente por un lado que no es merecedora de esa felicidad, por un trágico suceso familiar del que se culpabiliza a sí misma.

Por otro lado, es lo que tú comentas, en relación con la etapa vital en la que se encuentra.  Parece que cuando alguien cumple cierta edad, ya no tiene esa capacidad de sentir esa pasión dentro de una relación; cosa con la que no estoy de acuerdo en absoluto. Creo que la gente mayor, también tiene el derecho de seguir experimentándolo, porque no hay nada que les impida no hacerlo.

Creo que ese sentimiento también viene, de cómo una persona se ve a sí misma. Algo que puede ser motivo de gran sufrimiento para esa persona, pero yo quería decir precisamente con esta película, que la vejez puede seguir ofreciéndote un sinfín de experiencias maravillosas.

Paul Morrison
Foto de Paul Morrison (Caramel Films)

La importancia de las localizaciones y los animales

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Las localizaciones en las que llegaron a rodar, juegan un papel a mi parecer muy importante en esta película; me refiero a los entornos naturales y los animales que llegamos a ver en la película. ¿No es cierto? 

Paul Morrison: Totalmente, porque la película al final muestra una historia de amor, que va floreciendo en los paseos que dan los personajes; paseos, en los que uno se ve imbuido de toda la naturaleza que tiene a su alrededor. También al tener la responsabilidad de cuidar a sus respectivas mascotas, les obligan de una forma u otra a salir, independientemente de si haga sol, llueva o haga nieve.

Por lo que esa relación con el propio paraje que tienen los personajes, es en cierta manera algo en lo que quería hacer especial hincapié; puede ser capturar cierta intensidad de luz en un encuadre o del modo contrario capturar con la cámara un momento de lluvia intensa, con la mayor naturalidad posible.

Del mismo modo, quería rodar en lugares donde solía ir a pasear con mi perro. Lo que hace de ese lugar que se llega a ver en la película, un lugar muy especial en términos personales.

23 paseos
Foto de "23 paseos" (Caramel Films)

El trasfondo de la película

Daniel Jiménez/Cinemagavia: La película es hermosamente desoladora por momentos (puede que como la vida misma), aunque deja un halo de esperanza de cara al futuro, entre los dos protagonistas. ¿Es usted una persona optimista o pesimista?

Paul Morrison: Soy sin duda, una persona pesimista (risas). No obstante, siempre mantengo cierta esperanza en mí día a día. Lo suficiente, como para encarar mi día a día, con la motivación de que las cosas simplemente irán bien.

Daniel Jiménez/Cinemagavia: ¿Llegó a inspirarse en alguien en específico, a la hora de crear o construir estos dos personajes? 

Paul Morrison: La verdad es que no, aunque obviamente uno se ve inspirado por sus propias vivencias. Hay ciertos detalles del film, que son bastante similares a situaciones que yo viví en la vida real. Suelo dar caminatas cerca de donde vivo y conocí a una mujer con la que acabe teniendo una amistad; no una historia de amor, como ocurre en la película, mi mujer no hubiera estado muy contenta con ello (risas).

Acabamos siendo amigos, porque ella hablaba español (cosa que ocurre entre los dos protagonistas); a lo que yo le pedí, que me enseñara un poco. Entonces entendí, como puedes llegar a conectar con una persona, a través de algo tan sencillo como que te enseñe español.

Paul Morrison
Foto de "23 paseos" (Caramel Films)

La relación de Paul Morrison con España

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Le iba a preguntar precisamente por ello, ya que es un detalle de la película que me ha hecho sonreír de lo enternecedor que llega a resultar. Sé que le encanta la cultura española y que es muy entusiasta de ciertos artistas españoles, como es el caso de Federico García Lorca. ¿Cuál es su relación o cómo definiría su relación con España?

Paul Morrison: Que te puedo decir, me encanta España. Me da pena no poder estar manteniendo esta conversación en persona y poder disfrutar por unos días de tu maravilloso país. Respondiendo a tu pregunta, supongo que hay algo de la cultura española que me produce tremenda fascinación.

Puede que sea una mezcla de pasión y talento absoluto, que ha habido en ciertos artistas españoles, como es el caso de Lorca. No solo es él, hay muchísimos más que me parecen increíbles, como Dalí o el propio Goya. A nivel más personal, suelo ir todos los veranos a España con mi familia; este año no ha podido ser por razones obvias, pero normalmente solemos viajar a España y nos encanta.

23 paseos
Foto de "23 paseos" (Caramel Films)

La carrera de Paul Morrison como director

Daniel Jiménez/Cinemagavia: Antes le he preguntado por si existe alguna diferencia en estar enamorado a los veinte que a los setenta. En esta ocasión, me gustaría preguntarle por el principal aspecto de su carrera que cree usted que ha cambiado, de cuando empezó como cineasta hasta el momento actual.

Paul Morrison: No sé en realidad, si ha sido un cambio respecto a mí o respecto a mi trabajo. Cuando uno se hace mayor, empiezas a tomar las cosas más calmadamente; lo que en cierto modo, te permite ver las cosas con otra perspectiva. Empiezas a fijarte en los pequeños detalles de la vida,  y dejas de preocuparte cada vez menos en las cosas triviales que hay en ella. Puede que ese haya sido un cambio en mi fuero interno, que también se ha visto plasmado en mi trabajo como director.

Paul Morrison
Foto de "23 paseos" (Caramel Films)

El confinamiento

Daniel Jiménez/Cinemagavia: En este instante en el que estamos teniendo esta entrevista, Reino Unido esta confinada a causa de la pandemia del COVID-19. Para finalizar, me gustaría saber cómo ha sobrellevado estos meses de pandemia a nivel personal, y  también como creador audiovisual que es.

Paul Morrison: Obviamente ha sido duro y echo de menos el contacto con la gente, el poder estar con amigos y allegados. Probablemente lo más difícil haya sido no poder haber estado hasta la fecha, con mis hijos en persona. No obstante, en las primeras semanas de confinamiento, allá por principios de 2020, sentías un absoluto silencio en las calles, que llegaba a ser agradable sino fuera por el terrible motivo al que se debía.

Las calles estaban completamente vacías, no había coches yendo de un lado a otro y era un silencio que llegué a imaginarme muchas veces, como sería; ya que normalmente uno está  acostumbrado a la vida bulliciosa de hoy en día. También he sido capaz de sentarme a escribir, al no tener que estar rodando o por cuestiones de trabajo; dicho esto, tampoco veo más cosas positivas, a esta situación tan terrible.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí