Dentro de la Sección Oficial de Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF) de este año se ha podido visionar en su premier española la película Memory Box, la nueva obra de Joana Hadjithomas y Khalil Joreige. Este tándem no es primerizo en este festival ya que en 2012 ya presentaron The Lebanese Rocket Society.

La historia surge de la correspondencia real de Joana con una amiga suya, emigrante libanesa en Francia. El aliciente de la verosimilitud nos sumerge de lleno en una adolescencia truncada por la guerra civil libanesa, a través de un precioso mosaico de casetes y fotografías.



Memory Box

Crítica de 'Memory Box'

Ficha Técnica

Título: Memory Box
Título original: Memory Box

Reparto:
Manal Issa (Maia (joven))
Isabelle Zighondi
Rim Turkhi (Maia Sanders (adulto))
Jade Charbonneau
Patrick Chemali (Halim (adulto))
Reem Khoury
Paloma Vauthier (Alex Sanders)
Rabih Mroue (Raja (adulto))
Clémence Sabbagh (Téta)
Ghida Younes
Hassan Akil (Raja)
Rita Bado (Michelle (adulta))
Rea Gemayel

Año: 2021
Duración: 102 min.
País: Francia
Director: Joana Hadjithomas, Khalil Joreige
Guion: Joana Hadjithomas, Khalil Joreige, Gaëlle Macé
Fotografía: Josée Deshaies
Música: Charbel Haber, Radwan Moumneh
Género: Drama
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Memory Box'

Sinopsis

La vida de Alex, hija y nieta de emigrantes libanesas, da un vuelco cuando reciben en su domicilio en Canadá una caja de misteriosos recuerdos que le abre la puerta a una etapa desconocida del pasado de su madre. Reconocidos orfebres de la memoria audiovisual, Joana Hadjithomas y Khalil Joreige nos regalan su película más emotiva, accesible y pop, una rememoración de la guerra civil libanesa a través de los recuerdos personales de una adolescente. Los directores insuflan vida animada a los relatos íntimos en forma de diarios ilustrados, cartas y collages de fotos de una joven de los ochenta, con un estilo creativo que conecta con las expresiones más inquietas de comunicación digital. (Festival de Sevilla 2021)



La guerra es atemporal

En términos narrativos, Memory Box trata temas muy universales. El amor y la familia aglutinan este relato sobre cómo una chica conoce la verdad oculta de su madre. Como esta fue una adolescente rebelde cuyo único pecado fue creer que merecía ser feliz entre los bombardeos en Beirut.

La guerra funciona a su vez como hilo conductor. Gran parte de la historia es un flashback sobre como una familia y un país se hicieron pedazos, por culpa de este mal. Un mal que azota a la humanidad desde los primeros compases de la civilización.

El sinsentido del conflicto libanés se plasma como los personajes se derrumban poco a poco junto con sus ideales, y la única esperanza se encuentra rumbo al ancho mar. Al estar basada en una historia real, el componente emotivo aumenta con creces y se forma una historia redonda, muy actual con los problemas existentes a día de hoy en Oriente Medio.

Memory Box
© Haut et Court - Abbout Productions - Micro_Scope

Mosaico visual

Durante toda la cinta y sobre todo en la primera mitad lo mas llama la atención es su montaje y su puesta en escena. Pudiendo optar por realizar una lectura dramatizada de las cartas encontradas, los realizadores deciden dar un giro de tuerca.

Con el fin de hacer destacar una historia relativamente simple se emplean multitud de elementos que aumentan el atractivo para el publico de lo narrado. Esta claro que no es lo mismo leer una historia que visualizarla a través de cartas y fotos y escuchar los hechos sucedidos en boca de la propia protagonista.

Los casetes suponen el acercamiento intimo a la historia de Maia en Líbano, mientras que las fotografías usadas y la manera de mostrarla llegan a enganchar al espectador desde su lado racional. Aquella parte analítica que busca belleza en la estética sobre el mensaje.

Memory Box
© Haut et Court - Abbout Productions - Micro_Scope

Conclusión de 'Memory Box'

Joana Hadjithomas y Khalil Joreigede muestran que a día de hoy, hay mil y una maneras de contar una historia antes escuchada. Para conseguir la empatía del público hay que de la originalidad y frescura con la que la presentes, a fin y al cabo, tu propia visón de un hecho desconocido por muchos, que merece la pena que se sepa.

Desconozco la difusión que podrá tener Memory Box dentro del territorio español, pero me he sentido agradecido por poder disfrutarla en esta edición del SEFF. Estoy seguro que los espectadores saldrán conmovidos y obtendrán aquello que esperaron ver. O quizás abra su propio baúl de recuerdos hacia algo más, algo que olvidaron hace mucho.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí